Juventud

JUVENTUD

La “seguridad” del gatillo fácil

En lo que va del año se sucedieron cuatro casos de gatillo fácil en Mendoza, Rosario, Mar del Plata y, el más reciente, en Córdoba, el asesinato de Ismael Sosa a manos de la Policía de José Manuel de la Sota. El caballito de batalla para las futuras elecciones presidenciales es la “seguridad”, que tanto para el oficialismo como para la oposición significa una política represiva hacia el sector más pauperizado de la juventud.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Martes 3 de febrero de 2015 | Edición del día

La guerra de los servicios de inteligencia y la impunidad de la causa AMIA son el contexto con el cual arrancó el 2015. Durante la semana pasada todos los medios estuvieron a la expectativa de las declaraciones del colaborador del fiscal Alberto Nisman, el técnico en informática Diego Lagomarsino, pero también de la cadena nacional que dio Cristina para anunciar la disolución de la ex-SIDE y la creación de la flamante Agencia Federal de Inteligencia, hechos que recorrieron todos los titulares. Pero el viernes un nuevo hecho de impunidad fue motor de bronca e indignación para la juventud: el asesinato de Ismael Sosa.

Un nuevo Walter Bulacio

Ismael Sosa estuvo desaparecido cuatro días. Fue encontrado muerto el 29 de enero en el lago de Embalse, en Río Tercero. Varios testigos dicen haberlo visto en la entrada del recital de La Renga siendo golpeado por al menos tres policías. Pero eso era recién el comienzo. Cuando le toman declaración a su hermano apareció un falso fiscal, por lo cual la causa ya estaría llena de irregularidades. Miles de jóvenes trabajan y juntan peso a peso para poder viajar a ver a su banda favorita, pero muchas veces son carne de cañón de la connivencia entre los productores y la Policía. Sin ir más lejos, el productor del recital renguero -quien también organiza el Cosquín Rock-, José Palazzo, mandó su pésame a la familia por Twitter, pero unos días antes se había mostrado “encantado” con el operativo policial.

La provincia de Córdoba es gobernada por José Manuel de la Sota, quien cerró su último discurso de apertura de sesiones de la Legislatura provincial reafirmando su propuesta como precandidato presidencial. Se lo puede ver en las calles en grandes afiches en blanco y negro con su nombre y una sola palabra: “Seguridad”. Su intención es implementar un Código de Faltas que, como dice Natael Tolesano en La Izquierda Diario, “además de fomentar prácticas policiales selectivas, arbitrarias, provocativas, abusivas, violentas y/o ilegales, como bien dice el documento, también fomenta prácticas sexistas, racistas y clasistas” y será utilizado principalmente contra los jóvenes y trabajadores.

Estalló el verano con el Operativo Sol

El 19 de diciembre en Mar del Plata fue asesinado Thomás Pérez. Su hermano Leandro resultó baleado. Iban a pasar una tarde en la playa, y mientras viajaban en moto, al cruzarse con un policía, a quien por lo visto no le gustó que vayan rápido, este empezó a tirar tiros. A Leandro, el hermano, le tiró tres, impactando uno de ellos en la rodilla, y a Thomás lo hirió por la espalda, ocasionándole la muerte. Pero la violencia siguió hacia su hermano: en el hospital lo tenían con las esposas y no lo higienizaban, teniendo que dormir con la sangre de su propia herida, además de que la guardia estaba a cargo de siete policías. El rol de la fiscal Andrea Gómez fue nefasto. La madre de Thomás declaró que “no nos quiso mostrar la causa ni dar explicaciones porque nos dijo que defiende a la Policía”.

En la provincia de Buenos Aires gobierna Daniel Scioli, quien como precandidato del FPV no se queda atrás cuando de políticas represivas se trata. El ministro de Seguridad de Scioli es Alejandro Granados, conocido por su apología de la mano dura. Es precisamente Granados a quien Scioli puso a cargo del Operativo Sol. Este año, el Operativo es el mayor de la historia de la Provincia, tanto en el presupuesto destinado como en el despliegue de efectivos. El presupuesto para estas nuevas medidas es de casi quince mil millones de pesos, mientras que un docente apenas percibe un salario promedio de cinco mil pesos y los chicos en las escuelas almuerzan con seis pesos por día. La “década ganada” no es para todos; el futuro que Scioli tiene pensado para la juventud es el camino hacia la escuela de Policía Juan Vucetich.

La narcopolicía del gatillo fácil

El 4 de enero fue asesinado Jonathan Herrera en Santa Fe. El fiscal Adrián Spetal dictaminó la prisión preventiva de los cuatro efectivos acusados del crimen. La Cámara Penal revisará la prisión preventiva de los agentes de la Policía de Acción Táctica acusados por el homicidio de Jonathan Herrera. El camarista de la feria, Alfredo Ivaldi Artacho, admitió la apelación presentada por la defensa de los cuatro policías imputados. Nuevamente la justicia es la mejor amiga de la impunidad policial.
Hermes Binner lanzó su candidatura presidencial este verano en la ciudad de Mar del Plata. Acompañado por el gobernador santafesino, Antonio Bonfatti , y los dirigentes del FA-UNEN Margarita Stolbizer y Humberto Tumini. Todos ellos acuerdan en la propuesta de Binner, que es la de crear “un mapa del delito nacional”, e incluso Binner declaró que “Argentina no necesita un cambio en los servicios de inteligencia, sino un cambio en el Gobierno”. Claramente la oposición tiene la misma política de criminalizar la pobreza y seguir defendiendo un modelo policial corrupto como el de la Policía santafesina, responsable de la sangre derramada de Jonathan Herrera, Franco Casco y Sandra Cabrera, entre muchísimos más.

No fue un suicidio: lo mató la Policía

El viernes 16 de enero Leonardo Rodríguez, un joven de veinte años, fue detenido por efectivos policiales bajo la vieja excusa de “averiguación de antecedentes” sin ningún tipo de causa ni motivo. Tiempo después la Policía informó que se suicidó y que se habría ahorcado con su ropa. Esto generó sospechas entre sus allegados, puesto que su cuerpo apareció golpeado.

La Mendoza radical se encuentra en medio de una disputa política. La entente carriomacrista acelera la descomposición del FA-UNEN y de su principal fuerza, la Unión Cívica Radical. Entre Sanz que la saludó con alegría y Cobos que se propone formar pareja con el socialista Hermes Binner, cuyo repliegue a Santa Fe fue bloqueado por la candidatura a la gobernación de Miguel Lifschitz. Pero lo que hay que recalcar es que ninguno de estos candidatos se preocupa porque su provincia terminó el 2014 ocupando el tercer lugar en el ranking de provincias con mayor cantidad de casos de gatillo fácil en el país según la CORREPI.

Una salida por izquierda

Mientras los discursos se concentran en la palabra “seguridad”, es la juventud la principal víctima de estas políticas represivas. Los proyectos patronales oficialistas y de la oposición comparten la criminalización de la pobreza. El PTS en el Frente de Izquierda no duda que la solución viene por otro lado, con los trabajadores de Lear que se enfrentan a las patronales yanquis, con las víctimas del gatillo fácil como Ismael Sosa, Franco Casco, Jonathan Herrera y tantos otros, construyendo una alternativa de independencia política para los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Como lo hizo el año pasado Nicolás del Caño quien impulsó la reunión de familiares de Sergio Avalos con integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de la Nación, un caso similar al de Luciano Arruga. “No son casos aislados: más de un tercio de los asesinados desde el fin de la dictadura militar fueron víctimas del aparato represivo del estado y sólo en los últimos diez años fueron asesinadas más de 30 personas por el sólo hecho de manifestarse y luchar por sus derechos.El entramado de impunidad compromete a los gobiernos nacionales y provinciales, a las fuerzas represivas y al poder judicial”, declaró. Llegar a millones con las ideas del socialismo revolucionario es el desafío para las elecciones del 2015.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO