Mundo Obrero

ZONA SUR DEL GRAN BUENOS AIRES

La protesta de choferes llegó a la gobernación en La Plata

A pesar de la desmentida del titular de la UTA, Mario Fernández, los choferes de la zona sur del conurbano bonaerense se movilizaron a la casa de gobierno en La Plata. El paro sigue y el Tren Roca anunció la extensión horaria del servicio. Opinan desde la agrupación Choferes por las 6 horas-David Ramallo.

Jueves 15 de junio | 19:00

PH: Gonzalo Mainoldi

Luego del asesinato del conductor de la línea 514, Carlos Sánchez, ocurrido en Claypole hace unas horas, la protesta de sus compañeros llegó a la gobernación de La Plata con la exigencia de "seguridad", a pesar que Roberto Fernández, Secretario General de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), había desmentido esa versión. El titular de la UTA respaldó la huelga y pidió más seguridad manifestando que en el conurbano bonaerense la situación de la delincuencia es "peor que una guerra" y recalcó "Todos los días nos matan como perros". En tanto el ministro de Seguridad bonaerense, Christian Ritondo, se reunió hoy con una delegación. Continúa la medida de fuerza y las autoridades del Tren Roca anunciaron la extensión horaria del servicio.

Trabajadores del transporte de la agrupación Choferes por las 6 horas-David Ramallo manifestaron un repudio a la muerte del conductor Sánchez y coincidieron en que, desde la dirección sindical utlizan este hecho lamentable para "parar por derecha con la exigencia de seguridad y pedir más policías o gendarmes en las unidades, tal sucede en el tren. La cuestión de la inseguridad está ligada a un problema social, de las condiciones precarias de vida que se ha transformado en un problema estructural. Seguridad, no significa más policías, más gendarmes en las calles", expresó un trabajador de esa agrupación.

En oposición a la línea de la burocracia sindical, fueron muy claros: "Poner más efectivos en la calle, significa más peligro para los jóvenes y además, más control del estado sobre las calles, en un escenario de ajuste y despidos, en vías de reprimir la protesta social. Los empresarios, inclusive los del transporte que por años recibieron millonadas en subsidios, se llenan de plata sobre nuestras espaldas. En este sentido, compartimos la propuesta de Nicolás del Caño sobre la reducción de la jornada laboral a 6 horas, cinco días a la semana, para que todos podamos trabajar en condiciones dignas y con un salario igual a la canasta familiar".

Te puede interesar: Paro de colectivos en la zona sur del Gran Buenos Aires






Comentarios

DEJAR COMENTARIO