Deportes

FÚTBOL

La nueva Selección Argentina y un arranque que promete

El equipo dirigido por Scaloni dejó buenas impresiones en los cruces con Guatemala y Colombia. Nuevos nombres y otros aires para una renovación necesaria.

Alfredo Blanco

@ablanco1985

Miércoles 12 de septiembre | Edición del día

La Selección Argentina inició una nueva etapa luego del fracaso que significó su paso por el Mundial de Rusia. Con Lionel Scaloni como entrenador interino, el equipo nacional está en la búsqueda de una nueva identidad, ya sin jugadores que supieron ser emblemas como Ángel Di María, Sergio Agüero, Lucas Biglia y Javier Mascherano, e incorporando nuevas piezas para ir trabajando un funcionamiento que de a poco pueda ir dando resultados.

Con un triunfo sobre Guatemala por 3 a 0 (Pity Martínez y los Gio’s Lo Celso y Simeone) y un empate sin goles frente a Colombia, el equipo cerró la gira por Estados Unidos dejando buenas impresiones. Se destacaron nombres como los de la saga central conformada por Germán Pezzella y Ramiro Funes Mori; la sociedad que formaron Lo Celso y Exequiel Palacios dejó grandes momentos que ilusionan a futuro; Rodrigo Battaglia y Leandro Paredes cumplieron en su rol de volantes de contención; e individualidades como las de Pity Martínez, Cristian Pavón, Franco Armani y Paulo Dybala (con muy pocos minutos en cancha) fueron claves e invitan a pensar que es posible darle forma a un estilo o identidad que vuelva a darle prestigio a una camiseta que lo regaló en su última participación mundialista.

Para hablar del juego en sí hay que tener en cuenta que el parámetro real lo dio el encuentro con Colombia. El equipo cafetero presentó sus mejores cartas y aún así el conjunto dirigido por Scaloni fue dueño de la pelota en algunos tramos del partido, lastimando con buenas conexiones entre los volantes y siendo punzantes por los costados, gracias al trabajo de extremos y laterales. Quizás lo que se dió de manera diferente al debut con Guatemala fue la participación del centro delantero, ya que Mauro Icardi tuvo muy pocas intervenciones en el circuito que intentó armar Argentina, y Giovanni Simeone se entendió mejor con sus compañeros en el frente de ataque. El entrenador argentino deberá trabajar la manera en la que el capitán del Inter pueda hacerse socio de los generadores de fútbol.

Hay varios puntos a resolver hasta fin de año. El primero es saber quién será el entrenador que por fin tomé el mando de la selección albiceleste. Hay algunos nombres en el radar de AFA, aunque con características muy diferentes uno del otro. No es lo mismo un proyecto comandando por Diego Simeone, que otros liderados por Marcelo Gallardo, Gerardo Martino o el mismísimo Scaloni. También es menester saber si seguirán probando jugadores o si con la convocatoria de esta gira Argentina encontró una base. Tal vez sea algo precipitado afirmarlo, aunque lo más razonable sería continuar dándole minutos al eje Palacios/ Lo Celso: a partir de allí hay grandes chances de encontrar un generador de juego, ese que no abunda y del que muy pocos gozan en el fútbol de hoy.

Atrás quedó la dolorosa eliminación ante la campeona Francia y el laberinto del que el ex entrenador Jorge Sampaoli nunca pudo salir, en los cuatro partidos jugados en la última Copa del Mundo. Era necesario y urgente darle una oportunidad a jugadores con ganas de demostrar otro compromiso e intensidad, cualidades que fueron visibles en los dos encuentros disputados en Los Ángeles y Nueva York, más allá del nivel que pudieron ofrecer los rivales. El camino a Qatar es largo, el equipo seguramente tendrá algún traspié en lo que viene, pero es primordial seguir buscando un funcionamiento y nombres que puedan darle sentido a lo que el público futbolero quiere para su Selección. Por primera vez y en mucho tiempo se debe volver a priorizar el conjunto sobre las individualidades, porque sin equipo no hay “mejor jugador del mundo” que te salve.







Temas relacionados

Selección Argentina   /    Colombia   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO