Sociedad

TUCUMÁN

Salud: la lluvia desnudó nuevamente la desidia del gobierno tucumano

Por la noche de ayer los 187 milÍmetros de lluvia dejaban el saldo de 300 evacuados y el Hospital de Niños inundado, además de otros centros de salud dañados.

Viernes 26 de enero | Edición del día

Pasadas las 23 los celulares de miles de tucumanos comenzaban a hacer eco del impresionismo que generaban las imágenes de las inundaciones y que minuto a minuto se viralizaban. Como en una película de ciencia ficción catastrófica, las avenidas principales se convertían en canales terroríficos que causaban pánico a los que regresaban a sus casas luego de la jornada laboral. Otros fueron poseídos por la desesperación al ver como se les desplomaba el techo por las lluvias.

Otra escena llamativa fue la que ocurrió en el hospital de niños de Tucumán. Los vídeos que difundieron los trabajadores mostraban impotentes a los techos y a las paredes del hospital, para contener la lluvia. Por las escaleras se deslizaba un importante caudal de agua que dejaba vencido al escuadrón de haraganes de los trabajadores de la limpieza. Una verdadera manifestación de la desidia del gobierno provincial.

Miles de niños enfermos provenientes de los sectores más vulnerables de provincia son atendidos en ese hospital y que se encuentran internados al cuidado de sus familiares. En el día de ayer, los pacientes y sus familiares, no solo sufrieron la angustia de padecer una enfermedad, sino también el pánico por la inundación. Los hospitales siguen careciendo de insumos básicos, y las lluvias ponen a prueba sus precarias infraestructuras. Pero para la Ministra de Salud de la provincia, Rossana Chahla, que increíblemente salió a desmentir las inundaciones, "que se caiga un techo es inevitable".

Las lluvias son desastres naturales, pero las inundaciones son responsabilidad completa de los gobiernos que no invierten en obra pública para contenerlas y evitar las inundaciones. El gobierno de Manzur tiene la característica de continuidad al de Alperovich en que la ganancia de los empresarios tiene más importancia que la vida de los trabajadores, y la tormenta de ayer lo puso en manifiesto.








Temas relacionados

Inundaciones   /    Tucumán   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO