Economía

ECONOMÍA

La trampa del Buen Fin

Familias trabajadoras y de los sectores populares aún están pagando los productos adquiridos el años pasado. Como cada año, las empresas incrementan los precios para después fingir descuentos en productos.

Martes 14 de noviembre | 23:09

Pocas ofertas verdaderas y mucha publicidad advierten expertos sobre El Buen Fin que el año pasado facturó 89 mil millones de pesos, esto gracias a las expectativas creadas en los asalariados.

Angélica Osuna, encargada de una empresa de análisis de mercado, afirmó que 6 de cada 10 personas que compraron en El Buen Fin de 2016 no lo tenía planeado, adquiriendo una deuda que los seguirá por más de un año. Juan Carlos Jouve otro especialista declaró que “el 15 por ciento de los hogares todavía está pagando algún electrodoméstico o producto eléctrico y el 7 por ciento está pagando ropa a crédito del Buen Fin del año pasado”.

Ofertas fingidas

Para el profesor de la Universidad Iberoamericana Roberto Sánchez, está demostrado que semanas antes de El Buen Fin los comercios aumentan los precios de sus artículos para después crear una falsa imagen de descuentos y ofertas, “no hay una comprobación fehaciente de que el descuento que se está llevando a cabo sea un descuento que realmente abarate el producto”, opina.

La iniciativa que es apoyada por el gobierno federal mexicano que tiene el lema “el fin de semana más barato del año” es impulsado por miles de anuncios comerciales en radio y televisión, publicidad en marquesinas y espectaculares.

Los organizadores esperan superar los 100 mil millones de pesos en ventas, que representaría un incremento del 12 por ciento con respecto al 2016, pero esto puede deberse a la inflación del 6 por ciento advirtió el profesor de la Ibero.

El experto en finanzas de la Escuela Bancaria y Comercial Álvaro Vargas afirma, “si el consumidor tiene la oportunidad de esperarse un poco más a enero y febrero, ahí también le puede dar un buen resultado”.

Los especialistas advierten a los consumidores sobre planear sus compras, fijar un gasto máximo de acuerdo con la capacidad de pago, además tener en cuenta las tasas de interés de las deudas contraídas anteriormente y los gastos futuros. El comprar los precios en diferentes tiendas es más fácil haciendo uso del Internet.

Quejas

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en el 2016 recibió 552 quejas de clientes inconformes por las ofertas de El Buen Fin equivalentes a 1,3 millones de pesos, de esta cantidad 1,25 millones fueron reintegrados a los afectados. La mayor parte de las quejas fueron de los grandes almacenes departamentales y compañías de telecomunicaciones.

Del 17 al 20 de noviembre la Profeco desplegará un operativo de vigilancia con más de 1, 300 elementos para vigilar los centros comerciales, apoyados en 200 módulos de atención, para atender a los compradores que buscarán ofertas.

El Buen Fin es atractivo para un gran sector de la población que ante la imposibilidad de adquirir bienes duraderos como televisiones, refrigeradores o videojuegos en un pago único recurren al crédito y los meses sin intereses, pero ocultan los problemas de crédito vencido y la acumulación de deudas de los trabajadores, dejando ganancias solamente a los empresarios.






Temas relacionados

Consumo   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO