Política Estado Español

MADRID ESPECULACIÓN

La política urbanística de Manuela Carmena a exámen

Manuela Carmena y el Ayuntamiento de Ahora Madrid han dado luz verde con escasas modificaciones, uno a uno, a todos los grandes proyectos urbanísticos de Ana Botella.

Juan Carlos Arias

Madrid | @as_juancarlos

Jueves 14 de septiembre | 18:43

Foto: EFE

Hace poco saltaba la noticia del desbloqueo de la Operación Chamartín, o como se le llama ahora, Nuevo Norte Madrid. El paradigma de la fiebre especulativa a gran escala , ahora abanderado nada menos que por Manuela Carmena.

Los pelotazos especulativos han sido una constante y se han venido sucediendo uno detrás de otro a lo largo lo que llevamos de legislatura del “cambio”. No se ha quedado sin aprobar ni uno solo de los proyectos, unos ya en curso y otros pendientes de desarrollo, que habían dejado sin resolver los gobiernos del PP. Esto ha convertido toda la política de Ahora Madrid en esta materia como un ejemplo de continuidad con las políticas urbanísticas más reaccionarias de la derecha neoliberal.

Ni uno solo de esos proyectos ha sido rescindido o tan siquiera modificado en profundidad, de manera que fueran atacados mínimamente los intereses financieros e inmobiliarios especulativos en favor de un desarrollo urbanístico racional, equilibrado y que tuviera en cuenta las necesidades e intereses de las clases populares.

Políticas que deberían estar en el desarrollo de infraestructuras públicas, el impulso de la cultura popular, el desarrollo del esparcimiento, viviendas de alquiler social y la diversión de calidad, facilitando la construcción de otro tipo de ciudad, más humana, más habitable, más social.

Lo más atrevido han sido unas tímidas políticas defensivas de reducción de los niveles de edificabilidad de los macro-proyectos urbanísticos que fueron impulsados desde el PP. O tratar que se respeten algo las estructuras de los edificios con valor histórico, que más bien se han visto sustraídos al espacio público y arruinados arquitectónicamente, cuando no directamente derruidos. Todo ello “vendido” como un gran logro y un freno a los intereses de los grandes grupos inmobiliarios, que contrasta con los aplausos de éstos a los acuerdos logrados con el Ayuntamiento.

Desde 2015 hasta hoy la capital ha perdido al menos cinco edificios culturalmente relevantes. Han sido demolidos el Taller de Precisión de Artillería, el Convento de las Damas Apostólicas de 1929, dos inmuebles del siglo XIX y XX de la Costanilla de los Desamparados, el colegio mayor Hispano-Mexicano y la antigua fábrica de carruajes Hermanos Lamarca. A esto habría que añadir el destino, normalmente a hoteles exclusivos o pisos de lujo, de edificios emblemáticos como el antiguo frontón de Madrid Beti Jai o las antiguas cocheras del tranvía de Cuatro Caminos. Y todo esto por no hablar del Edificio España o Canalejas.

Es cierto que esta política de destrucción irreparable de edificios histórico-artísticos ha desencadenado oposición en el seno la confluencia, con votos en contra por parte de Ganemos o lU. Pero también no deja de ser menos que esta oposición no ha pasado de ser puramente formal, sin más consecuencias.

Las clases populares urbanas que venían siendo desalojadas de los lugares emblemáticos de la ciudad por las políticas neoliberales del PP, lo están siendo en gran medida ahora también con el gobierno de Ahora Madrid en el Ayuntamiento. Sobre todo del centro de la ciudad. La pobreza y la marginación no tienen cabida en la “marca Madrid”, ni siquiera se visibilizan y por supuesto no son atendidos, y por eso el centro de Madrid ha acentuado sus tendencias a la gentrificación.

Todos estos pelotazos urbanísticos, incluido la Operación Chamartín, han sido orientados en favor de los intereses más especulativos de grandes grupos inmobiliarios, nacionales o extranjeros, y todos se han construido a partir de los intereses vinculados al desarrollo del lujo, lo exclusivo y la gente guapa; el escaparate de la ciudad de Madrid como paradigma del crecimiento económico basado en los servicios turísticos y financieros.






Temas relacionados

Ayuntamiento de Madrid   /   Política Estado Español   /   Ahora Madrid   /   Manuela Carmena   /   Especulación   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO