Mundo Obrero

ZONA SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

La verdad detrás de los despidos en Siam: ¿una estafa al Estado?

La empresa, cuyo mayor accionista es el multimillonario Rubén Cherñajovsky, en los últimos meses despidió a más de 165 trabajadores, militarizó la planta y consiguió una orden para desalojar con represión el acampe pacífico de los despedidos. Mientras tanto, incumple la conciliación obligatoria y los compromisos asumidos ante la ley provincial.

Lunes 3 de diciembre de 2018 | 00:00

La empresa Pilisar S.A. perteneciente al Grupo NewSan, cuyo principal accionista es el conocido y multimillonario Rubén Cherñajovsky, que fabrica hoy las heladeras Siam, despidió a más de 165 trabajadores en los últimos meses incluyendo a los delegados, militarizó la fábrica y consiguió la orden para desalojar, con una lluvia de gases y balas de goma, el acampe de los despedidos en la medianoche del viernes. Algún favor le deberá ahora al cuestionado juez Carzoglio que ordenó el desalojo. Todo mientras incumple la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y no solicitó el proceso preventivo de crisis. Detrás de esta historia hay una gran estafa al Estado de la Provincia de Buenos Aires para quedarse con el predio y las instalaciones de una fábrica declarada de utilidad pública, para sus negocios importadores.

Una ley provincial de 2012 le otorgó Siam a Pilisar S.A.

La Ley N°13337 del 04 de Mayo de 2005, declaraba de “Utilidad Pública y Sujeto a Expropiación Inmuebles Ubicados en la Localidad de Piñeiro, Partido de Avellaneda, para Adjudicar a la Cooperativa de Trabajo Industrial Argentina Metalúrgica”. De esta forma, quebrada Aurora Grundig, el Estado Provincial cedía el predio, maquinaria y marca a la cooperativa organizada en 1997 por los exempleados de Aurora (ex Siam).

En su artículo 1° dicha ley dictaba: “Asimismo declárense de utilidad pública y sujetos a expropiación las maquinarias e instalaciones que se encuentran dentro de los inmuebles identificados y de conformidad al inventario que se adjunta a la presente, como así también la marca Siam”.

Tras la quiebra de la cooperativa, el 20 de diciembre de 2012 se dictó la ley N°140504 de expropiación sobre la fábrica Siam a favor de un grupo empresarial privado, modificando la ley Provincial Nº 13.337, otorgándole la adjudicación a Pilisar S.A.

En sus fundamentos consta en forma explícita que: “Nuestra Constitución adopta la fórmula de la ’utilidad pública’ sin ninguna clase de restricciones en cuanto al objeto expropiable. La utilidad pública se constituye así en una formula elástica, que permite la expropiación de la propiedad para satisfacer las diversas exigencias del interés colectivo. No existe, pues, un concepto de utilidad pública inmutable, rígido e inflexible.

En este sentido, la propuesta aquí planteada se encontraría dirigida a reactivar el aparato productivo, reducir la desocupación y mitigar el flagelo de la consecuente exclusión social, protegiendo asimismo a la cooperativa y sus trabajadores.

Además, a los fines de cumplimentar la finalidad prevista por la ley, existía un compromiso de Pilisar S.A. como consta en los fundamentos de la misma: “El proyecto impulsado por la empresa PILlSAR S.A. prevé la apertura de SIAM en el 2013 para la fabricación de heladeras de última tecnología, de lavarropas automáticos y, sucesivamente, de lavavajillas y pequeños electrodomésticos (2014-2015). Las mejoras que deben efectuarse a las instalaciones llevarán una inversión aproximada de U$D 10.000.000 y el de maquinarias e instalaciones de U$D 19.348.000, ascendiendo a una inversión total de U$D 29.348.000. En el período señalado (2013-2015) se generarán inicialmente 350 puestos de trabajo, ascendiendo en tres años a 600.

NewSan y Pilisar S.A. incumplen los compromisos dictados por la ley

El artículo 4° de la ley 14504 dicta que El incumplimiento de cualquiera de las obligaciones impuestas a la empresa Pilisar SA ocasionará la revocatoria de la transferencia y la reversión del dominio a favor del Estado Provincial, sin derecho a devolución de las sumas que se hubieran efectivizado, ni reconocimiento de compensaciones, y/o indemnizaciones de ninguna naturaleza”.

Pilisar S.A. no solo incumplió el compromiso asumido de emplear a 600 trabajadores sino que redujo su plantel despidiendo en forma directa y a través de despidos encubiertos de retiros voluntarios en los últimos meses a más de 160 trabajadores siendo que hoy quedan tan solo 60 empleados. Además de la nómina original de 196 trabajadores de la cooperativa a la que debía garantizarle las fuentes laborales, hoy quedan unos 40. Una verdadera estafa.

Como muestran los balances comerciales del Grupo NewSan, cuyo principal accionista es Rubén Cherñajovsky, no le va mal en los negocios. Por el contrario: con la diversificación de su producción con el monopolio de los electrodomésticos, el negocio de las importaciones de electrónicos, la exportación de camarones y ahora la inauguración de su planta de producción de energía eólica en Campana, viene haciendo jugosas ganancias transformándose en uno de los grupos económicos más importantes de Argentina.

Como declara en una reciente nota al diario Clarín es un empresario que ha aprovechado los negocios con el gobierno de turno. Una metáfora futbolera cierra la nota: “Yo era hincha de Boca -recuerda- hasta 1992. Desde ese año, Sanyo (una marca del grupo) fue sponsor de la camiseta de River y en esos años, el club ganó todo. Yo me decía: ‘No puedo hinchar por Boca con Sanyo en la camiseta de River’. Entonces me hice de River. ¿Se da cuenta? Hasta en eso soy empresario”.







Temas relacionados

Rubén Cherñajosky   /    Siam   /    Avellaneda   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO