La Caja Roja

La maldición de la inmaculada concepción

Martes 8 de diciembre de 2015 | 22:09

Por Flor Marchesini

Perfectas
Perfectas e
impolutas
nos condenaste
a ser
reflejo
divino
de tu parecer.
Madre perfecta
que pura mujer
gracia divina
con prohibida sed.
Ella vino a servirte
y a mostrarte
que es el amor.
Santa
de la casa
y la reproducción.
Criatura celestial
tu vientre vale oro
y tienes que respetar
ese don maravilloso,
que el mundo necesita
hombres, fieles esclavos
de los poderosos
para que puedan vivir
a costilla de nosotros.
Para eso viniste María,
a anestesiar almas
de innatas rebeldías.
Pero verás que ellas
despertarán
y
lucharán
noche y día
noche y día,
hasta el final de sus vidas
para liberarnos de tus cadenas
y de toda
esta
mentira.

Por Flor Marchesini




Temas relacionados

La Caja Roja

Comentarios

DEJAR COMENTARIO