Política Estado Español

CATALUNYA HUELGA GENERAL

La izquierda sindical confirma la huelga para el 3 de octubre

CGT, IAC, Co.Bas, COS y CNT oficializan la convocatoria de la huelga general para el 3 de octubre en defensa del derecho a decidir y contra la represión. CCOO y UGT mantienen su negativa a llamar a cualquier movilización.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Jueves 28 de septiembre | Edición del día

La izquierda sindical catalana, CGT, IAC, Co.Bas, COS y CNT, ha presentado públicamente la convocatoria conjunta a la huelga general para el próximo martes 3 de octubre. Este jueves han realizado una rueda de prensa en la que señalan la aprobación de esta medida como respuesta a la escalada represiva contra el pueblo de Catalunya del Gobierno de Mariano Rajoy y en defensa del derecho a decidir.

Desde hace semanas el Gobierno del PP, con el apoyo del PSOE y Cs, viene profundizando día a día una escalada de persecución por medio de jueces, fiscales y los diferentes cuerpos policiales contra las aspiraciones democráticas de millones de catalanes por el derecho a decidir este 1-0 y los más elementales derechos y libertades democráticas.

A la suspensión de las leyes de Referéndum y de Transitoriedad aprobadas en el Parlament de Catalunya por parte del TC, la orden de citación como imputados a los más de 700 alcaldes que firmaron a favor del referéndum o la detención de los 14 altos cargos de la Generalitat vinculados con la organización de las votaciones, entre muchas otras medidas; se le suma esta semana, las órdenes de Fiscalía primero y el TSJC después, dirigida a los Mossos d’Esquadra y a los demás cuerpos policiales de precintar todos los colegios electorales para evitar su apertura el 1 de octubre. Todo después de interrogar a los directores de los centros educativos respectivos. Este es el “saldo” provisional de la ofensiva españolista.

Ante esta situación, que constituye un verdadero ataque a los derechos y libertades de millones de personas, los sindicatos alternativos han decidido dar una respuesta contundente por medio de los métodos de lucha de los que dispone la clase trabajadora y convocar a la huelga general para el 3 de octubre.

El secretario general de la CGT de Catalunya, Ermengol Gassiot, declaraba durante la rueda de prensa de este jueves que “los sindicatos no pueden restar indiferentes ante la represión y la vulneración de derechos fundamentales que se están produciendo en Cataluña durante los últimos días porque éstas afectan a la sociedad catalana que, en su mayoría, son trabajadores”. Para ejemplificar esta situación Gassiot se ha referido al "incremento en Catalunya de las fuerzas policiales”.

En cuanto al transcurso del 1-0, Luis Blanco, miembro de la Intersindical Alternativa de Catalunya, ha señalado que “ese día habrá más represión y más atentados [por parte del Estado]” por lo que no descartan aumentar los días de huelga.

Cabe destacar, además, que en las reuniones previas a la confirmación de la convocatoria por parte de la izquierda sindical, las entidades soberanistas ANC y Òmnium, así como también ERC fueron parte de las mismas. Sin embargo, en la última reunión mantuvieron un discurso distante en cuanto a seguir adelante con la convocatoria con el argumento de que es necesario volcar todos los esfuerzos en la defensa del 1-0 y no dispersar las fuerzas en diferentes jornadas.

Una negativa a seguir adelante con la huelga general que atiende más al temor a no poder controlar un movimiento de lucha que pueda surgir de forma independiente a la “hoja de ruta” soberanista y que esté encabezado por la clase trabajadora. Un auténtico “fantasma” para el procesismo, que no quiere que esta gran lucha democrática pueda transformarse en una lucha también social en la que la agenda de la clase trabajadora y la juventud se ponga en el centro de la escena.

En esta misma dirección, ERC, ANC y Òmnium se reunieron el pasado miércoles con los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT. Las mismas direcciones sindicales que días atrás anunciaron que no realizarán ningún tipo de movilización ante el ataque represivo del 1-O, ni mucho menos ponerse al frente de la convocatoria de huelga convocada para el 3 de octubre. Presentando, además, una plataforma común que se muestra como una mediación que intenta abortar la posibilidad de que la lucha por el derecho a votar llegue a los centros de trabajo.

La izquierda independentista también da apoyo a la convocatoria de huelga general para dar respuesta a la represión del Gobierno de Mariano Rajoy y “para conseguir que el pueblo catalán se autodetermine” tal y como dijo el pasado sábado Anna Gabriel en el acto central de la campaña por el referéndum de la CUP.

Desde la Corriente Revolucionaria de Trabajadores y trabajadoras (CRT), participantes también de las reuniones previas, damos apoyo a la convocatoria de huelga y exigimos a las grandes centrales sindicales que dejen de lado la política de contención de la clase trabajadora y sus demandas, entre las que se encuentra el propio derecho a decidir, y se ponga al frente de la misma convocatoria llamando a todos sus afiliados para vaciar los centros de trabajo y desbordar las calles este próximo 3 de octubre.

A la vez, animamos a todos los sindicatos y organizaciones estudiantiles a que participen de la misma convocatoria en defensa de los derechos democráticos, desplegando nuestros métodos de lucha junto al pueblo catalán que enfrenta hoy la ofensiva sin precedentes del Estado central.

Y es que los estudiantes y la juventud llevan días al frente de la lucha por el derecho a decidir y contra la represión, ocupando el rectorado de la Universidad de Barcelona, convocando huelgas y celebrando manifestaciones masivas como la de este jueves en la que miles de estudiantes universitarios y de secundaria han llenado las calles al grito de “Votarem, votarem”.

También han empezado a surgir sectores de estudiantes planteando la necesidad de ligar la defensa de la autodeterminación de Catalunya con las demandas educativas y que apoyan abiertamente la convocatoria de huelga general del 3 de octubre. En algunas asambleas comienza a darse muestra de ello y empieza a emerger el sentir de muchos jóvenes cabreados con la elitización y privatización de las universidades y colegios públicos. Organizaciones juveniles como la agrupación estudiantil No Pasarán o la agrupación de mujeres Pan y Rosas, vienen siendo parte impulsora de este movimiento que va creciendo.

En el mismo sentido y tras el ataque a los colegios electorales ordenado por la Fiscalía y llevado a cabo por los Mossos, la comunidad educativa ha decidido también ponerse al frente de la lucha por el referéndum y contra la represión, llamando a llenar los colegios durante todo el fin de semana para posibilitar la votación del próximo domingo 1 de octubre. El acto de este jueves convocado por la Asamblea Groga y en el que diferentes profesores de primaria y de secundaria, profesores auxiliares, personal no docente y representantes de la Federación de AMPAS de Catalunya llamaban a luchar por una educación pública, gratuita, democrática y de calidad, ha sido una buena muestra de lo que se está empezando a organizar en colegios e institutos.

La huelga general del 3 de octubre debe servir para que la clase trabajadora y sectores de estudiantes puedan no solo unir fuerzas en defensa por el derecho a decidir y contra la represión del Estado español, sino también para levantar un movimiento con eje en la unidad obrero-estudiantil que permita luchar por todas las demandas y los problemas sociales que afectan a la mayoría de la población. Algo de lo que hoy están muy lejos tanto los partidos del bloque soberanista que dirigen el “procesisme” como los grandes sindicatos, CCOO y UGT, que vienen poniendo palos en las ruedas para que esto pueda realizarse.






Temas relacionados

Política Estado Español   /    Referendum en Catalunya   /    Represión   /    Huelga   /    Catalunya   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO