Política Venezuela

Venezuela

CRISIS POLÍTICA

La oposición agudiza su deriva política y el chavismo busca sacar partido

La crisis de la oposición aglutinada en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) acelera su profunda crisis. Este miércoles continuó el fuego cruzado de declaraciones de sus principales dirigentes, en una fractura que no tiene vuelta atrás.

Jueves 26 de octubre | Edición del día

De esta manera dirigentes que la integran que en cuanto coalición afirman que “la MUD cumplió su ciclo de vida histórica en la política” tal como lo sostuvo Henri Falcón de Avanzada Progresista, quien aceptó la derrota electoral en Lara, estado en el que era gobernador. O como el hasta no hace poco coordinador de la MUD, el exsecretario de la Asamblea Nacional y dirigente de La Causa R, José Ignacio Guédez, manifestando que no puede representar una Unidad “que no existe”.

Un sin número de analistas pertenecientes al espectro de la oposición sostienen que la MUD “se acerca a su desaparición” y que ha firmado su “sentencia de defunción”, o como es más enfático Luis Vicente León, de la consultora Datanális, quien afirma que "Esta obra se llama implosión y estaba cantada. Esta es, por mucho, la peor crisis vivida por la oposición en 19 años y apenas está comenzando".

¿Nuevos bloques políticos dentro de la oposición?

Es que ahora ya se habla de la constitución de nuevas plataformas políticas dentro de los hasta no hace poco integrantes de la MUD. Este bloque ya había tenido sus separaciones, pero se trataba de movimientos menores, como Vente Venezuela, de María Corina Machado, quién fustigaba a la MUD por presentarse a las elecciones a gobernadores, tomando distancia de la misma.

Ahora partidos políticos como Primero Justicia, de Henrique Capriles y Julio Borges (actual presidente de la Asamblea Nacional), y Voluntad Popular de Leopoldo López y Fredy Guevara (vicepresidente de la Asamblea Nacional) se enfilan en la idea de crear, en lo que llaman, una nueva "unidad" más firme, declarando que hay que "apartar a quien haya que apartar" –en alusión a Acción Democrática de Ramos Allup- para la constitución de un nuevo bloque político.

El dirigente del sector más derechista, Voluntad Popular, Freddy Guevara, además de calificar de "cobarde" la decisión de los cuatro gobernadores opositores -todos ellos del partido de Acción Democrática (AD)-, declaraba que esta fractura en la MUD va a permitir "construir una unidad donde el objetivo sea salir de la dictadura y no convivir con ella". Adelantando que su organización no participará en las elecciones municipales -aún pendientes en el país- debido a lo que llama el "fraude" en las regionales y a la “imposición de que los ganadores deban juramentarse ante la Constituyente”, al considerar que el hecho de la acción de los cuatro gobernadores representa intrínsecamente que así ganen un proceso electoral, tendrán que supeditarse al Gobierno de Maduro.

Por su parte, Henrique Capriles, quien ya el martes había declarado que se marchará de la MUD si el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, continúa en la coalición, ha declarado también que este “quiebre” presenta una "oportunidad única" e "histórica" para que se "refunde" la alianza MUD, aunque hasta el momento no ha especificado entre qué sectores se avanzaría en este sentido, por fuera de Voluntad Popular.

Por su parte, Henri Falcón, de Avanzada Progresista, y posible candidato presidencial, ha declarado que aboga por un nuevo bloque político que agrupe a partidos y otros sectores que se opongan a Maduro, distante de Voluntad Popular y Primero Justicia, a quienes responsabiliza de la situación actual por el monopolio que ejercen dentro de la MUD, afirmando que “es necesario refrescar el liderazgo” de la oposición. De hecho ha planteado que organizaciones políticas como la que él lidera, y otras como Copei, el MAS y Puente, puedan coincidir en una nueva “plataforma”.

A medida en que avanza la clara fractura de la MUD, esta ya no contempla solo la cuestión de la juramentación de los gobernadores de Acción Democrática, sino que surgen los pases de factura por otras intrigas internas. El propio Falcón aseguró que Voluntad Popular y Primero Justicia jugaron a su derrota en Lara durante las pasadas elecciones regionales por estar a favor de un eventual diálogo o mesa de negociación. Además de calificar como una “infantilada” las declaraciones de Capriles de que se separará de la MUD mientras el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, se mantenga dentro de la coalición.

Acción Democrática busca reacomodarse

El principal dirigente de Acción Democrática, Ramos Allup, salió a defenderse, buscando un reacomodo de su movimiento político tras la andanada de acusaciones, afirmando este martes que los cuatro gobernadores quedaron "autoexcluidos" del partido, sosteniendo que “tenían instrucciones claras de no acudir” a la Constituyente y que, cuando esto ocurre, se produce una "auto exclusión" automática.

Agregaba el viejo zorro adeco que: “yo les dije que no fueran y que si se juramentaban ante la ANC iban a contravenir a una decisión del partido y que se sometieran a los estatutos”. Aunque buscando justificar la acción de sus gobernadores electos, descartando que haber jurado ante la Constituyente del chavismo suponga que estos “hayan legitimado a este órgano” que calificó de "írrito", por el contrario, señalando que cayeron en una "emboscada". Lo que pone al desnudo la doble jugada de Acción Democrática.

Estas declaraciones fueron automáticas tachadas de falsas por varios dirigentes de la MUD, como el propio Capriles al sostener: “ Que no venga Ramos Allup a lavarse las manos. En Acción Democrática no se mueve un lápiz sin que ese señor autorice que se mueva”; así como también por el no hace poco coordinador de la MUD, José Ignacio Guedez, afirmando que la decisión de los cuatro gobernadores de AD de juramentarse ante la ANC fue una “posición partidista y no personal, como señalara Ramos Allup”.

Las declaraciones de Ramos Allup se daban en el momento en que la Asamblea Nacional, controlada por la oposición y en que el gobierno de Maduro considera que está en “desacato”, rechazó la actuación de los gobernadores que se juramentaron, y acordó "desconocer cualquier tipo de subordinación por parte de autoridades electas ante la ilegítima Constituyente”, y reiteró que "la única vocera del pueblo venezolano es la Cámara”. Una resolución que fue aprobada por los diputados de Acción Democrática, pues la misma fue por unanimidad, una demostración de cómo hay que guardar las apariencias para este viejo partido sobreviviente del puntofijismo.

El chavismo busca sacar partido

Entretanto, tres de los cuatro opositores que juraron ante la Constituyente chavista sostuvieron una reunión con Maduro este miércoles, quien declaró desde el palacio presidencial de Miraflores que "fue una reunión cordial, positiva", buscando tender su paraguas de influencia sobre los dirigentes regionales de Acción Democrática.

El chavismo, que ha venido metiendo fuego en la fractura abierta de la MUD, busca ahora aprovechar esta situación asomando este miércoles la posibilidad de adelantar la elección de alcaldes, cuyos cargos vencen en diciembre, mientras la oposición continúa atrapada en una crisis interna sin precedentes. Sabe que en esta situación, y con poco tiempo y las dificultades para definir candidatos por parte de los opositores, la posibilidad de llevarse la mayoría de municipios es muy grande. Por eso, Francisco Ameliach, integrante de la autoproclamada “plenipotenciaria” Constituyente, sostuvo que propondrá adelantar los comicios de alcaldes, lo que en verdad se trataría de una decisión del chavismo en pleno, y no una iniciativa individual, buscando quebrar más aún a la oposición y posicionar al chavismo en las municipales.

La situación abierta en la MUD y el resto de las organizaciones de la oposición beneficia al gobierno de Maduro quien hasta no hace muchos meses estaba entre las cuerdas. Pero esta nueva situación no ha sido producto de un cambio en la correlación de fuerzas con respecto a las masas sino más bien por el sustento de las Fuerzas Armadas, en un curso de mayor bonapartización, así como la imposición de una fraudulenta Asamblea Constituyente en la que sólo participó el chavismo, además da acciones de maniobras para garantizarse el triunfo en recientes elecciones a gobernadores.

Pero hay una situación que es imparable como es la profunda crisis económica que en los últimos meses ha arreciado con un proceso hiperinflacionario, incluso con aumento de precios diarios de productos de primera necesidad, incluso donde la posibilidad de una cesación de pagos es inminente siendo que este viernes el gobierno de Maduro tiene que pagar alrededor de mil millones de dólares por concepto de deuda. De conjunto se trata de una situación que golpea severamente a las mayorías trabajadoras y populares.

Ante la crisis política imperante donde la oposición se debate pero busca reagruparse en nuevos bloques, y los ajustes del gobierno que arremeten contra el pueblo trabajador, es fundamental continuar peleando por una alternativa de clase frente al chavismo y la MUD. Hay que poner en movimiento a la clase trabajadora, a la juventud y los sectores pobres para que entremos en el escenario político nacional con banderas propias y con total independencia política.

Te puede interesar: Se fractura la oposición tras jurar 4 de sus gobernadores ante la Constituyente chavista








Temas relacionados

Crisis Venezuela   /    Política Venezuela   /    Henrique Capriles   /    Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /    Chavismo   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO