CONVENIO HOSTELERÍA

Las Kellys rechazan el preacuerdo de UGT que renuncia a la prohibición de las externalizaciones

Tras el anuncio de un preacuerdo entre UGT y la patronal en la negociación del convenio de hostelería de Catalunya, Las Kellys lo rechazan en una rueda de prensa en el Parlament por legitimar la cesión ilegal de trabajadores.

Lunes 31 de julio | 11:31

Foto: ID.es

El pasado viernes la Federación de Hostelería de UGT anunció que se había llegado a un principio de acuerdo en la negociación del convenio del sector en Catalunya. Según su comunicado, el que es el sindicato mayoritario en la mesa negociadora -con 8 delegados frente a 7 de CCOO- anunció que este preacuerdo incluiría subidas salariales de entre el 1,8% y el 1,9% para los próximos tres años -es decir por debajo del IPC previsto- y, como medida destacada, una regulación de las externalizaciones, una de las fórmulas privilegiadas que viene usando la patronal en los últimos años para aumentar la precariedad y abaratar brutalmente salarios y condiciones.

De esta forma UGT confirmaba su aceptación de estas prácticas, se conformaba con su regulación y algunos aspectos para atenuar la sobreexplotación que suponen de dudosa efectividad. Por su parte CCOO no rechazó el acuerdo, sino que se limitó a anunciar que esperaría a que estuviera plasmado por escrito.

A quienes el preacuerdo no convence en absoluto es al colectivo de las camareras de piso de los hoteles, uno de los más afectados por las externalizaciones. La asociación Las Kellys de Barcelona ha realizado este lunes una rueda de prensa en el Parlament de Catalunya para mostrar su rechazo al preacuerdo y exigir a CCOO y UGT que rectifiquen en su decisión de abandonar definitivamente la principal reivindicación de estas trabajadoras: que se incluya una clausula en el nuevo convenio que prohiba explícitamente la externalización de las actividades esenciales en el sector.

Su portavoz, Vania Arana, camarera de piso del Hotel Hilton Diagonal Mar de Barcelona, ha denunciado como “las empresas del sector de hostelería vienen aplicando externalizaciones sobre su propia actividad, es decir, sobre la actividad a la que se dedican; estas externalizaciones atropellan normativas laborales y valores propios del ámbito de los derechos humanos”. Como consecuencia de ello ha señalado que “los sueldos han pasado de 1200 euros al mes a 700 e incluso menos, llegamos a cobrar una media de 2 euros por habitación y cobrando tan poco el volumen de trabajo se ha disparado para poder llegar a fin de mes. Si antes se hacían 15 habitaciones al día, ahora las habitaciones pueden pasar de 30. Nuestra salud se resiente y el número de camareras lesionadas y con cuadros de estrés, ansiedad y depresión aumenta considerablemente”.

Según Las Kellys esta situación constituye una cesión ilegal de trabajadores. Arana explicaba como “si externalizas la plantilla que realiza funciones principales y propias de tu objetivo de negocio, vas a tener que continuar estableciendo los protocolos, dirigiendo su actividad, sus horarios, etc. Ello es una ilegalidad recogida en el Artículo 43 del Estatuto de los Trabajadores, y un delito tipificado en el Código Penal”.

Una de las consecuencias de estas externalizaciones es que las trabajadoras quedan completamente desprotegidas ante los abusos patronales. Arana ha denunciado como “la plantilla de las camareras de piso ha desaparecido formalmente de gran parte de los establecimientos, convirtiéndonos en una entra y sale de los hoteles, sin representación colectiva en los hoteles, quedando a expensas del hotelero”. Esta es una de las razones de peso que les lleva a rechazar la regularización por la que apuesta la patronal y ahora también los representantes de CCOO y UGT.

Esta última central ha presentado como un gran avance que en el convenio se pudiera recoger la obligatoriedad de su aplicación en todos los servicios externalizados. Sin embargo el mismo caso del Hotel Diagonal Mar demuestra como esto se convierte en papel mojado por quedar excluidas las trabajadoras externalizadas de toda representatividad en el Comité de Empresa. En dicho hotel ya se aplica el convenio de hostelería, pero la patronal solo ofrece contratos de media jornada con carga de trabajo y jornadas reales de 8 y 10 horas, por lo que ha sido denunciada por la misma asociación Las Kellys.

En los últimos meses Las Kellys vienen desarrollado una campaña de movilizaciones para exigir a CCOO y UGT que pongan encima de la mesa negociadora la prohibición de las externalizaciones y que activen un plan de asambleas y lucha en el sector para poder conseguir esta y otras muchas reivindicaciones pendientes.

En la rueda de prensa han explicado como “CCOO y UGT nos han manifestado que entienden la problemática, pero a pesar de ello no defienden la abolaición de estas prácticas empresariales fraudulentas” y les han exigido que “que rectifiquen su postura: queremos pertenecer a la plantilla del hotel. Sabemos que se puede impedir la cesión ilegal en los hoteles, es cuestión de voluntad por alcanzar un acuerdo para el Convenio de Hostelería donde se impida la externalización de la actividad propia. A ustedes, CCOO y UGT, les ha sido encomendada la labor de firmar un acuerdo que no sólo afecta a sus afiliados, afecta a medio millón de trabajadores de la hostelería de Catalunya, tienen la responsabilidad de defender mediante el presente acuerdo los intereses de todos los trabajadores de hostelería y turismo. ¡Háganlo!”.

También han querido dirigirse a sus afiliados para pedirles la solidaridad: “digan no a la externalización de la actividad propia, digan no a la cesión ilegal. Hoy somos Las Kellys, mañana podrían ser los recepcionistas, los cocineros... cualquiera podría ser externalizado en hostelería si no peleamos por esta causa ahora”.

Por último, se han dirigido también a los grupos políticos. En la rueda de prensa estaban presentes los diputados Albano Dante de Podem y Gabriela Serra de la CUP-AE, que han manifestado su apoyo a las reivindicaciones de Las Kellys y su rechazo al preacuerdo alcanzado por UGT y la patronal. Arana ha explicado como desde su asociación quieren “arrancar un compromiso de todos los políticos presentes y del poder legislativo en su sentido más amplio: hay una propuesta legislativa que hemos llevado al Congreso de los Diputados, la Ley Kelly, y que hoy aquí desde el Parlament defendemos nuevamente: impidan la externalización de la actividad propia a través del Artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores. Impulsen también una campaña de Inspección de Trabajo dirigida a perseguir la cesión ilegal en los hoteles”.

Video Completo de la rueda de prensa






Temas relacionados

Hostelería   /   Las Kellys   /   #ValemosMasQueEsto   /   Campaña Precariedad Laboral   /   Precariedad laboral   /   CUP    /   CCOO   /   UGT   /   Podemos   /   Barcelona   /   Pan y Rosas   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO