Política

Ediciones IPS Recomienda

La pelea de los revolucionarios por ganar la conciencia de los trabajadores

“El atraso político de los obreros norteamericanos” es un artículo que León Trotsky escribió en mayo de 1938 en momentos en los que las condiciones de miseria y desocupación habían alcanzado niveles escalofriantes, como resultado de la crisis mundial de 1929. Hoy, los niveles de desocupación en EE.UU. así como también la degradación de las condiciones de vida al calor de la pandemia y la crisis económica y social, también reflejan datos alarmantes. Al igual que ayer, la respuesta que los trabajadores puedan dar a la crisis se vuelve una tarea de primer orden. Este artículo fue publicado por Ediciones IPS en la obra escogida N° 10, El Programa de Transición y la fundación de la IV Internacional, de León Trotsky.

María Rosa Solinas

Ediciones IPS-CEIP

Sábado 18 de abril | 14:28

Foto: Huelga camioneros en Menphis y recolectores de basura en Pittsburgh

Hoy la situación internacional está atravesada por la crisis sanitaria que ha matado a más de 100 mil seres humanos por la pandemia del Covid-19 y una crisis económica cuyos pronósticos más optimistas para este año arrojan 25 millones de nuevos desocupados en el mundo.

Actualmente comienza a haber un cuestionamiento al capitalismo y a los gobiernos que son responsables de haber reducido los presupuestos de salud, aplicado la reforma previsional, atacando a los jubilados y de haber precarizado las condiciones de trabajo para salvar a los bancos. Este sistema no garantiza las condiciones de salubridad a millones de enfermeras, médicos, trabajadores de limpieza, de la alimentación, de laboratorios, etc., repartidores, cajeras de supermercados y tantos otros que son considerados imprescindibles para poder hacer funcionar la economía.

Te puede interesar: Despidos y baja de salarios: los usos de la crisis y la “doctrina del shock”

La depresión económica que anuncian los economistas de distintas ideologías traerá distintos fenómenos políticos en la juventud, las mujeres y los trabajadores que cuestionan la precariedad, las condiciones de insalubridad y también las ganancias capitalistas: como ya estamos viendo conlas enfermeras en EE.UU., también los trabajadores de General Electric proponen fabricar respiradores, los jóvenes trabajadores de Amazon en EE.UU, se organizan las enfermeras en Perú, en la frontera de México con EE.UU. en las maquiladoras la respuesta a la pandemia son paros, motines y protestas, en Panamá la fuerza de los trabajadores del cobre también se hace sentir, en Colombia también hay respuesta de los trabajadores, en Italia el 25 de marzo impone a la burocracia sindical una huelga por nuestra salud antes que sus ganancias.

Te puede interesar: pandemia y capitalismo, la lucha en dos frentes de la clase trabajadora

En el artículo que presentamos, la preocupación de Trotsky era que avanzara la conciencia política de la clase trabajadora para que pudiera intervenir en forma independiente de los capitalistas, dando una salida propia, ante una situación de miseria creciente y desocupación.

La campaña que proponía por la escala móvil de horas de trabajo y de salarios era de mucha importancia, ya que esa consigna permitía elevar las aspiraciones de las masas mostrando en forma sencilla la necesidad de luchar para imponerla, en el camino de acabar con la explotación capitalista. En la Argentina el FIT-U la ha popularizado planteando "reducir la jornada laboral a 6 hs y 5 días a la semana sin reducir el salario y con un mínimo que cubra la canasta familiar”.

Es muy interesante cómo Trotsky planteaba la necesidad de levantar un programa que partiera de las condiciones de miseria y desocupación profunda que era una enorme plaga social y apelaba a la tarea que tienen los revolucionarios,que es la de desarrollar la conciencia de los trabajadores. Enfatizaba que la conciencia no está hecha del mismo material que las fábricas, las minas y los ferrocarriles, sino que es más variable y que, bajo los golpes de las crisis objetivas que produce millones de desocupados, puede cambiar rápidamente.

El trabajo que hay que hacer en la conciencia de los trabajadores, las mujeres y la juventud es ayudar, a través de la experiencia cotidiana, a encontrar un puente, un camino entre sus reclamos y sus luchas parciales y el programa de la revolución socialista.

Trotsky sostenía que el derecho al trabajo es el único derecho que tienen los obreros en una sociedad basada en la explotación, por ello pelear por la escala móvil de horas de trabajo y salario permite también tender un compromiso de solidaridad entre los ocupados y desocupados repartiendo todas las horas de trabajo entre todas las manos disponibles y garantizando un salario acorde a la canasta familiar. Esto constituye una verdadera planificación socialista del trabajo existente presentado en forma sencilla y popular.

Ediciones IPS te acerca este artículo en momentos en que el mundo cruje ante una nueva crisis sanitaria y social. Buscamos aportar a desarrollar un marxismo militante que proporcione herramientas para enfrentar cualquier salida que la clase capitalista nos quiera imponer. Buscamos difundir las ideas del socialismo revolucionario para, hoy más que nunca, transformar el mundo.

Descargar

El atraso político de los o... by La Izquierda Diario on Scribd

Encontrás nuestro catálogo en edicionesips.com.ar







Temas relacionados

Trotsky. A 80 años de su asesinato   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Programa de Transición   /    León Trotsky   /    Ediciones IPS-CEIP   /    Marxismo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO