Internacional

CRÓNICA 18F BARCELONA

La manifestación más multitudinaria de Europa por los derechos de las personas migrantes

El pasado sábado 18 de febrero las calles céntricas de Barcelona se cubrieron de la manifestación más multitudinaria de Europa en favor de los derechos de las personas migrantes.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Martes 21 de febrero | Edición del día

FOTO: Antonio Litov

Según la plataforma organizadora “Casa nostra, casa vostra” -que ha recibido cientos de adhesiones de diversas entidades políticas y sociales catalanas y más de 60.000 firmas individuales-, participaron de la manifestación más de 300.000 personas, y unas 160.000, según la Guardia Urbana.

Una gran manifestación que da aire fresco a la nueva “era Trump” frente a las manifestaciones xenófobas y antiinmigrantes impulsadas por partidos de la extrema derecha en diversos países de Europa. Finalizó con una performance a las seis de la tarde en la playa céntrica, de parte de una decena de personas que se tiraron al mar desde una patera para simular el rescate.

Todos los partidos de Catalunya menos el PP apoyaron la manifestación. Hasta el President Puigdemont recibió a los organizadores. Sin embargo, son cotidianas las redadas racistas en colaboración con la Policía Nacional para detener inmigrantes y encerrarlos en el CIE de Zona Franca.

Así lo denunciaron diferentes voces críticas que se hicieron sentir con cánticos y pancartas cómo “Abajo la ley de extranjería”, “Ninguna personal es ilegal”, “La ley de extranjería mata gente cada día”. Hubieron varios bloques, como el de las personas inmigrantes, el de la desobediencia o de otros colectivos sociales, políticos y sindicales de izquierda.

Los límites del Manifiesto estaban claros. Aunque denunciaba el endurecimiento de las reaccionarias políticas migratorias, no se pronunciaba frente a las leyes de extranjería. Y el objetivo del mismo era ejercer una mera presión sobre los gobiernos europeos y criticaba en particular al Estado español por no haber recibido a los 10.772 refugiados a los que se comprometió en el acuerdo de la UE del año 2015. Sin denunciar el propio acuerdo, que las propias organizaciones de inmigrantes consideran una verdadera vergüenza, ya que limitaba a un número ínfimo de refugiados.

Representantes de Stop Mare Mortum fueron críticos con el gobierno catalán, ya que en Catalunya mandan a los refugiados y personas migrantes a las CIEs o se los deporta. El colectivo "Papers per tothom" (Papeles para todos) denunciaban "Sense papers, sense contracte, empadronament ni treball. Solució ara" (Sin papeles, sin contrato, empadronamiento ni trabajo. Solución ahora).

Otros sectores cuestionaron el papel desde el Ayuntamiento y Barcelona en Comú. La cara más hipócrita es la persecución cotidiana a los trabajadores migrantes del ’top manta’. Mientras Ada Colau, decía a los medios que Barcelona “se convierta en la capital de la esperanza, de la defensa de los derechos humanos y de la paz”, la guardia urbana perseguía a los ’manteros’ antes y después de la manifestación. Y además de que no los dejaron estar en la cabecera, por lo que tuvieron que pelarse con los organizadores para tener representantes en la misma, según informaron a Idiario.es.

Verónica Landa, portavoz de Pan y Rosas, sentenció que “Como mujeres antiimperialistas, no confiamos en los Estados y los Gobiernos imperialistas” y denunció a Ada Colau, quien según la portavoz "habla de recoger refugiados pero reprime a los inmigrantes, como el caso del ’top manta’. Por eso apostamos por un movimiento en las calles independiente del Estado y sus instituciones, junto a la clase trabajadora, la juventud y las mujeres.

Santiago Lupe, director de Izquierda Diario.es explicó cómo, las políticas racistas son llevadas a cabo por todos los distintos gobiernos, “tanto de signo conservador, de signo progresista o incluso el gobierno de Tsipras que está en Grecia haciendo de gendarme de la frontera este. No debemos olvidar que aquí, en el Estado español, es el gendarme de la frontera sur, Ceuta y Melilla.”








Temas relacionados

Crisis migratoria en Europa   /    Refugiados   /    Barcelona   /    Inmigrantes   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO