Política

POLITICA

La visita de Alberto Fernández a Milagro Sala abrió una grieta en el massismo

La diputada dijo no compartir “la idea de ir a criticar a la Justicia”, en referencia a la visita de Fernández a Jujuy, quien había señalado “una clara animosidad” por parte del Gobierno provincial.

Martes 3 de enero | Edición del día

La detención ilegal de Milagro Sala y su condena a tres años de prisión en suspenso en una de las causas se ha convertido en un verdadero escándalo orquestado por el Gobierno jujeño. El montaje del radical Morales y el massista Haquim junto al Poder Judicial de la provincia llegó hasta el punto de incluir el falso testimonio del principal testigo de la querella: un empleado municipal de la administración actual.

Sin embargo, esta enorme farsa judicial que tiene como objetivo legitimar el accionar represivo del Gobierno provincial, no está exenta de numerosas contradicciones producto del costo político que implica. Días atrás, una importante solicitada reunió el reclamo de un amplio abanico de dirigentes políticos, de derechos humanos, intelectuales y artistas, al punto tal de ser encabezada por el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá. Anteriormente, hasta la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA habían cuestionado la detención y reclamado la inmediata liberación de la dirigente social.

Pese a esto, el Gobierno jujeño de Morales-Haquim se mantuvo con su línea dura y esto produjo algunos ruidos dentro de Cambiemos, como reconoció el periodista Morales Solá desde su columna en el diario La Nación.

En los últimos días, la detención generó una nueva “grieta” pero esta vez en uno de los espacios políticos que ha funcionado como aliado fundamental del Gobierno nacional, como lo es el Frente Renovador. Uno de los dirigentes de ese espacio como Alberto Fernández viajó hacia Jujuy y aseguró que “está injustamente detenida”. “En la Argentina hay algunos vicios de arbitrariedad que no debemos dejar que avancen. A Milagro Sala la vi una sola en mi vida. No comparto su ideología política y he cuestionado muchas veces sus métodos, pero también sé que no tiene por qué estar presa". Para concluir, aseguró que existe “una clara animosidad del gobierno de Jujuy que tiende a someterla”.

La opinión del exjefe de Gabinete no tardó en generar repercusiones y fue Graciela Camaño, la jefa del bloque de Diputados del Frente Renovador, la que salió a contestarle y a respaldar al gobierno jujeño. "Fue una cuestión que hizo a título personal”, aseguró la diputada. “Formamos parte del gobierno de Jujuy, el vicegobernador [Carlos Haquim] forma parte de nuestro espacio, integra la mesa de conducción federal de nuestra fuerza. Tenemos una cantidad interesante de diputados provinciales e intendentes en Jujuy". Finalmente concluyó: "No comparto la idea de ir a criticar la justicia porque para poder hacerlo uno tiene que tomar cabal conocimiento de las causas".

La respuesta de Camaño reafirma sus anteriores declaraciones, cuando había asegurado que Milagro Sala “no debería ser liberada”, y abre una polémica en el espacio que dirige Sergio Massa. Hace tan sólo un mes atrás había sido el tigrense quien había respaldado el proceso judicial al afirmar que "desde el día que los ciudadanos de esa provincia se sacaron de encima a Sala en esa provincia se respira libertad".

Así el año comienza con un problema para el Frente Renovador y con expresiones de rechazo cada vez más diversas a esta detención ilegal.

Te puede interesar: Myriam Bregman: "El fallo contra Milagro Sala es vergonzoso"








Temas relacionados

Carlos Haquim   /    Milagro Sala   /    Alberto Fernández   /    Gerardo Morales   /    Frente Renovador   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO