Juventud

ENTREVISTA - JUVENTUD CONTRACORRIENTE

“La juventud necesita un programa internacionalista y anticapitalista para luchar”

Entrevistamos a Sören, integrante del grupo RIO (Revolutionäre Internationalistische Organisation) en Alemania quién participó en el primer encuentro estatal de la juventud Contracorriente.

Martes 22 de mayo | 16:23

Foto: ID

Entrevistamos a Sören, integrante del grupo RIO (Revolutionäre Internationalistische Organisation), y estudiante participante en la lucha por un Convenio de los estudiantes empleados en la universidades de Berlín (TVStud). Sören participó en el encuentro estatal de la juventud Contracorriente como delegado del Grupo RIO.

El encuentro tuvo una parte de intercambio de experiencias con jóvenes luchadores de otros países. En tu caso, trataste de trasmitir la situación alemana y las principales batallas que ahí enfrenta la juventud y las y los compañeros del grupo RIO junto a otros jóvenes trabajadores y estudiantes. ¿Puedes hablarnos sobre ello?

Sobre la situación más general podríamos decir que el Imperialismo alemán todavía ejerce hoy una política agresiva hacia toda Europa y más aún fuera de Europa. Intensifica su política imperialista de manera muy agresiva como se ve por ejemplo en el norte de África y con intervenciones militares permanentes. Al mismo tiempo, hoy entramos en un periodo en el que la crisis económica y política en todo el mundo, marca ciertos límites incluso a aquellos estados más fuertes, que cómo Alemania, parecía posicionarse como una isla aparentemente estable en medio de la Europa inestable.

Estas fracturas y estos problemas se han expresado por ejemplo en la manera caótica en que se ha formado el gobierno tras las últimas elecciones. Y al mismo tiempo se expresa en un seguido giro a la derecha cada vez más preocupante ligado al ascenso de la Alternativa por Alemania (AfD sus siglas en alemán), un partido nacionalista con una fuerte ala fascista. Todo ello ejemplifica la incertidumbre de la clase dominante alemana sobre cómo manejar esa crisis y al mismo tiempo poder seguir con el curso de control imperialismo sobre Europa y el exterior.

Ante esta situación no vemos una respuesta adecuada ni de la izquierda, ni de la izquierda radical alemana, pero como respuesta a esta situación cada vez más inestable si aparecen luchas particulares, aún aisladas, pero muy importantes de la clase trabajadora. Estos se dieron más que todo en el campo de los solicitantes de asilo en contra de su aislamiento, la capa más baja y más oprimida de nuestra clase y en sectores precarios. Además, también hemos sido testigos en el último periodo de algunas grandes expresiones de lucha de clases que posiblemente se intensificarán y desarrollarán en un futuro cercano. Ejemplo de ello fue la gran huelga que protagonizaron los trabajadores metalúrgicos el pasado mes de enero, quienes demostraron una fuerte voluntad y capacidad de lucha. O también podríamos nombrar la lucha de los trabajadores del sector público, que protagonizaron huelgas y jornadas de lucha con una participación muy amplia. Ambos sectores lograron conseguir algunas de sus demandas, pero al final sus luchas fueron frenadas por las burocracias sindicales.

¿Y en este contexto cuál es vuestra intervención?

En ese contexto se desarrollan varias luchas en las que las y los jóvenes en Alemania intervenimos. Por ejemplo en la región de Bavaria se dieron importantes luchas en el sector de la sanidad y ciertas luchas de los solicitantes de asilo contra el fuerte aislamiento que sufren. También es importante la intervención en el movimiento que se ha desarrollado en esta región contra la renovación de la ley policial (PAG por sus siglas en alemán). Es una ley tremendamente represiva que pretende aumentar enormemente los poderes de la policía. Una ley propuesta en esta región que apoyándose en la idea de "prevención" trata de criminalizar a los luchadores y a los sectores más perseguidos de la sociedad como los inmigrantes y especificamente a los solicitantes de asilo. Una ley que empieza a generar una respuesta muy generalizada y que comienza a reabrir el debate del carácter reaccionario de las instituciones . En este contexto nosotros impulsamos una alianza de jóvenes en contra de esa nueva ley, la juventud del No al PAG (#noPAGjugend). Hace dos semanas hubo una enorme movilización de más de 40.000 personas en la que la alianza participó con un fuerte bloque de más de 1.000 jóvenes luchadores. Aunque el partido reaccionario gobernante, la Unión Social Cristiana (CSU), que la impulsó, también logró pasar esta ley en el parlamento la semana pasada, la lucha contra ella sigue. El clima reaccionario en Bavaria se abrió por un cuestionamiento amplio a este gobierno.

En todos estos conflictos y espacios a través de una agrupación juventud amplia, llamada Juventud Marxista (MJ) intentamos intervenir en todas estas luchas con un programa consecuentemente anticapitalista y con la perspectiva de ligarnos a la clase trabajadora y de confluencia de las distintas luchas.

En Berlín, domina más el panorama de las luchas contra la precariedad de varios sectores como los trabajadores de empresas que están bajo la responsabilidad del Senado de Berlín. En este área hubo una ola de externalizaciones desde el año 2006 bajo el gobierno de la izquierda con la socialdemocracia. Por ejemplo en el caso de muchos empleados de la sanidad que luchan desde hace años fuertemente para la reincorporación a los convenios colectivos de los empleados estatales. Así es el caso más reciente de los trabajadores externalizados de la empresa Vivantes, ¡que ahora están en su sexta semana de huela seguida! Esto pone en cuestión el rol de los partidos reformistas, que no hacen nada por terminar con estas políticas.

Nosotros estamos también profundamente involucrados en la lucha de los 8.000 estudiantes trabajadores de las universidades de Berlín, a los que se trata cómo empleados de segunda clase y que no han recibido ni un aumento del sueldo en 17 años, con una pérdida de poder adquisitivo de mucho más del 30% dado también el aumento de los alquileres en la cuidad de Berlín. Terminamos una semana de huelga masiva y exitosa. La lucha toma su fuerza de la democracia obrera, de la creatividad de las y los compañeros, de las asambleas de huelga y de la fuerza de las bases en general, y por la conexión con otros sectores precarios, que presenta algo novedoso en la tradición de las y los obreros en Alemania en la época de posguerra. No es sólo una lucha por una mejora económica, sino que permite mostrar diversos lazos políticos. Intervenimos para profundizar aún más todas estas tendencias, pero también para profundizar la participación de esta lucha en otras luchas políticas, así como para entender la universidad como campo de la lucha ideológica y nunca separada del resto de la sociedad. Una de estas luchas es por la legalización del aborto en la que intervenimos con éxito con compañeras de la campaña. Del conjunto de estas experiencias esperamos sacar las lecciones adecuadas para también en Berlín poder avanzar en la construcción de una juventud consecuentemente anticapitalista.

El encuentro tuvo un carácter y una clara voluntad internacionalista. En él participasteis compañeros de distintas delegaciones como Francia, Italia y vosotros mismos. También hubo saludos de compañeros de Argentina, México, Brasil... ¿Cómo tenemos que entender hoy los jóvenes la idea de internacionalismo?

Bueno, el modo en que se desarrolló el encuentro con una importante participación de compañeras y compañeros de otros lugares del mundo, demuestra que la cuestión del internacionalismo es esencial. La idea de "internacionalismo" no es solo una palabra, no es solo sujeto de un discurso folclórico o abstracto que utilicemos puntualmente en alguno de nuestros discursos, sino que hoy el internacionalismo es una necesidad muy concreta que ha de expresarse en el intercambio de experiencias.

Existe además hoy, para los jóvenes que luchamos, una imperante necesidad de desarrollar la perspectiva de una organización que combata al capitalismo superando las fronteras. El capitalismo y su clase dominante se organizan a nivel internacional para ejercer su control destructivo sobre todo el planeta. La misma capacidad hemos de tener las y los que tratamos de enfrentarlo. Solo así podemos combatirlo. Esto es algo que ejemplifica la lucha de los trabajadores de Amazon, los cuales se unen desde los distintos países para desarrollar en perspectiva una lucha en conjunto. Pelear con una multinacional como Amazon que tiene un complejo sistema de organización que trasciende las fronteras, supone dar una batalla a nivel internacional, tratar de unificar objetivos entre los trabajadores de los distintos centros logísticos de esta gran empresa.

También la perspectiva internacionalista es imprescindible a nivel teórico. Conocer las distintas experiencias de la historia, no solo de nuestros estados, sino a nivel mundial es necesario. Armarnos con las mejores experiencias de la juventud y los trabajadores del mundo es una tarea que debemos de desarrollar.

Por supuesto que el punto del Imperialismo adquiere aquí una gran importancia. Países como Alemania o España son estados imperialistas que ejercen fuerza e influencia en otros lugares del mundo para generar miseria y explotación de la que se benefician sus propias burguesías. Esto para los jóvenes que luchamos contra estos estados y sus políticas ha de ser un punto fundamental en nuestra lucha.

¿De qué manera os ha servido la experiencia de participar en el encuentro?

La experiencia que recogemos del encuentro es muy positiva. Sin duda por el contexto del Estado español, en el que la juventud estáis siendo protagonistas de un cambio, de una nueva situación en el que hay importantes luchas, y en la que los compañeros que organizasteis, el encuentro venís interviniendo, todas las experiencias que se han expresado en vuestro encuentro nos sirven de inspiración. Una experiencia que tomamos como propia para poder trasladar en el contexto alemán y en nuestra práctica militante.

También todos los debates que se dieron en cuanto al programa, en cuanto a la política podemos trasladarlos a nuestras agrupaciones, más allá de la diferencia de contexto político en Alemania y de diferentes espacios de intervención concretos.

Me parece importante además retomar la idea que se expresó de manera evidente en el encuentro, de reconocer la necesidad de que todas esas experiencias recogidas a través de las distintas luchas en las que habéis intervenido, deberían trasmitirse y traducirse en una forma de organización para la juventud precaria y la juventud estudiantil. La juventud necesita su propia organización de lucha para combatir contra la precariedad, contra todos los ataques a la educación, contra todos los recortes en libertades democráticas, en contra de la opresión patriarcal y el racismo, en contra de la profunda destrucción ecológica que amenaza toda vida en el planeta y en definitiva en contra de todos los ataques que hoy se viven bajo los distintos estados y bajo el capitalismo. Un programa que ha de ser además profundamente internacionalista y anticapitalista.

Es una inspiración fuerte ver cómo jóvenes que están involucrados en varias luchas están haciendo un esfuerzo enorme de traducir y sacar conclusiones en conjunto de las distintas experiencias. Esto es importante, ya que permite ofrecer a la juventud en el Estado español una nueva organización que combata de conjunto, toda una serie de problemas que vienen del mismo capitalismo en crisis y que afecta a nuestras vidas en todos los ámbitos.

Del mismo modo el ánimo y entusiasmo que se vivió en el encuentro, una gran voluntad de salir a pelear contra el capitalismo nos llena de energía a mi y a mis compañeros. La consciencia de que estamos viviendo un cambio y la voluntad de participar e intervenir en la nueva situación que se abre, sin duda es algo auspicioso y que nos trasmite gran entusiasmo para seguir luchando para este futuro nuestro, por que como una compañera señaló citando a Trotsky: "La vida es hermosa. Que las futuras generaciones la libren de todo mal, opresión y violencia y la disfruten plenamente." Con todo razon añadía ella: "Seamos esta generación!" Ya no hay tiempo que perder.

Entrevista realizada por Clara Mallo






Temas relacionados

Contracorriente   /   Alemania   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO