Internacional

ENTREVISTA A TOMAS ZAYAS

“La solución pasa por una política internacionalista como trabajadores, revolucionarios y socialistas”

En el marco de una visita a la Argentina, Tomás Zayas, dirigente del MPS (Movimiento por el Socialismo) de Paraguay participó del Encuentro de Trabajadores de la zona norte y dialogó con la Izquierda Diario acerca de la realidad política y de la lucha de clases paraguaya, como también las perspectivas para la izquierda y los trabajadores en un nuevo escenario latinoamericano.

Martes 15 de diciembre de 2015 | Edición del día

¿Cuál es su análisis acerca de la situación política en Paraguay?

  •  Como en otros países de América Latina hay una ofensiva imperialista, neoliberal. Actualmente tenemos un gobierno burgués corrupto, ligado al contrabando y otros negocios ilícitos, que no tiene ningún interés en desarrollar una política hacia los sectores sociales populares. Al principio, se había planteado que la estrategia era generar riquezas para combatir la pobreza, esperando la llegada de empresarios, inversionistas de otros países. Esto no fue así: en menos de dos años se tuvo que recurrir a bonos del tesoro para endeudar aún más el Paraguay. Este es el gobierno que tenemos. Por suerte, las masas, el pueblo, le ha dado una respuesta política el 15 de noviembre en las elecciones municipales; el gobierno ha planteado que nuevamente iba a teñir de rojo el país, pero sin embargo perdieron ciudades importantes como la capital Asunción, Encarnación, que es una ciudad política importante y varias otras ciudades importantes del país. Esto significa que las masas están comenzando a dar respuesta política al gobierno. Por otra parte, el problema del campo es grave: Paraguay es uno de los países con más concentración de tierras del mundo: el 97% de la tierra está en manos del 3% de personas. En poder del campesinado paraguayo (alrededor de 140 mil familias), según el último Censo, ha quedado 1.160.000 hectáreas de tierra solamente. Además, el 60% no tiene garantía legal por falta de título de propiedad y por la falta de política de apoyo por parte del Estado. Todo esto ocasiona que se tenga una profunda crisis en el campo.

    En este marco, ¿cuál es la situación de la clase obrera?

  •  En el 2013 se ha planteado una huelga general, una respuesta por parte de las centrales sindicales al gobierno, pero que terminó en una mesa de diálogo interminable. Sin embargo, el gobierno ha avanzado con su política: ha logrado promulgar una ley de alianza pública privada, ha decretado utilizar las Fuerzas Armadas sin ningún control del Parlamento Nacional. Ahora, nuevamente las centrales sindicales están preparando una huelga general para este 22 de diciembre. Creemos que va a ser sumamente importante porque se trata de sectores campesinos, sectores populares. Vale la pena destacar que la juventud después de mucho tiempo ha tenido un papel protagónico importante. En septiembre ha habido movilizaciones en todo el país de los secundarios y los universitarios y lograron la destitución de al menos dos rectores de Universidades Nacionales. Fue una movilización muy importante, ha removido la estructura del gobierno y se la conoce como la “primavera democrática”. Entonces creo que este sector también se sumará. Aparte de eso, hay una inundación muy grande en Asunción por la que ya hay más de 100 mil personas damnificadas. Desde el estado no se tiene ninguna política, creo que sectores de ese grupo social estarían también actuando en las acciones de la clase obrera de este 22 de diciembre.

    ¿Qué perspectivas ve el MPS de esta situación y qué salida plantean para continuar el plan de lucha?

  •  Para nosotros las acciones siempre han sido importantes y permiten crear un escenario de discusión más política, de cuestionamiento al modelo económico capitalista y de discutir entre todos una alternativa socialista, si bien amplios sectores de Latinoamérica dicen que no es momento, que hay que esperar, que es difícil. Sin embargo, nosotros creemos que hay una profunda crisis del capitalismo a nivel mundial y que estos hechos que se están dando (incluso lo que está ocurriendo en la Argentina), tenemos la esperanza de que pueda provocar una situación favorable a la izquierda y a la clase que realmente piensa que hay que destruir este modelo de sociedad para construir un estado diferente, un estado socialista. Entonces, creemos que hay un escenario propicio para esa discusión.

    ¿Cómo analiza la situación latinoamericana luego de los resultados electorales de Venezuela y la Argentina?

  •  En Paraguay, en Venezuela, en la Argentina, en Brasil, hay elementos que permiten ver claramente que hay una ofensiva neoliberal, que el imperialismo está haciendo todo lo posible para sacar del poder a estos gobiernos “progresistas” que hemos tenido y la idea de ir poniendo lacayos del imperialismo en los países latinoamericanos. No se descarta que en breve se está nuevamente discutiendo el plan del ALCA y esa fue una experiencia importante para Latinoamérica que permitió la movilización de miles y miles de trabajadores, que incluso logró la derrota de ese plan que ha tenido el imperialismo. Por lo tanto, creo que hoy, más que nunca tenemos que plantear una alerta a los trabajadores de la región y la posibilidad de una discusión a nivel internacional y por supuesto plantear que la solución pasa por una política internacionalista como trabajadores, revolucionarios y socialistas de América Latina.

    ¿Qué análisis hace de esos gobiernos llamados “progresistas”?

  •  Algunos han hablado de que son gobiernos de frente popular, otros han dicho que son gobiernos burgueses nacionalistas. En fin, son figuras que han surgido de sectores no burgueses tradicionales pero que en la práctica venían aplicando la misma receta, incluyendo Venezuela, donde se ha hablado mucho de una revolución, pero el negocio más importante de Chávez y Maduro siempre ha sido con EE.UU. Sin embargo, las masas han tenido una esperanza por Cristina, Chávez, Evo, Lugo. Sin embargo, no pasó de una esperanza e ilusión. Eso demuestra que el día que los trabajadores tengan confianza y construyan una herramienta propia de los trabajadores encontraremos la solución a los problemas que afectan a los explotados de este continente.

    ¿Qué expectativas le genera la participación en el Encuentro de Trabajadores en MadyGraf?

  •  En general, hace ocho días que estamos en la Argentina con los compañeros de Opinión Socialista que es un partido hermano. Participé de una serie de reuniones sindicales. Este encuentro de hoy (por el sábado 12 NdE) va a ser para nosotros también muy importante. Se habla de un encuentro nacional para marzo, ojalá que tengamos la oportunidad de compartirlo nuevamente con ustedes. Creo que esta es la salida, que los trabajadores de manera democrática vayan discutiendo. Lo que se hizo en esta fábrica es muy importante (en referencia a Madygraf NdE): sacarle de las manos de la burguesía los medios de producción y llevarlo a una política de producción más democrática a favor de los trabajadores. Ojalá que esta experiencia vaya contagiando a los demás trabajadores y alguna vez expropiemos todos los medios de producción que están en manos de la burguesía.





  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO