×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Con una inflación que se estima superior al 50 % para este año, y de forma inconsulta con las bases y el sector autoconvocados, los sindicatos que forman parte de la intergremial llegaron ayer a un acuerdo con el Gobierno de Sáenz.

Sábado 27 de febrero | 10:15

Ayer por la noche, dirigentes de los sindicatos ADP-CTERA, AMET, SADOP, ATE, CTA, UDA y UPCN, firmaron junto a los ministros de Economía, Roberto Dib Ashur, y de Educación, Matías Cánepa, el acuerdo salarial para el 2021.

La paritaria se cierra de forma inconsulta a las bases y a los sectores autoconvocados que este sábado y domingo realizarán asambleas para discutir si están dadas las condiciones para iniciar el período lectivo este lunes, como en la mayoría del país.

¿En qué consiste el acuerdo?

La paritaria del 36 % en 4 cuotas está en sintonía con la nacional, que cerró también ayer y que consiste en un 34,5 % en 3 cuotas. Es que, entre los Gobiernos nacional y provinciales no hay grieta en lo que respecta no solo al retorno a clases inseguro si no a hacernos pagar el ajuste a las y los trabajadores, con más precarización y ataque a los salarios.

En Salta, la primera cuota será cobrada con el sueldo del mes de febrero el miércoles 3 y consiste en un aumento del 8 %, que se suma al 4,5 % acordado el jueves para "compensar" el desfasaje salarial respecto a la inflación del 2020. Este sábado estarán depositados el incentivo y el bono por única vez de 10 mil pesos.

Otro 8 % de aumento se cobrará con el sueldo de mayo, el 10 % con el de julio y otro 10 % con el de septiembre. Con la desestimación de la cláusula gatillo, demanda histórica de la docencia para no perder la masa salarial frente al aumento inflacionario, el Gobierno de Gustavo Sáenz busca achicar el gasto público, como buen alumno del FMI y los acreedores extranjeros.

Además, uno de los puntos del arreglo incluye la creación del artículo 24 bis COVID para licencias específicas si se contrae la enfermedad. De esta forma, el Gobierno se desentiende si alguien se contagia en el lugar de trabajo por las condiciones de falta de agua, ordenanzas, insumos, sanitizantes, entre otras, al no considerarse como una de enfermedad laboral.

Trabajadoras estatales precarizadas de los CPI, hogares y dispositivos, que protagonizaron un conflicto en enero por la estabilidad laboral y el aumento salarial, denunciaron a este medio no haber cobrado aún los sueldos de diciembre y enero, y que no recibirán el bono. Trabajadoras que cobran el plan Potenciar Trabajo y que fueron enviadas a las escuelas, como nuevas ordenanzas que cobrarán menos de la mitad del sueldo por las mismas tareas, tampoco. Pero de esto nada dice el acuerdo firmado por las burocracias sindicales y el Gobierno. Tampoco, sobre el plan de vacunación para el personal que trabaja en escuelas y sectores de la comunidad educativa, que aún no llega.

Asamblea para decidir

Este fin de semana habrá asambleas provinciales donde docentes debatirán qué condiciones necesitan para volver a las aulas y si aceptan o no este acuerdo salarial en cuotas.

Hoy desde las 15 h, delegados de Capital, Orán y San Martín, convocan a una asamblea en el Club Libertad. Se trata de un sector que se mantuvo en pie de lucha durante el 2020 con asambleas y acciones en las calles, en coordinación con otros sectores.

El domingo a las 14 h, el sector autoconvocado que durante el año pasado no realizó asambleas y priorizó un intento de diálogo con el Gobierno, inconsulto con las bases, referenciado en Sandra Nieva, Silvia Di Piazza y Gustavo Tilca, convocó a una asamblea en el Club Atlético Olimpia de Rosario de Lerma. Divisionista y casi desesperado al ver que el Gobierno no los convocaba para ser parte de la mesa de discusión.

Desde la agrupación 9 de Abril, que impulsamos docentes y estudiantes terciarios, nos parece prioritario pelear para que este fin de semana haya una asamblea unitaria de todos los sectores autoconvocados, que funcione con mandatos de base, para decidir si iniciamos o no, y qué plan llevar adelante junto a las y los estudiantes y las familias, contra el ajuste en curso y el ataque sistemático a la educación pública.

Tenemos que reorganizarnos, unir lo que el Gobierno quiere dividir, y juntar fuerza para pelear por salario igual a la canasta familiar por cargo, para que ningún docente ni ordenanza sean pobres; conectividad para todas las familias; celulares y computadoras para docentes y familias; creación de cargos y designaciones ya; salarios de emergencia para todas y todos los docentes desocupados; plan de vacunación progresivo para docentes y comunidad educativa.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias