Mundo Obrero

ACTUALIDAD

Larreta sigue con la reapertura: habilitó la construcción y el servicio doméstico

El Gobierno porteño con el aval del Gobierno nacional, continúa con la política de apertura económica y comercial. Autorizó las actividades de construcción privada y el servicio doméstico en pandemia, a través de las decisiones administrativas publicadas este jueves en el Boletín Oficial

Claudia Savo

@ClaudiaUrquia1

Jueves 15 de octubre | 16:39

El Gobierno nacional autorizó las actividades de la construcción privada y el trabajo del personal de casas particulares que tengan un solo empleador en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y las exceptuó del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO).

Esta medida se implementó a través de las Decisiones Administrativas 1863/2020 para la actividad de construcción privada y 1864/2020 para la actividad de empleadas domésticas, publicadas hoy en el Boletín Oficial, con la firma del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Las dos actividades deberán realizarse conforme a los protocolos establecidos.

Una de las condiciones es que las y los titulares o responsables de los lugares donde se efectúen las tareas autorizadas deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado. Si bien, al principio de la cuarentena, los trabajos mencionados, entre otros, habían mermado, en el corto plazo las y los trabajadores debieron realizar changas y continuar trabajando en las casas particulares, en el caso del servicio doméstico, ya que sin trabajo no hay ingresos.

Ahí se profundizaron las problemáticas de las y los trabajadores en general, ya que debían seguir trabajando, sin que nadie les garantice las condiciones de higiene, seguridad y traslado. Si en aquel momento no se veló por la salud de ellas y ellos, ahora se preguntan por qué sería distinto a partir de esta medida.

Te puede interesar: Reabren los shoppings en la Ciudad de Buenos Aires

Refiriéndose a los empleados y empleadas de la construcción, entre las medidas dispuestas en el protocolo, se indica la necesidad de minimizar el uso del celular, y en caso de utilizarlo proceder luego a su desinfección. También se puntualiza que el horario para esos trabajos deberá cumplirse entre las 10 y 17 horas. Asimismo, las personas consideradas en grupos de riesgo según la autoridad nacional, como mayores de 60, personas inmunodeprimidas, población con Certificado Único de Discapacidad y con insuficiencia renal crónica, entre otras patologías, no están alcanzadas por la autorización.

Con respecto a las personas consideradas en grupos de riesgo que se encuentran trabajando al día de hoy como, por ejemplo, las y los enfermeros, profesionales de la salud que se encuentran en la primera línea, después de varios pedidos de licencias, el GCBA, continúa negándolas arbitrariamente. La diferencia con la nueva habilitación radica en que, al personal de salud, Larreta debería otorgarles la licencia solicitada con el pago del 100% de los salarios, en cambio, al grupo de riesgo de las dos actividades que se terminan de habilitar, directamente las y los trabajadores no se encuentran autorizados para realizar la tarea, por lo tanto, no se les pagaría absolutamente nada, teniendo que seguir con las changas y sin ningún tipo de seguridad reglamentada frente al covid-19.

Además, se deberá garantizar la organización de turnos y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio. Por otra parte, los y las titulares o responsables de los lugares donde se efectúen las tareas autorizadas deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras y trabajadores, y que estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte.

Te puede interesar: Daer y Yasky firmaron un vergonzoso aumento del salario mínimo

Al principio de la cuarentena, se había establecido que el traslado del personal esencial se realizaría con el transporte público. En cambio para los trabajadores no esenciales debía estar a cargo de las y los empleadores, condición que no se cumplió, dejándolos totalmente desprotegidos. Una vez más se priorizaron las ganancias de grandes grupos económicos y no la salud de las y los trabajadores.

Con respecto a los y las empleadas domésticas, el protocolo para esta actividad, establece que, si los y las trabajadoras tienen que salir durante su horario laboral, a realizar compras, pasear mascotas, etc., deberán tomar los mismos recaudos para mantener la higiene cuando ingresen al domicilio nuevamente como, por ejemplo, el uso de tapabocas, distanciamiento social, entre otros. En caso de recibir compras a domicilio deberán desinfectar los paquetes rociándolos abundantemente y en toda su superficie con una solución de alcohol /agua 30/70%.

Pareciera un protocolo para el cuidado de las y los patrones, ya que lo establecido en el mismo, es lo que hacen todas las familias para no contraer el virus, o al menos tratan, ya que, en las villas, donde viven hacinados, sin agua potable, sin agua, Larreta todavía no presentó ningún plan como solución de fondo a estas necesidades que se arrastran desde hace muchísimos años. Mucho menos pensar en la urbanización de las mismas o construcciones de casas para quienes no tienen un techo dónde vivir.

Te puede interesar: Abogado del CELS: "En el Indoamericano hubo represión y no hubo respuesta habitacional"

Ambas Decisiones Administrativas del Gobierno de Larreta fueron firmadas por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y del Ministro de Salud de Nación, Ginés González García







Temas relacionados

Ginés González García   /    Santiago Cafiero   /    Trabajo doméstico   /    Trabajadoras domésticas   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Construcción   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO