Mundo Obrero México

CINE DOCUMENTAL

La luz y la Fuerza: retrato de la resistencia smeita

Como parte de la Feria Internacional de Cine en Guadalajara, el martes por la noche se presentó la obra documental "La luz y la fuerza" que narra la lucha de los trabajadores electricistas de México tras el decreto presidencial de extinción en octubre de 2009, con el cuál se desapareció una empresa estatal de la noche a la mañana.

Miércoles 14 de marzo | 20:15

El decreto de extinción de la mano de Felipe Calderón

La primera parte del documental nos muestra testimonios y entrevistas de algunos trabajadores y cómo vivieron el desalojo de las oficinas así como de las plantas como en el caso de Juandhó, Hidalgo, ejecutada por policías federales, granaderos y soldados del ejército.

Martín Esparza, el aún secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas, aparece para explicar que el decreto de Felipe Calderón fue impuesto por motivaciones políticas y no económicas como argumentó en su momento el gobierno para favorecer a corporaciones y empresas de fibra óptica ligadas al Partido Acción Nacional.

Con el decreto de extinción del 11 de octubre de 2009 se dejó a más de 44 mil trabajadores sin un ingreso y en la completa incertidumbre.

La lucha contra el decreto y por la reinstalación

Esta maniobra no pasó sin la resistencia de los miles de trabajadores que vieron perdida su fuente de ingreso.

Diversos enfrentamientos con la policía y represión vivieron los smeitas al hacer agitación, pintas y marchas en las calles y fuera de los que habían sido sus centros de trabajo.

Este filme muestra el proceso que ha contado con el apoyo de miles de sus jubilados, de las familias, esposas y esposos, además de las huelgas de hambre, las caravanas, las rodadas motorizadas, múltiples foros y plantones, pero también las rupturas, la frustración, dificultades y tristeza que lo ha envuelto.

La producción acompañó desde 2012 a 2016 diferentes momentos por los que pasó la lucha smeita, como el impulso de la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (ANUEE) que buscó generar un consenso y solidaridad alrededor de las demandas del sindicato y el problema de la privatización energética.

La solidaridad del SME para con varias de las luchas más recientes se hace patente en el documental como la solidaridad expresada con el magisterio contra la reforma educativa y por la aparición con vida de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos por el Estado.

La negociación y la cooperativa Fénix

Algunos trabajadores entran a la planta Necaxa en Puebla, en otras imágenes ingresan a lo que fue un taller electro-mecánico de mantenimiento, los jubilados ofrecen su experiencia a los más jóvenes de requerirla, con emoción e incertidumbre al realizar los retos por delante para echar a andar de nuevo una empresa.

Imágenes producto del pacto alcanzado con el gobierno actual sobre la posibilidad de reincorporar a los más de 15 mil trabajadores que se mantuvieron casi siete años en resistencia.

Esta reinstalación sería posible con la concesión de 30 años para el uso y explotación de 14 plantas hidroeléctricas de Luz y Fuerza del Centro.

Para esto el sindicato acordó la conformación de una empresa cooperativa junto con la portuguesa Mota-Engil, denominada Fénix con la que se ha firmado un nuevo Contrato Colectivo de Trabajo.

Te puede interesar: Sociedad Fénix, pactada entre cooperativa LF del Centro (del SME) y empresa Mota-Engil a debate

Con una imagen de la planta Necaxa recuperada se lee en letras blancas bien definidas que la lucha por la renacionalización de la industria energética es el horizonte.

David contra Goliath

La descripción de la producción dice que esta lucha evoca la lucha entre David contra Goliath de la literatura bíblica.

Un proceso que llevó a miles de trabajadores, mujeres, hijos, padres, a parte del pueblo, a organizaciones solidarias, agrupaciones políticas a involucrase en el conflicto, pero principalmente a sus protagonistas, a ser sometidos a emociones fuertes, a reflexiones, algunas más complejas que otras, a pensar iniciativas, a tomar discusiones pero también resoluciones.

Un proceso así abre la necesidad de hacer balance, autocrítica y plantearse perspectivas sobre sindicalismo y luchas en México, no como algo aislado sino como parte de la debacle del sistema capitalista mundial y los planes impuestos en México de mano de los partidos patronales.

Te puede interesar: Trabajadores del SME denuncian: “Nos quieren dejar fuera de cooperativa LF del Centro”







Temas relacionados

Mundo Obrero México   /    SME   /    Cine documental   /    Luz y Fuerza   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO