Política

SANTA FE

La pelea por que emerjan la izquierda y los trabajadores ante un régimen santafesino descompuesto

La profunda crisis del régimen político santafesino, y particularmente el agotamiento del Frente Progresista impulsado por el Partido Socialista, abre las puertas a un recrudecimiento del rol represivo del Estado, pero también empuja a nuevos fenómenos políticos entre los trabajadores, las mujeres y la juventud y al crecimiento de la izquierda. Los desafíos del Frente de Izquierda y del PTS en este escenario.

Miércoles 9 de septiembre de 2015 | Edición del día

Desde 2011, con el Triple Crimen de Villa Moreno, el 2012 con la vinculación del ex Comisario Hugo Tognoli con el narcotráfico, el 2013 con la muerte de la militante social Mercedes Delgado, el 2014 con el aberrante asesinato de Norma Bustos como revancha narco y de Franco Casco en manos de la policía provincial, en 2015 con el asesinato y posterior intento de desaparición de Gerardo Escobar en manos de patovicas y policías; el régimen político y social de Santa Fe muestra signos de acelerada descomposición, con sus consecuencias de muertes y agravios contra el pueblo trabajador. En los nueve meses de 2015, nueve jóvenes fueron asesinados en Rosario por la fuerza policial.

Todos estos crímenes apuntan a un mismo responsable: el gobierno provincial que encubre y lava las responsabilidades de una Policía asesina, ambos involucrados en las complicidades de las redes narco. Pero no sólo el “poder político” y las fuerzas policiales son parte de este entramado. El Poder Judicial de Santa Fe goza y garantiza una impunidad cada vez más evidente, y es tan heredero de la dictadura y el reutemismo como lo es la Policía de Santa Fe. Todos ellos apañan bandas delictivas con protección policial llegando al escándalo del juicio abreviado y las penas mínimas para Los Monos, la reciente reducción de penas para dos condenados por el Triple Crimen y la liberación de un tercero, o la escandalosa liberación de los ocho procesados por la desaparición de Paula Perassi.

Se trata de un entramado de poderes políticos, policiales y judiciales que fomenta y garantiza los grandes negociados capitalistas ilegales, incluyendo la “administración” del delito. Las muertes y desapariciones de jóvenes aparecen como los “daños colaterales” de dicho entramado. Garantizan el crecimiento de la miseria para que estas bandas tengan poder de reclutamiento y luego ellos mismos crean la campaña “contra la inseguridad” para militarizar las ciudades y estigmatizar a la juventud y los sectores populares.

Se mire por donde se mire, a cada uno de los costados de la provincia, algo huele a podrido. Y es la movilización independiente del pueblo trabajador impulsada por la izquierda revolucionaria junto al más amplio frente único compuesto por sindicatos, centros de estudiantes, organizaciones sociales y de Derechos Humanos la que puede terminar con esto y pelear por una salida para los de abajo.

“Los candidatos del ajuste”

Los candidatos presidenciales que representan a las grandes patronales, Scioli y Perotti, Macri y Reutemann o Massa, pretenden esconder lo inocultable: sus planes de ajuste contra el pueblo trabajador para garantizar la sagrada “competitividad” de los capitalistas. Pero “el mercado” presiona para que el ajuste comience antes y el gobierno nacional de Cristina está haciendo la tarea.

Existen ramas de la economía que están en retroceso, aquellas que se ven afectadas por las turbulencias internacionales, como la recesión y devaluación brasilera. Otro sector que ve achicarse su margen de ganancia es el dependiente de la exportación de materias primas, como la soja que arrastra entre otras a las metalúrgicas dedicadas a la maquinaria agrícola. La devaluación de la moneda china profundiza los problemas con el gigante asiático, destino de gran parte de la soja nacional.

Por fuera de los fríos números de las estadísticas, las consecuencias reales se hacen sentir.

General Motors implementó nuevamente la suspensión de todo el personal, que hasta las elecciones será con el 100% del salario. Paraná Metal en manos del empresario K Cristóbal López amenaza con el cierre de la emblemática planta de Villa Constitución. Acindar argumenta una potencial crisis por la importación de acero chino y comienza sus ataques despidiendo a 12 trabajadores combativos, como parte del plan de “disciplinar” al conjunto de la fábrica.

La precarización laboral, la sub contratación por agencias y otros fraudes son moneda corriente y afectan casi al 40% de los trabajadores. En Santa Fe, la economía volcada a la exportación y los polos industriales volcados al consumo interno como la llamada “línea blanca” –dedicadas a los productos electrodomésticos- que hoy están beneficiadas mediante la precarización laboral y las leyes antidumping, encontrarán fuertes contradicciones con las nuevas devaluaciones que prometen el gobierno y los candidatos presidenciales.

La decadencia sin fin del progresismo de Binner, Bonfatti y Lifschitz

La coalición de gobierno, liderada por el Partido Socialista, está atravesando una decadencia que es, a la vez, resultado y causa de la descomposición del régimen político, de la que fueron corresponsables.

Si en 2011 fue escaso el margen por el que superaron al PRO, en las elecciones primarias y generales de 2015 recurrieron a un escandaloso fraude electoral que trató de instalar mediáticamente una cómoda victoria oficialista, y sobre todo, dejar fuera de competencia a la izquierda y especular con quedarse en las elecciones generales con sus 60 mil votos, mayoritariamente obtenidos por la lista del Frente de Izquierda encabezada por Octavio Crivaro.

La descomposición del régimen político junto a la decadencia de la gran coalición progresista que canalizó momentáneamente las expectativas de cambio contra el retemann-menemismo se fueron disolviendo hasta dejar una provincia tripartita entre los tres sectores o coaliciones patronales: el FAP, el PRO y el FpV.

Los resquebrajamientos internos en la desgastada coalición progresista hicieron lo suyo. La falta de extensión territorial del PS lo ató de por vida a la UCR, que hoy unió su decadente destino nacional a la derecha liberal de Macri, el padre político del Midachi Del Sel. Así, el Frente Progresista santafesino que se pretendió proyectar nacionalmente en 2011 como un progresismo moderno, liberal o no “populista” en contraposición al kirchnerismo y su fin de ciclo pejotista, terminó reducido a una coalición en crisis sin representación nacional. Para enfrentar esa crisis que salta por todos lados, el “partido de la rosa” optó por la estrategia conservadora de cuidar su “estancia” y quemar su última posibilidad de alguna proyección nacional. Así, nacionalmente se debilitó el “binnerismo” sin alma de la ex delarruísta Margarita Stolbizer, y al mismo tiempo se profundizó la decadencia del Frente Progresista a nivel nacional, quedando la lista de Binner en un cuarto puesto en las PASO, mientras sus “aliados” radicales Barletta y Corral, apoyan explícitamente a Macri. La biblia, el progresismo y el calefón.

La pérdida del control político sobre el territorio es tan grande, que el PS debió apelar para abordar la crisis narco al gobierno nacional y la Gendarmería. La utilización de la GNA, una fuerza bajo mando nacional, es decir del kirchnerismo. Incluso, esta resolución “por arriba” estratégicamente se trata de un boomerang que potencia la autonomía de las fuerzas represivas que, a la larga o a la corta, tomará el control de los grandes negociados narco como hoy lo hace la policía. Desde el PTS planteamos que es utópico y reaccionario el intento de barrer el narcotráfico por la vía de criminalizar el consumo y evitando la legalización de las drogas. Denunciamos que la negativa rotunda sobre estas políticas se debe al involucramiento del mismo Estado en las ganancias capitalistas de este negocio ilegal.

Así, la resultante provisoria de la impotencia del progresismo del PS y la UCR es el fortalecimiento de la derecha liberal del PRO y del FpV que tras la figura de Perotti encontró la manera de volver a un “reutemismo con rostro humano” y hacer las paces con las patronales agrarias, tratando de resolver la crisis del régimen político provincial en una “transición ordenada” desde arriba y por derecha.

Los fenómenos políticos y las conquistas del Frente de Izquierda

La crisis no solo se expresa por derecha o de manera conservadora. El crecimiento de diferentes listas a la izquierda de los partidos tradicionales, y particularmente la consolidación del Frente de Izquierda como alternativa electoral, expresa por un lado, el crecimiento del descontento entre trabajadores y sectores populares y, como consecuencia de ello transformarnos en voceros de los reclamos por ser protagonistas en cada una de las luchas obreras y populares. Es la expresión “por arriba” de algo que fecunda “por abajo”.

La enorme crisis del régimen, que desarrollamos al comienzo, ha generado nuevos y extendidos fenómenos entre los trabajadores, los jóvenes y las mujeres, y esto muestra que la relación de fuerzas instalada desde el 2001 entre las masas populares y los sectores patronales, no se modificó en detrimento de las masas. A pesar de que no protagonizamos grandes procesos de la lucha de clases y hubo golpes puntuales con despidos masivos como en Mahle y Paraná Metal en 2009, la crisis orgánica del régimen político y la movilización popular que en nuestra ciudad tuvo uno de sus principales epicentros el 19 y 20 de diciembre, dejó instalado un rechazo mayoritario a la represión, los despidos y la desocupación, junto a un apoyo generalizado, aunque aún pasivo, a las causas democráticas. Se trata de fuerzas que aún no han podido derrotar.

Así, son miles las mujeres que se movilizaron contra la violencia machista, miles los jóvenes estudiantes que se sensibilizan por las causas democráticas como es la lucha contra el gatillo fácil, son miles y miles los jóvenes explotados que en cada fábrica sufren en sus cuerpos la dictadura patronal cotidiana y acumulan odio desde hace años. Por esto surgen las “explosiones” moleculares de bronca y lucha en las metalúrgicas, aun con una organización débil. Ejemplos como el pase a planta permanente de los trabajadores de Liliana dejaron planteado la posibilidad de vencer a la patronal si hay una sólida organización obrera y una dirección política decidida.

La participación activa del PTS en cada uno de estos combates con una clara perspectiva de independencia política y lucha anticapitalista, es uno de los puntos centrales que nos diferencian del resto de la izquierda como el PCF o el FSP, y es la que convirtió en “voceros” políticos de estos reclamos a los candidatos del Frente de Izquierda como Octavio Crivaro o Virginia Grisolía que a su vez son parte de una alternativa con extensión nacional que emerge en distintas provincias y cuyo principal referente lleva a Nicolás del Caño.

La gran conquista durante el 2015 es haber emergido electoral y políticamente con fuerza , superando el rol de denuncia testimonial a la que pretenden recluir los partidos burgueses a la izquierda revolucionaria. Hubiese sido imposible sin los combates cotidianos que mencionamos.

Desde este peso consolidado, fuimos la única opción de izquierda que en 3 elecciones superamos cada piso proscriptivo y presentamos candidatos en todas las categorías, llegando a estar a 300 votos de entrar al Concejo Deliberante de Rosario. De acá partimos para proponernos un salto en el desarrollo de nuestra organización en el movimiento obrero y estudiantil, fortaleciendo la difícil pelea por extender la influencia político-electoral, peleando por conquistar una banca en el Congreso Nacional con Octavio Crivaro, como ya lo hicimos en Mendoza, Salta y Provincia de Buenos Aires.

La organización de partido y la emergencia de fuerzas sociales como salida a la crisis
La baja actividad de la lucha de clases a nivel nacional y el carácter poco “radical” de las luchas aisladas que se enfrentan a un régimen en descomposición, explican parcialmente por qué estos fenómenos aún no plantean una superación de este régimen decadente y, aunque es la base del crecimiento electoral de la izquierda (lo que incluye el voto al FSP y el PCF), aún no logra traducirse en fuerzas sociales movilizadas con una perspectiva de independencia política.

Es por esto que, en la situación política actual, el PTS se plantea por un lado y de manera permanente, desarrollar los fenómenos que se gestan por abajo apelando a la necesidad de la más amplia coordinación con las organizaciones combativas y de base, como lo hicimos con los jóvenes y familiares contra la impunidad policial y el gatillo fácil, en la movilización por #NiUnaMenos contra los femicidios y por el derecho al aborto legal, la participación activa en los paros nacionales contra el impuesto al salario, la lucha por derechos sindicales básicos como la posibilidad de tener delegados, contra los despidos persecutorios, etc. Pero además, para fortalecer cada una de esas luchas y que tengan expresión política por arriba, nos propusimos que fueran bandera en cada elección como en el debate de Candidatos a Gobernador del que participó Octavio Crivaro generando un enorme reconocimiento. En la campaña que impulsamos desde la lista 1A encabezada por Nicolás Del Caño hicimos escuchar estas denuncias a la vez que pusimos sobre la mesa la necesidad de mostrar la fuerza de los nuevos dirigentes jóvenes, mujeres y trabajadores de la izquierda que son los referentes de esas peleas. Ellos fueron nuestros candidatos que ganaron la interna del FIT y serán la opción para octubre en todas las categorías en Santa Fe.

Desde este lugar, nos diferenciamos claramente del resto de las opciones de la izquierda que se presentan a elecciones como el FSP y el PCF, que se proponen proyectos de reforma del capitalismo y que sostienen una práctica que no busca organizar ni unir las luchas aisladas, limitándose a proyectos electoralistas y personalistas o a reclamos sindicales aislados, limitados además por no tener una perspectiva nacional e internacional.

Nuestra estrategia no se reduce a participar de las elecciones o de las luchas de manera diluida, sino a que en cada batalla, promover fracciones de izquierda que tengan como bandera central la independencia política, y eleven su conciencia a la necesidad de una salida anticapitalista de conjunto con desarrollo en todo el país e incluso a escala internacional. En esa dirección es sobre la que nos planteamos desarrollar todos los días nuestro partido.

Nuevas tareas para grandes desafíos

Desde esta perspectiva es que nos proponemos debatir en profundidad con cada uno de los cientos de compañeros independientes que militaron con nosotros distintas peleas, incluyendo la campaña electoral, la necesidad de militar por una estrategia revolucionaria de conjunto con la perspectiva de dar peleas inmediatas por profundizar el crecimiento de la influencia política en la provincia de la mano de la campaña electoral hacia Octubre con el enorme y difícil desafío de ingresar al Congreso con Nicolás del Caño y Octavio Crivaro, el desarrollo de las luchas actuales que están dando las mujeres, los trabajadores y los jóvenes, y el fortalecimiento y extensión de nuestra organización como corriente política en fábricas, escuelas, facultades y terciarios. Apostamos como uno de los principales desafíos a duplicar en el corto plazo nuestras fuerzas militantes con presencia en las principales ciudades de la provincia, empezando por Rosario, Villa Constitución, Santa Fe, Reconquista y Rafaela.

Nos proponemos multiplicar la organización de la juventud trabajadora en las fábricas metalúrgicas y otros gremios mediante la consolidación de agrupaciones amplias bajo la perspectiva de unir el espacio sindical que abrió la larga lucha de los trabajadores de Liliana contra la precarización laboral y la burocracia de la UOM por delegados, y el espacio político y de izquierda que abrió en miles de trabajadores el Frente de Izquierda. Para esto debemos multiplicar los espacios sociales, culturales y deportivos como son los torneos de Amistad Obrera o los Bingos donde los trabajadores y sus familias pueden desarrollar actividades libremente y regenerar los lazos de solidaridad. El segundo objetivo inmediato es el desarrollo de la campaña electoral en decenas de fábricas a las que llegamos con los spots y nuestros materiales cuyas muestras de simpatía llegan diariamente a nuestros candidatos y militantes.

En el transcurso de 2015, la más importante de todas las movilizaciones fue la protagonizada por miles de mujeres por #NiUnaMenos. En el camino hacia octubre, aprovecharemos la campaña y el reconocimiento de nuestras figuras como Myriam Bregman, Andrea D’Atri y Virginia Grisolía, tomando la pelea por los derechos de las mujeres como cuestión central, haciendo hincapié en el problema de la violencia machista y el aborto clandestino. Además impulsaremos la pelea por justicia por Paula Perassi, para que, junto a sus familiares y amigos la transformemos en una de las principales banderas sobre las que se movilice un gran movimiento de mujeres. Sobre estas peleas y con el apoyo que generaron nuestras candidatas del PTS en el FIT como referentes centrales de las luchas de las mujeres a nivel nacional es que queremos organizar una gran delegación obrera y estudiantil que viaje hacia el Encuentro Nacional de Mujeres este 10, 11 y 12 de octubre.

Otro gran desafío es, a la par que duplicar nuestra militancia en la universidad, terciarios y secundarios, aprovechar la campaña electoral en las estructuras estudiantiles para ir al desarrollo una juventud que frente al conservadurismo y pasividad que impone la academia y el régimen estudiantil con la colaboración de las conducciones de izquierda, dispute cada espacio cultural e ideológico donde desarrollar con libertad y creatividad todas sus iniciativas conquistando sus propios espacios de recreación, desarrollo artístico y de ocio. A la vez que impulsar con nuestros candidatos, intelectuales y docentes que simpatizan con el FIT, jornadas de debate y discusión teórica e ideológica, contra el vaciamiento de marxismo y teorías críticas que alientan las gestiones radicales y kirchneristas.

Para estas tareas, nos proponemos que La Izquierda Diario aumente su extensión y reconocimiento ya que se trata del único diario digital, también en Santa Fe, que da respuesta desde la izquierda a los grandes problemas provinciales y le da voz a los fenómenos que surgen desde abajo como fueron el enorme repudio y movilización contra la muerte de Franco Casco y Gerardo Escobar. A la vez que desarrollar una profesionalización mayor en el abordaje de ciertas temáticas y nuestros recursos audiovisuales, publicaremos columnas semanales de nuestros candidatos en la perspectiva de llegar diariamente a todos aquellos que consideraron al FIT como alternativa, y al público de izquierda en general. Apuntamos a sentar las bases para la creación sobre los últimos meses del año, de un suplemento semanal con portada propia de Santa Fe y una mayor cobertura diaria.

Con estas grandes peleas y desafíos por delante es que proponemos entusiasmar a las nuevas camadas de compañeros que apostamos a que se sumen en lo inmediato en el PTS.







Temas relacionados

Octavio Crivaro   /    Miguel Del Sel   /    Frente de Izquierda   /    Antonio Bonfatti   /    Omar Perotti   /    Hermes Binner   /    Opinión   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO