Sociedad

ALERTA SPOILER

La publicidad racista de Falabella y los despidos encubiertos

Todo lo que quieres está en Falabella, es uno de los slogan de la cadena comercial cuyo dueño es Carlos Solari. Ayer se viralizó la noticia de los despidos encubiertos en la cadena Falabella. Hoy, recordamos que en el 2018 la cadena emitió una publicidad en toda latinoamérica que fue repudiada por ser racista.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Miércoles 21 de octubre | 11:27

🎩 FALABELLA, todo lo que quieres ¿para despedir? | DE GENTE BIEN - YouTube

Indagando sobre esta empresa que ahora quiere despedir trabajadoras y trabajadores encontré una publicidad de hace dos años donde no sólo es ofensiva sino racista, veamosla.

En estos días. Falabella vuelve a ser noticia porque en medio de la pandemia, para seguir asegurando sus ganancias intenta encubrir despidos no justificados en algunas de sus sucursales, como la de Avellaneda.

Un clan familiar que cuida sus bolsillos, un nieto que resguarda su fortuna y las mismas artimañas de siempre. Por eso hoy decidí serrucharle su falso discurso meritocrático.

¿Quiénes son?

Carlo Solari es el presidente de SAGA Falabella. Nacido en Italia, el directivo se graduó en Ingeniería Civil por la Universidad Católica de Chile. Solari ocupa cargos desde el inicio de su carrera profesional, donde se desarrolló en áreas como logística, responsable de producto y planificación comercial, hasta ocupar el cargo máximo de la empresa en 2014. Se vinculó a Falabella desde 2002, cuando entró a trabajar en la dirección general de la cadena hasta posicionarse arriba de la pirámide. ¿Se pensaron que arrancó trapeando el piso? Pues no mi ciela.

Solari es el apellido detrás de la familia chilena con más renombre en el mundo del retail. Son cuatro las generaciones han liderado el negocio de una empresa fundada por un inmigrante italiano a finales del siglo XIX. Su CEO es Gastón Bottazzini y según Forbes esta valuada en $6.8 billones de dólares

En 1899, Salvatore Falabella abrió las puertas de una sastrería ubicada en Santiago. Poco a poco el negocio creció con la ayuda de su hijo Arnaldo Falabella, quien potenció la imagen de la compañía familiar en la capital chilena.

En 1937, comenzó a trabajar en la empresa la persona que transformaría el apellido italiano en uno de los grupos económicos más del país: Alberto Solari Magnasco.

En 1980, Reinaldo Solari Magnasco asumió la dirección del grupo junto con su sobrino, Juan Cúneo Solari. Ambos edificaron otras líneas de negocio del grupo, como CMR, la tarjeta de crédito de Falabella, e impulsaron la expansión internacional en Perú, Argentina, Brasil y Colombia. Tío y sobrino construyeron un hólding de empresas entre las que se encuentran la agencia de viajes del grupo, la aseguradora y Banco Falabella.

Antes de su fallecimiento en 1986, Alberto Solari designó a su hermano Reinaldo Solari Magnasco como el protector de los intereses de sus hijas María Luisa, Liliana y Teresa, las accionistas mayoritarias del grupo y quienes consolidaron en unas de las fortunas más grandes de Chile.

Sin embargo, en plena pandemia y apesar de toda las ganancias que acumula decide despedir y dejar en la calle a más de 200 familias de la sucursal de Avellaneda.







Temas relacionados

Saga Falabella   /    Racismo   /    Despidos   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO