Sociedad

TUCUMÁN

La seguridad del country del grupo Lucci atacó a vecinos de Chazal

Vecinos difundieron videos donde la seguridad del San Pablo Country & Golf los amedrenta. El grupo multimillonario quiere desalojarlos de sus viviendas para extender sus negocios inmobiliarios.

Sábado 24 de octubre | 22:45

Chazal: patota del grupo Lucci ataca a los vecinos - YouTube

Vecinos de la colonia Chazal, San Pablo (a unos 15 km de la capital tucumana) difundieron videos para denunciar nuevamente el hostigamiento por parte del grupo Lucci. En las imágenes se puede ver a integrantes de la seguridad del San Pablo Country & Golf, que pertenece a los dueños de Citrusvil, amedrentando a un grupo de familias que deben convivir con constantes hechos de este tipo.

Estos ataques se combinan con la privación de agua potable para los vecinos de Chazal, en contraste con el desvío del cauce del arroyo Polonio para sostener las 14 lagunas que ostenta el country. Además muchas veces sus animales son asesinados por la seguridad a disparos o envenenados, y el tránsito hacia sus casas es interrumpido. Todo esto con el fin de que las familias abandonen el lugar y así el grupo Lucci extienda su negocio en la especulación inmobiliaria.

El grupo Lucci demandó judicialmente a la decena de familias que viven aún en Chazal para que sean desalojadas. Pero también el grupo empresario hostigan constantemente para que los pobladores abandonen sus casas. En un trabajo publicado en 2019, la doctora en Ciencias Sociales Matilde Malizia señaló que “en el año 2012 la empresa colocó un candado en el portón de entrada a la colonia, sobre el camino vecinal, y una cámara de seguridad con el objetivo de prohibir a sus habitantes la libre circulación, controlarlos y forzarlos a abandonar sus hogares”. Los vecinos, sin garantías de tener un nuevo hogar, denuncian que quedaron encerrados dentro del country.

“Del mismo modo, en el año 2017 la empresa decidió cerrar definitivamente la calle interna del country que conectaba a las colonias norte y sur. Esta situación profundizó aún más los conflictos ya existentes ya que ahora los habitantes de Colonia Chazal Sur solo pueden ingresar a sus casas por alguna de las dos porterías de acceso del country, situación en la que los controlan, ejerciendo un derecho de admisión inválido”, agrega Malizia.

Parte de la campaña publicitaria del country San Pablo. countrysanpablo.com

La pelea por una vivienda y los negocios de los mismos de siempre

Desde principios del siglo pasado, la colonia de Chazal fue el dormitorio obrero de decenas de trabajadores de la zafra del ingenio San Pablo. Tras la quiebra y el cierre del ingenio en 1989, las tierras fueron compradas por la firma Balal de Jorge Rocchia Ferro, quien se comprometió en no avanzar sobre las familias que vivían en la colonia.

En 1996 Rocchia Ferro vendió las tierras al grupo Lucci y el cañaveral abandonado progresivamente fue reemplazado por plantaciones de limones. Al año siguiente los Lucci comenzaron con las acciones judiciales. Después de años de conflictos y promesas inclumpidas por la Legislatura y el Ejecutivo, nunca se concretó ningún plan de reubicación y las familias viven con la incertidumbre de un desalojo.

Vista satelital del country. Google Earth.

En 2009 el grupo Lucci comenzó la construcción del San Pablo Country & Golf en asociación con la inmobiliaria Germán Schilman, ocupando 330 ha sobre el pedemonte de la Sierra San Javier. Así se inició lo que venden como el barrio privado más grande de Tucumán con la cancha de golf más grande del noroeste. Actualmente, de acuerdo a varios avisos publicados, un lote de 1000 m2 vale entre 110.000 y 145.000 dólares.

Los hermanos Daniel y Pablo Lucci figuran en el puesto 26 del ranking que hace la revista Forbes sobre los 50 más ricos de Argentina. Los Lucci aparecen con un patrimonio de 700 millones de dólares, una fortuna amasada en torno a Citrusvil pero también a megaemprendimientos como su country.

Los desalojos para el avance de la especulación inmobiliaria son la contracara de la extendida necesidad de una tierra y una vivienda para cientos de miles de familias trabajadoras. Mientras los gobiernos no dan respuesta y dejan que los empresarios como los Lucci hagan y deshagan a su antojo.







Temas relacionados

Desalojos   /    Derecho a la vivienda   /    Tucumán   /    Sociedad   /    Urbanismo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO