Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Freddo: los trabajadores permanecen dentro de la planta ante el inminente cierre

La cadena de heladerías dice que va a “reconvertir su negocio”. Peligran cientos de puestos de trabajo. Uno de los dueños es parte del gabinete de Macri.

Viernes 7 de septiembre de 2018 | 10:36

Las trabajadoras y trabajadores de Freddo vienen sufriendo hace meses un ajuste. La empresa los viene presionando con retiros voluntarios (en junio hubo 100), y en los últimos días anunció una “reconversión del negocio”. ¿Qué significa? Que tercerizará la producción de sus productos, que hoy se realizan en una planta en Balvanera con 60 operarios, y ampliará las franquicias.

Hoy Freddo tiene 80 locales, la mitad franquicias, y cerca de 300 empleados entre las heladerías y la fábrica. Pertenecen al Sindicato de Pasteleros.

La cadena pertenece al Grupo Pegasus, un fondo de inversión creado por el ex vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

En un comunicado emitido esta semana, Freddo aseguró que “esta reconversión del negocio, de un sistema de locales propios a otro que incluya franquicias, busca potenciar a empresarios, pymes y emprendedores, sin afectar la cantidad de gente que trabaja en la marca Freddo. Freddo, a través de su red de franquiciados, facilitará la reinserción laboral de los colaboradores que quieran seguir con la marca”.

"La empresa facilitará la reinserción laboral de los colaboradores". Facilitar no es lo mismo que garantizar, está claro. Además se trataría de "colaboradores" y no trabajadores. Así explica la incertidumbre que recorre la planta y las sucursales.
Con esa presión encima y la actitud pasiva del sindicato de Pasteleros, la empresa aprovecha para negociar indemnizaciones lejos de garantizar el empleo como dicen sus comunicados.

En el caso de la fábrica, los empresarios la única opción que le ofrecen a los trabajadores es aceptar la indemnización y resignarse a perder los puestos de trabajo definitivamente. Para los trabajadores de las sucursales corre una propuesta similar: aceptar la indemnización y perder el trabajo o renunciar y aceptar las nuevas condiciones de la empresa, que significa aceptar ser empleado tercerizado de la franquicia que se hago cargo de cada sucursal, o sea, bajo condiciones de precariedad laboral.

Por eso, muchos trabajadores y trabajadoras no confían en las promesas de la empresa. Una de las trabajadoras aseguró que “en la reunión a los chicos de fábrica les dijeron que la planta no va a tener continuidad. Les dieron franco hoy, por eso los chicos decidieron quedarse adentro. Y en las sucursales nos aseguran trabajo solo unos días más”.

Así es que están haciendo una permanencia pacífica en la planta, hasta que les den definiciones sobre lo que va a pasar con sus puestos de trabajo. También hay protestas en sucursales.

El miércoles habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo.

Ampliaremos.







Temas relacionados

Freddo   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO