Economía

AGRO

“La más alta rentabilidad” en el campo durante la década K

Los presidentes de la Sociedad Rural Argentina reconocieron que en la última década en el sector agropecuario obtuvo la rentabilidad más alta, aunque se identifican con el menemismo.

Lucía Ruiz

@LucuRuiz

Sábado 11 de julio de 2015 | Edición del día

Consultados por el diario El Cronista, seis ex presidentes de la Sociedad Rural Argentina (SRA) coincidieron en un pronóstico ya conocido por todos: las altísimas ganancias embolsadas por los sectores concentrados del campo durante los años de gobierno del kirchnerismo. No obstante, también los une su expresa afiliación política con el menemismo, a pesar de que ciertas medidas en dicha década eran de conjunto desventajosas para el sector, como el tipo de cambio bajo (que igualmente les permitió una enorme masa de riqueza disponible para la compra de maquinaria e insumos en el exterior).

Pero para los terratenientes y los sectores concentrados, los años `90 implicaron una fuerte concentración de la actividad, la liberación de la soja transgénica y la consolidación del núcleo del “agropower”. La continuidad de este marco desde el 2002 junto con el alza de precios internacionales y un tipo de cambio alto les abrió el camino para la década de mayor rentabilidad en los últimos 40 años.
"El mejor momento en términos de precios y demanda es este", dice Horacio Gutiérrez,quien ocupó la presidencia de la SRA durante la última dictadura cívico militar.

"Nunca tuvimos precios tan favorables como en la primera década de este siglo" remarcó Luciano Miguens, quien ocupó la presidencia de la SRA entre 2002 y 2008. "Económicamente, los primeros años de los Kirchner fueron más favorables" asevera Enrique Crotto, presidente de la SRA durante el segundo gobierno de Menem y la presidencia de Fernando De la Rúa. A contramano de los lamentos que se escuchan cada vez que baja algún punto el precio de la soja en la bolsa de Chicago, los referentes de la oligarquía argentina no pueden más que ocultar la velocidad con que creció el dinero en su bolsillo en los últimos años, aún a costa de las resistidas retenciones a las exportaciones y la apreciación cambiaria.

Sobre el menemismo llueven también los elogios. Guillermo Alchourón, al frente de la entidad durante el gobierno de Raúl Alfonsín, ponderó al menemismo "por la liberalización y porque era (Menem) un hombre que profesaba afecto por el campo". Quien le siguió en el cargo, Eduardo de Zavalía, durante el primer gobierno menemista, coincidió con su predecesor, y precisó que durante ese periodo "se sacaron las retenciones, el impuesto al gasoil y se incrementó la inversión en tecnología". Por su parte, Enrique Crotto, presidente de la SRA durante el segundo gobierno de Menem y la presidencia de Fernando De la Rúa, reconoció que en su época al frente de la institución "lo que tuvimos fue la posibilidad de comprar, pero no había precios". Mientras que Miguens apreció la época noventista porque "se podía dialogar, y por la apertura del comercio".

En tanto, Hugo Biolcati, el último ex presidente de la entidad hasta 2012, cuando lo sucedió el actual, Luis Etchevehere, reconoció que "los ’‘90 fueron años difíciles para el campo", porque recordó que "el (tipo de) cambio era terrible para el sector".
Como señalamos anteriormente, el enfrentamiento a las grandes patronales agrarias durante el kirchnerismo es sólo un mito: la levantan con pala.

Fuente: Télam.







Temas relacionados

Agro   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO