Sociedad

INTOLERANCIA RACISTA

La venganza del maíz: ¡Los Ángeles defiende a sus trabajadores eloteros!

Cientos de personas asisten a la marcha en Los Ángeles en solidaridad con el elotero Benjamín Ramírez.

Julia Wallace

Los Angeles | @julia_furia

Domingo 30 de julio | 07:16

1 / 1

El lunes 24 de julio, el vendedor ambulante Benjamín Ramírez estaba en una tranquila esquina de Los Ángeles vendiendo elotes, una deliciosa y popular comida callejera. La gente literalmente hacía fila para comprar la mazorca de maíz con chile en polvo, queso y mayonesa, preparado al momento. Para muchos de los eloteros, quienes a menudo son inmigrantes de América Latina, el acoso de la policía y, más recientemente, los ataques de personas racistas son un incidente cotidiano.

Aquel día, Benjamín Ramírez fue atacado y su carrito de elotes derribado por un racista, Carlos Hakas. Éste había estado acosando a Benjamín durante semanas, así que el vendedor decidió filmar el enfrentamiento. Muchos noticieros y artículos como este han cubierto el acontecimiento.

Left Voice está al lado de los inmigrantes de todos los países y condena totalmente las acciones de Carlos Hakas y de otros bravucones intolerantes como él. Trabajamos en conjunto con la red internacional de noticias La Izquierda Diario. La cual tiene una sección grande en Argentina así como en México.

Para nosotros, la clase obrera no tiene fronteras. Estamos al lado de la gente oprimida como Benjamín Ramírez y condenamos totalmente a los bravucones racistas como Carlos Hakas, quienes creen que pueden escabullirse con tales ataques. Mucha gente, incluyendo algunos inmigrantes, aprueban las creencias racistas y xenófobas, para sacar ventaja en la “jerarquía burocrática” o elevar su status alineándose con la supremacía blanca, en lugar de alzarse contra al racismo y en solidaridad con el pueblo oprimido.

Los socialistas y la clase obrera en Estados Unidos, Argentina, México y otros países, no tenemos nada en común con ellos. Entendemos que el racismo es un veneno para la clase obrera y nuestra perspectiva de unirnos contra nuestros verdaderos enemigos.

Este acontecimiento, a pesar de que ocurre sólo entre dos personas, es la experiencia diaria de los vendedores callejeros inmigrantes e inmigrantes obreros. Es representativo de la escalada en crímenes de odio contra la población negra, inmigrante, transgénero y musulmana. Está ligada indudablemente a la guerra abierta del gobierno contra las personas indocumentadas, con un número de arrestos que en 2017 ya supera en 37% al del año pasado.

Gente como Hakas, que se posicionan junto a la supremacía blanca y actúan como enemigos de la clase obrera no tienen nada en común con la combativa clase obrera de Argentina y el resto del mundo.

Debido a que Ramírez es un inmigrante mexicano, es de esperarse que Carlos Hakas pensara que podría salirse con la suya con este ataque. Estaba equivocado. Desde entonces, se han recolectado miles de dólares en apoyo del vendedor y varios cientos de personas acudieron a una manifestación el jueves 27 en Los Angeles para apoyar a todos los vendedores ambulantes y condenar el acoso de intolerantes y de la policía. Left Voice estuvo ahí junto a miles de otros defensores. ¡La intolerancia no será tolerada en Los Ángeles. Protegemos a nuestros eloteros!

Nuestra diversa plantilla editorial de trabajadores y activistas asiáticos, negros, mexicanos, argentinos; defendemos a los vendedores de comida y a la clase obrera y los inmigrantes contra las prácticas de acoso. No sólo estamos al lado de Ramírez, sino que esperamos probar sus “deliciosos elotes con más sabor” debido que se hacen con el amor de los vendedores y el apoyo de la clase obrera de Los Angeles.

Traducido por Gabriel Bagundo.






Temas relacionados

Los Angeles   /   suprematismo   /   Discriminación   /   Inmigrantes   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO