Economía

CAPITALISMO Y CORRUPCIÓN

La inversión española en paraísos fiscales se multiplica por cuatro

La inversión española en paraísos fiscales se multiplicó por cuatro en los últimos años. La ingeniería financiera “legal” para ocultar los trapos sucios de la patronal.

Carlos Muro

Zaragoza | @muro_87

Jueves 16 de noviembre | 18:07

Uno de cada cuatro euros invertidos por empresas o particulares de la patronal española acaban en un territorio “offshore” -por sus siglas en inglés-, o más comúnmente conocido como paraísos fiscales.

Esto ocurre en el Estado español, pero si nos fijamos a nivel internacional, el dinero acumulado en paraísos fiscales aumentó un 45% entre 2008 y 2016, más del doble del crecimiento económico mundial en ese periodo.

Según el último informe de Intermón Oxfam: “en España tenemos una brecha de recaudación de seis puntos frente a los países de la zona euro”. Es más, según sus datos, esto representaría unas pérdidas para las arcas públicas de 23.000 millones de euros desde 2007. Este dinero defraudado -que debería ser devuelto- junto al acumulado en los paraísos fiscales -que tendría que ser confiscado- podría utilizarse para todos aquellas y aquellos parados de larga duración.

Las empresas del Ibex “en el ajo”

Según un artículo de lamarea.com en 2014 las empresas del Ibex 35 tenían 891 filiales en territorios offshore. Lo que representó un aumento del 10% respecto el año anterior.

El gobierno del PP ha permitido que grandes multinacionales se hayan beneficiado de esta situación: el Santander fue el líder en actividades en paraísos fiscales con 235 filiales en 2014 -la mitad de ellas en el Estado de Delaware en EEUU-, la constructora ACS con 113 filiales, Iberdrola con 68, Abengoa (67) -que ya no forma parte del Ibex35- y el BBVA con 52.

Mientras el gobierno central -con el consentimiento de la Corona, recordemos que en los Panamá Papers se encuentra a Juan Carlos I- aprobaba la amnistía fiscal para los “ricachones”, salvaba con dinero público a la banca privada y, por otra parte, recortaba derechos al conjunto de la población trabajadora.

Pongamos tan sólo dos ejemplos sencillos para mostrar las enormes diferencias en el trato de favor entre ricos y para pobres. En 2015 la mayoría de la recaudación fiscal provino de los trabajadores y las trabajadoras con un 86% de la carga impositiva a través del IRPF y el IVA. Por el contrario, la recaudación del Impuesto de Sociedades de las empresas está casi un 50% por debajo del nivel de 2007 antes de la crisis.

Como segundo ejemplo, está el caso de empresas que participan en el Ibex 35 como Telepizza -empresa prototipo de explotación laboral-. En esta empresa, CGT Telepizza -sindicato que ha luchado desde el primer momento contra la explotación- da en el clavo cuando denuncia que “hoy en día es más que necesaria la organización de los trabajadores y trabajadoras precarias para hacer frente a grandes multinacionales que mientras nos pagan 5 euros a la hora, amasan sus fortunas en paraísos fiscales con el beneplácito de gobiernos, como el español.”

“Por eso mismo nosotros siempre hemos exigido la apertura de los libros de contabilidad de la empresa y el fin del secreto bancario para saber con exactitud cuantas más corruptelas estarán realizando. Esta situación que nosotros vivimos no es excepcional, sino que hay miles de trabajadores que están en la misma situación, por eso animamos a todos ellos –como lo hicimos nosotros- a organizarse, y mejor aún, a organizarnos juntos”, concluyen.






Temas relacionados

Economía española   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO