Cultura

A 40 AÑOS // INVESTIGACIÓN // TRIBUNA ABIERTA

La responsabilidad empresarial en los archivos secretos de la ex-DIPBA

En esta primera entrega, el historiador Pablo Pozzi recorre el Archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y las referencias documentales en torno a conflictividad obrera y represión en la industria automotriz, con especial referencia a Ford y Mercedes Benz*.

Pablo A. Pozzi

Historiador, docente titular de "Historia de Estados Unidos" -UBA

Lunes 21 de marzo de 2016 | Edición del día

Hasta que salió el monumental estudio (1) producido por los investigadores del Archivo Nacional de la Memoria sobre la responsabilidad empresarial en las violaciones de derechos humanos, había poca información al respecto. Sabíamos que la represión había sido imposible sin la colaboración y complicidad de burócratas sindicales, jefes de personal y empresarios en general. Sin embargo, durante décadas hemos dependido de los testimonios de las víctimas de la represión y por parte de terceros, amén de las noticias publicadas en diarios de la época y de alguna documentación disponible por parte de sindicatos y del Ministerio de Trabajo. Así, la relación entre la colaboración entre las Fuerzas Armadas y de Seguridad, empresarios y sindicalistas en el desarrollo de la represión sobre el movimiento obrero entre 1976 y 1983, no había contado con documentación de empresarios y de las propias fuerzas represivas. Una excepción a esto fue el testimonio recogido por Horacio Verbitsky al jefe de personal de la fábrica SAIAR en Quilmes. En esta declaración quedaba ampliamente demostrada la cooperación entre la empresa, el sindicato metalúrgico (UOM) y las fuerzas represivas en la desaparición de veinte obreros activistas gremiales de la fábrica, de los cuales solo tres aparecieron con vida.

A partir del año 2000 se hicieron públicos una serie de documentos pertenecientes a las fuerzas represivas. La documentación disponible confirmó los numerosos testimonios de las víctimas de la represión, y reveló que las conclusiones derivadas a partir de la documentación circunstancial y secundaria son correctas. En particular este informe hacía referencia al acceso al material documental del Archivo de la DIPBA (Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires) que se encuentra en la sede de la Comisión Provincial de la Memoria. Debemos remarcar que aun no existe acceso a la documentación sobre el accionar represivo en repositorios de las Fuerzas Armadas. Esta salvedad es de importancia puesto que, como consigna el Informe Tomuschat (2) en su página 114: “el Ejército le inspiró a la empresa, por distintas razones, más confianza que la Policía (…) las Fuerzas Armadas fueron los interlocutores principales del Directorio de Mercedes Benz Argentina (…)”. Así, la interesante información disponible en el Archivo DIPBA debe ser sólo una pequeña fracción de aquella que se encuentra en los archivos reservados de las Fuerzas Armadas o de la Secretaría de Inteligencia de Estado (SIDE).

Tomando en cuenta la salvedad mencionada, el relevamiento de fuentes del sector gremial de la DIPBA permitió hallar abundante documentación sobre conflictos obreros en las grandes plantas automotrices, y sobre la actuación del SMATA bajo la intervención militar. El Archivo contiene legajos por empresa, por ejemplo, Ford, Mercedes Benz, Volkswagen, Fábrica Argentina de Engranajes (FAE), Borgward, Deutz, que registran distintos momentos de la actividad obrera desde 1975 hasta fines de la dictadura en 1983. Asimismo, el Archivo contiene legajos por gremios u organizaciones (UOM, SMATA, AOT, CGT, 62 organizaciones) y distintos tipos de dossier: panorama gremial, desocupación, actividad industrial, huelgas y conflictos.

Por un lado la DIPBA produce información propia: informes de inteligencia de asambleas en fábrica, registro de paros en los lugares de trabajo (por turno, por hora), los quites de colaboración y distintas medidas o acciones obreras motorizadas por asambleas en las plantas, reuniones entre la comisión interna y la empresa. También registra la nómina y los antecedentes político-ideológicos de los miembros de las comisiones internas, del cuerpo de delegados y de los activistas, realiza seguimientos e informes sobre movilizaciones. Por otro lado, obtiene datos de la gerencia de las propias empresas: telegramas y nóminas de despidos, notificaciones, comunicados de la empresa y datos económicos. La DIPBA acopia abundante material originado en las luchas y conflictos gremiales: petitorios, convenios, boletines de fábrica, notas de las comisiones internas, documentos y solicitadas del SMATA, listas de elecciones, volantes de distintas corrientes sindicales y organizaciones políticas. Además incluye recortes periodísticos de la prensa local, provincial y nacional. Es importante destacar que en los legajos del Sector Gremial confeccionados por la DIPBA, hay pocas referencias a los desaparecidos y una ausencia significativa de informes sobre el período 1976-1977 (momento en que se produce la mayoría de los secuestros y desapariciones de trabajadores).

Respecto a este registro sistemático de la represión, es importante destacar que la DIPBA actuaba a través de sus delegaciones, agentes y la infiltración en todas las zonas de la provincia de Buenos Aires. En este sentido es revelador el Legajo 108, Mesa B, Carpeta “Varios” donde se señala a numerosos individuos que se desempeñaban como personal de las Fuerzas de Seguridad en distintos establecimientos fabriles. En referencia al presente informe el legajo registra a los siguientes:

Sub Comisario (PF) Rubén Lavallen, Jefe de Seguridad de Mercedes Benz

Comisario Policía Federal Francisco Cattaneo, Jefe de Seguridad Chrysler Fevre

Sub Comisario (PF) Jorge Calvigno, Jefe de Vigilancia Deutz Argentina

Contra Almirante Moro de Nodal, Director, FAE

Teniente Coronel Ricardo Antonio Ruiz, Jefe Prot. Planta, FIAT

Teniente el Ejército Alfredo Jorge Bianchi, Encargado Principal de Planta, FIAT

Comisario (PF) Agustín Cattaneo, Jefe de Vigilancia, Chrysler Argentina

Oficial Principal (PF) Raúl Osvaldo García, Encargado de Vigilancia, Chrysler

Oficial Inspector (PF) Dante José Di Tore, Encargado de Vigilancia, Chrysler

Mayor (Ejército) Héctor Sivilla, Ford.

Si bien el Legajo no es exhaustivo, la evidencia que brinda es más que suficiente para determinar la colaboración entre las distintas empresas y las fuerzas represivas. Sólo así es comprensible que estas empleen personal militar o policial que retienen su condición mientras se desempeñan como empleados de la empresa.

Un resultado de la labor de estos agentes represivos destacados en establecimientos fabriles se encuentra en los Legajos 126, 133 y 134, Mesa B, Carpeta “Varios”, con fecha del 17 de junio de 1977, titulado “Infiltración subversiva en fábricas”. En estos legajos se detalla un pormenorizado informe, fábrica por fábrica, relatando listas de “subversivos”. Estos son consignados con nombre, apellido, dirección, y en muchos casos el número de Libreta de Enrolamiento y Documento Nacional de Identidad. Lo detallado del informe sólo es concebible si las fuerzas represivas tuvieron acceso a los legajos laborales de los obreros consignados. Así se haría evidente la colaboración de por lo menos las jefaturas de personal de General Motors, Mercedes Benz, Chrysler, Ford, SAFRAR, Fiat y Volkswagen. Los legajos aclaran que las fuentes policiales destacan que la “subversión” fue “prácticamente aniquilada” en el terreno militar, y que su eliminación se ha desplazado al campo laboral donde ha sentado bases.

*Agradecemos la ayuda de Marisa Gallego en este relevamiento del archivo de la DIPBA.

Notas

1. Autores Varios. Responsabilidad empresarial en delitos de lesa humanidad. Represión a trabajadores durante el terrorismo de Estado. Dos Tomos. 1ra. edición - noviembre 2015. Buenos Aires: Dirección Nacional del Sistema Argentino de Información Jurídica. Editorial Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

2. Informe solicitado al Prof. Dr. Christian Tomuschat por el Comité Central de Empresa de Daimler Chrysler para determinar los “procesos de la empresa Mercedes Benz Argentina durante la época del gobierno militar argentino de 1976-1983”. Fechado Berlin, 5 de octubre e 2003.






Temas relacionados

DIPBA   /    Ford   /    Mercedes Benz   /    Dictadura cívico-militar   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO