Política Venezuela

EN ALINEAMIENTO CON EL URIBISMO

La oposición de la MUD festeja el triunfo del “NO” en Colombia

Los principales voceros de la oposición aglutinados en la MUD festejaron el triunfo del "NO" en el plebiscito de este domingo en Colombia por la firma de los acuerdos de paz.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Martes 4 de octubre

De haber ganado el "Sí", "hoy habría cadenas y champaña en Caracas y en La Habana", aseguraba el secretario ejecutivo de la derechista Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, que aglutina a las principales fuerzas de la oposición del país.

El representante de la derecha inscribía el triunfo del “NO” como una "derrota (que) se suma a lo que les pasó en Brasil, a la defenestración de Dilma (Rousseff), a los que les pasó en Argentina, a lo que le pasó a Evo Morales en el referendo boliviano, a la decisión de (Rafael) Correa de no presentarse a una nueva elección, van de retirada". Dirigiéndose indirectamente también al gobierno de Maduro que apoyaba abiertamente el “SI” y era uno de los garantes entre los acuerdos entre Santos y las FARC.

Te puede interesar: Inesperado triunfo del NO a los acuerdos entre el gobierno y las FARC

En una declaración oficial en horas de la noche de este lunes, la MUD lo decía más claramente al declarar que: “Desde Venezuela reiteramos al pueblo colombiano nuestro respeto y solidaridad en la certeza de que nuestras naciones, hermanadas por la historia y la geografía, sabrán construir una paz tan robusta y masiva que será capaz de aislar, segregar y derrotar a los violentos”. Refiriéndose en cuanto a “aislar”, “segregar” y “derrotar” a las FARC, y en tiro por elevación también al gobierno de Maduro.

Pero el derechista Torrealba pasó aún más a la carga en su festejo en horas de la mañana de este lunes, afirmando que en Colombia también fue "derrotado el proyecto castro-chavista", como se refieren la derecha para hablar del pensamiento de los gobiernos del expresidente Fidel Castro, y el fallecido presidente Hugo Chávez. Así, varios líderes le achacaron a los Gobiernos de Cuba y de Venezuela de la derrota del "sí" enfatizando que, con el resultado de las urnas “pierde una manera de imponer un determinado concepto de paz", y que fue producto “indudable" de la implicación que tuvieron estos países en los cuatro años de negociaciones en las que Cuba y Venezuela actuaron como garantes y acompañantes.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, en plena sintonía con Uribe aseguró que "los colombianos no han rechazado la paz, sino el texto del acuerdo propuesto por el Gobierno de (Juan Manuel) Santos y los voceros de la FARC". Siendo que en una serie de mensajes en la red social Twitter, este viejo derechista de Acción Democrática recomendó que si van a reanudarse las conversaciones entre el Gobierno colombiano y "la guerrilla narcoterrorista" como se refiere a las FARC deben "excluir a los cubanos del proceso".

Destilando lo más recalcitrante de la derecha local y en consonancia con lo más rancio de la derecha colombiana declaraba Ramos Allup que "Raúl Castro, Santos y la guerrilla narcoterrorista (son) los grandes derrotados". Asimismo, el excandidato presidencial Henrique Capriles del partido Primero Justicia consideró por la red social Twitter que "el Pueblo decidió que debe revisarse el acuerdo” en el sentido de los que proponían los de la campaña por el “NO”.

Por su parte, el Presidente Maduro declaraba este lunes que "Colombia tuvo un traspié electoral, como tuvimos nosotros el 6 de diciembre, pero así como el traspié electoral de Colombia ayer, la paz es irreversible". Además acusó a la oposición de la MUD de haber realizado una campaña de apoyo a la opción del "NO", lo que para él significa hacer "campaña por la guerra". Maduro aseguró que la paz o el conflicto en Colombia afecta directamente a Venezuela, ya que "más de 5 millones de compatriotas colombianos" viven en el país debido a que huyeron de sus tierras por el "horror generado por la guerra".

Pero no hay que llamarse a engaños. Como se analiza en un artículo de este lunes en este diario “Uribe y Santos comparten el objetivo central de los diálogos de ‘paz’ desde el punto de vista burgués: obtener la ‘rendición negociada’ de la guerrilla. Chocan alrededor de los términos a imponer para la misma. Mientras Santos optó por una fórmula más ‘de centro’, potable para la conducción de las FARC, Uribe, apoyándose en un ala burguesa y terrateniente ferozmente anticomunista y que teme verse perjudicada, opina que las concesiones a la guerrilla son excesivas y que es posible apretar mucho más para profundizar esa rendición negociada y dejar más claro quién ganó la guerra”.

En el que agregamos que: “A fin de cuentas, las necesidades políticas propias de ambos son contradictorias pero los objetivos estratégicos son convergentes entre las dos alas burguesas que representan. Para empezar, comparten el programa neoliberal y la defensa de las ‘conquistas’ burguesas y terratenientes acumuladas en largos años de guerra interna a costa del pueblo, algo que el Acuerdo Final en verdad no amenazaba”.

Te puede interesar: Triunfo del No detona crisis política en Colombia

En el plano interno, la derecha que se alinea con el triunfo del “NO”, considera que el triunfo del “NO” los tiende a fortalecer en el momento en que el país se realizan negociaciones entre la MUD y el gobierno de Maduro, ahora con la presencia directa del Vaticano, con el trasfondo de la profunda crisis económica y política del país, en el marco donde la derecha local y regional busca imponer más condiciones funcionales a sus intereses y del imperialismo en una “transición poschavista” pactada.

Te puede interesar: Se activa la mediación papal: Tras el anuncio de la llegada de Thomas Shannon, se informa la venida del representante del Vaticano




Temas relacionados

Política Venezuela   /   Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /   Nicolás Maduro   /   Colombia   /   FARC   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO