Mundo Obrero Uruguay

Mundo Obrero

La tarifa eléctrica es injusta

Así lo manifestaron los trabajadores de UTE en su propuesta de los últimos días para bajar el costo de la tarifa eléctrica para hogares.

Viernes 29 de diciembre de 2017 | 18:06

El sindicato de trabajadores de UTE (AUTE), hizo una propuesta de rebajar la tarifa eléctrica para los hogares en base a eliminar el impuesto IVA y además criticaron las políticas subsidiadoras que mantiene la empresa pública y el gobierno hacia las empresas privadas.

Una tarifa injusta

En declaraciones a medios locales y en el comunicado difundido en los últimos días los trabajadores manifestaron su inconformidad con el costo de la tarifa eléctrica para los hogares y se mostraron proclives a levantar un movimiento a favor de los usurarios: “La tarifa eléctrica es injusta; bajarla es posible”.

Hicieron referencia a las declaraciones de la Ministra de Industria y del presidente de UTE: “Ya [la titular del MIEM, Carolina] Cosse dijo que se deberían bajar las tarifas, y después salió [el presidente de UTE, Gonzalo] Casaravilla a decir que están las condiciones para hacerlo. Entonces nos preguntamos: ¿por qué no? Queremos generar un debate público y que sea de calidad”

Subsidio a los grandes capitales

Los trabajadores denunciaron el subsidio al capital privado y la asimetría con el peso que recae sobre lo que pagan los hogares: “un esfuerzo diez veces mayor para los trabajadores que para los patrones, y de 25 veces más cuando se consideran los hogares más pobres (…) se paga mucho para garantizar que los medianos y grandes consumidores de energía eléctrica paguen poco, y para que los generadores privados de energía se sigan enriqueciendo con el abusivo negocio del cambio de la matriz energética”

Y agregaron también su denuncia al mega negocio con los capitales privados inversores de generación eléctrica, en especial el negocio de la energía eólica: En definitiva, la tarifa residencial termina subsidiando a los grandes consumidores (…) gigantescas. Mientras que para cualquier otra inversión que se haga hay que pagar hasta el IVA del tornillo más chiquito que se compra, los contratos que tienen (los propietarios de parques eólicos) firmados con UTE tienen condiciones que son absolutamente favorables para ellos y desfavorables para el conjunto del pueblo que termina subsidiándolo. Los contratos tienen tres características principales: el compromiso de UTE de comprarle la energía independientemente si la necesita o no, son a 20 años y con un precio fijo en dólares"

Cabe agregar que esta política con la que el gobierno se embandera con el discurso de la “energía limpia”, en realidad como lo demuestran los trabajadores, no es más que un gran negociado para el enriquecimiento de capitalistas locales y extranjeros, como los Fernández ex dueños de FRIPUR y amigos del gobierno , que vaciaron la empresa y desviaron prestamos del Banco República hacia su gran negociado de energía eólica.

La respuesta de Vázquez

Posteriormente el presidente Vázquez, en declaraciones a un medio local, se refirió con cinismo al malestar en la población por próximo aumento de las tarifas públicas, aduciendo que en realidad ha habido una rebaja: "en realidad" está incluida en el marco de una "rebaja, no directa, pero sí indirecta".

"Si uno ve la curva de crecimiento de la inflación a lo largo de 10, 12 años del gobierno del Frente y la curva de crecimiento de la globalidad de las tarifas públicas, está por debajo el crecimiento de las tarifas públicas que lo que creció la inflación" y agrego con cinismo y en flagrante contradicción con lo que habían demostrado los trabajadores de UTE en su comunicado: "los sectores que más tienen tendrán un aumento para que aquellos que menos tienen no tengan ningún tipo de aumento".

Posteriormente también desautorizó las declaraciones del presidente de UTE favorable a la rebaja de la tarifa eléctrica: "el presidente de UTE es presidente de UTE y actúa en función de su cargo, pensando en lo que puede hacer la empresa, pero la empresa no es una isla en el contexto del país ni en el contexto económico (…) hubo reglas muy claras en cuanto a que las empresas públicas tenían que estar alineadas en su manejo económico financiero con las líneas políticas económicas del gobierno (…) Estas son las reglas de juego y a mí me gusta cumplir las reglas de juego".

Por una gestión obrera y popular

La política depredadora del bolsillo obrero con las tarifas públicas, es otra demostración más de a qué intereses responde su “gestión”, garantizando su afán recaudatorio y de subsidios y negociados para los grandes capitales.

Para derrotar esta polaca, además de las medidas impulsadas por AUTE de organizar un movimiento de usurarios y denunciar el trasfondo de intereses económicos a favor del gran capital que despliega el gobierno, se hace necesario luchar por una gestión obrera y popular de las empresas públicas, donde las decisiones respondan a los intereses del pueblo trabajador y no de los grandes capitales, donde haya una verdadera política del cuidado del medio ambiente y no un mega negociado para el lucro de algunos pocos.

A continuación difundimos el texto entero del comunicado de AUTE


La tarifa eléctrica es absolutamente injusta: los hogares siguen sosteniendo enormes beneficios al Capital Privado.

Una vez más sobre la mesa está planteado el debate de las tarifas públicas, un debate que está plagado de voces oportunistas, con grupos de poder intentando falsear la realidad, y donde el Ministerio de Economía sigue con su afán recaudador cargando sobre los precios de la energía eléctrica domiciliaria. A este debate los trabajadores de UTE hemos aportado propuestas concretas y fundamentadas para bajar la tarifa eléctrica de los hogares, propuestas que nunca fueron si quiera tomadas en cuenta por el Poder Ejecutivo.

El aumento del 3,2% en las tarifas de UTE es por debajo de la inflación, pero sigue siendo un aumento que se pudo haber evitado. El precio de la energía eléctrica incide enormemente en la vida de las familias Uruguayas, ya que en promedio les insume a los hogares destinar el 4% de sus ingresos totales para pagar la factura que llega todos los meses, a los hogares más pobres les exige destinar el 10% de los ingresos. No caben dudas de que ese insistente reclamo del pueblo Uruguayo de “bajar la luz” tiene razones absolutamente válidas y que deben de una vez por todas ser atendidas.

Existe un problema real, pero más allá de discutir el precio concreto de lo que pagan los hogares debemos de entender el “por que” se debe pagar tanto, ya que los hogares Uruguayos con su factura mensual de UTE están en definitiva subsidiando indirectamente a las empresas. En definitiva se paga mucho para garantizar que los Medianos y Grandes Consumidores de energía eléctrica paguen poco, y para que los Generadores Privados de Energía se sigan enriqueciendo con el abusivo negocio del cambio de la matriz energética.

A esto hay que sumarle que desde el Ministerio de Economía se está literalmente “exprimiendo” a UTE para aumentar la recaudación, esto se refleja en las tarifas elevadas y en los recortes presupuestales que terminan pasando funciones e infraestructura a capitales privados.

Hace algunos días, las cámaras empresariales salieron una vez más reclamando que se les rebajen las tarifas…, las mismas cámaras que mantienen los salarios de cientos de miles de Uruguayos aún sumergidos, que se benefician con cuanta exoneración impositiva hay, son las mismas que pagan la energía eléctrica a la mitad del precio que la pagan los hogares. Pero no solamente que pagan la energía eléctrica a la mitad sino que en su estructura de costos le pesa en promedio un 0,4%, acá está la enorme injusticia de la estructura tarifaria ya que la tarifa eléctrica le pesa 10 veces menos a las empresas que a los hogares.

En los últimos 20 años, la evolución de las tarifas ha sido muy desigual para hogares y empresas, y más allá de alguna tendencia a evolucionar igual se mantiene un desequilibrio histórico enorme en perjuicio de los hogares.

Pero también las familias Uruguayas deben pagar con su factura los enormes negociados de la Generación Privada ya que los contratos que firmaron con UTE le aseguran por 20 años ganancias extraordinarias.

Qué triste futuro le espera a nuestras empresas públicas si no se cambia la pisada, y en el caso de UTE la situación es bien clara y difícil. La tan mentada inversión de UPM también tendrá que ser financiada desde la tarifa eléctrica de los hogares, ya que de los 2300 millones de dólares de inversión está firmado que UPM recupere 1450 millones solamente a través de la venta de energía a UTE…, el pueblo Uruguayo le devolverá gran parte de la inversión a UPM con su tarifa mensual.

Los trabajadores de UTE estamos absolutamente distantes de los discursos oportunistas, hemos luchado y lucharemos por defender la UTE estatal y pública, hemos generado propuestas concretas desde donde pensar que la energía eléctrica recupere el rol de servicio público en contra del constante avance de la visión del negocio. Hoy existen condiciones para bajar la tarifa de los hogares, pero los intereses corporativos y los compromisos con los grandes capitales han primado por sobre los intereses populares. Reclamamos y exigimos ámbitos para la más amplia discusión con participación de los trabajadores y usuarios.

Porque estamos comprometidos con el servicio público de energía eléctrica, AUTE resolvió impulsar la organización de los legítimos dueños de UTE en un “MOVIMIENTO DE USUARIOS” a nivel nacional, para que las tarifas de UTE y el destino de las empresas públicas no se defina más sin tomar en cuenta a sus legítimos dueños: el pueblo Uruguayo.






Temas relacionados

Mundo Obrero Uruguay   /   Tarifas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO