Juventud

CONFLICTO SECUNDARIOS

La ministra Acuña y el diálogo que no fue

Luego de 4 horas de reunión con la ministra de educación y representantes de la defensoría del pueblo, los estudiantes salieron como entraron: sin ninguna respuesta.

David Shoshi

Juventud del PTS | Colegio Dr. Alberto Larroque

Miércoles 20 de septiembre | Edición del día

Fotografía: DyN

Este miércoles, la ministra de educación de la Ciudad, Soledad Acuña se reunió con los representantes de los diferentes centros de estudiantes para “dialogar” sobre la reforma educativa. Repitió varias veces en los medios de comunicación que "no pensaba hablar con colegios tomados", pero las masivas movilizaciones que protagonizaron los más de 4000 estudiantes secundarios en las calles hicieron que la ministra tenga que retroceder y reunirse con un representante por colegio.

En la reunión se hubo un representante de los centros de estudiantes de cada colegio y un directivo (a los cuales no se los dejó participar). Quedó demostrado lo nefasta que es la reforma que atenta contra la educación pública. Pese a todos los planteos que hicieron las y los estudiantes, la ministra se dedicó a repetir su discurso armado sin respetar ni contestar las inquietudes de los estudiantes. No contenta con eso, dijo abiertamente que no iba a echarse para atrás con la reforma. Una clara muestra que todo este circo no fue más que parte de la campaña electoral de Cambiemos para mostrarse como un gobierno que dialoga.

El día anterior a la reunión, fue la misma Acuña la que aseguró en varias entrevistas: "Acá hay demasiados actores políticos y partidarios que están tomando partido de esto. El FIT, el Frente para la Victoria y algunos sindicatos docentes están detrás de las tomas", negando que cada medida de lucha que toman los estudiantes se vota en asambleas en los colegios y con la claridad que tienen los pibes que no van a permitir que el Gobierno avance de esta manera sobre la juventud y los trabajadores.

El Gobierno y los empresarios son los únicos que opinan que la reforma educativa se tiene que aplicar. En cambio, son miles de estudiantes, docentes y padres los que están convencidos de que esta reforma va en contra de la educación publica de calidad y sobre todo que empeora la calidad de vida de miles de pibes y pibas que van a tener que empezar a trabajar desde el ultimo año de la escuela y de forma gratuita. Tienen en claro que esta reforma es la antesala para que pasen reformas como la laboral que perjudican a todos los trabajadores.

Después del circo que montaron desde el Gobierno éste miércoles, decenas de estudiantes decidieron realizar un corte de calle que terminó con pronunciamientos de muchos jóvenes contra esta burla y con el ánimo de volver a salir a las calles este viernes en el marco de una marcha educativa en donde se suman docentes agremiados en ADEMYS, sindicato docente que impulsa un paro para acompañar la pelea de los estudiantes. También estudiantes terciarios se suman a la pelea que están dando los secundarios y se movilizarán el viernes.








Temas relacionados

María Soledad Acuña   /    CABA   /    Educación   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO