Cultura

DANZA

La inspiración de Nijinsky en “Boceto para la siesta de un fauno”

La puesta de Mariela Ruggeri propone un acercamiento a la obra del bailarín y coreógrafo ruso Vaslav Nijinsky y la fantasía de dilucidar los trazos que lo llevaron a ser uno de los precursores de la danza moderna.

Miércoles 27 de septiembre | Edición del día

Foto. Máximo Parpagnoli

¿Que contar de Nijinsky? ¿Cómo contar los bocetos de “La siesta de un Fauno”? El personaje histórico habla de por si, acaso el poema, el ballet con el mismo nombre también. Entonces, ¿Que destacar acerca de esta obra hito en la historia de la danza? Este desafío es el que puede vislumbrarse en la propuesta de Mariela Ruggeri, autora y directora de Boceto para la Siesta de un Fauno.

El recorte en la figura de Vaslav Nijinsky, se produce allí, en las posibles elucidaciones al momento de crear la obra. Obra que en su época fue totalmente disruptiva, proponiendo nuevos movimientos por fuera del ballet clásico, y abordando temáticas que generaron gran escándalo en el público y artistas de la época.

La siesta de un Fauno
, es un ballet en un acto, coreografiado e interpretado por Nijinsky para los Ballets Rusos. Se basa en el homónimo de Mallarmé, y la propuesta contiene una carga de erotismo con matices sexuales, además de movimientos que se alejan de los fluidos y tradicionales de la danza clásica, a cambio de líneas rectas y pasos terrenales, aspectos que no fueron soportados por el público concurrente del ballet de 1912. Recibió todo tipo de críticas y muy poca defensa a su labor.

En el paralelismo que Mariela Ruggeri produce, vemos un Vaslav que intercambia agitadamente opiniones con el personaje que interpreta a Bronislava Nijinska, hermana del bailarín. Se impone con énfasis en lo que pudieron ser los argumentos para la defensa de los movimientos terrenales, las líneas rectas y curvas con ángulos marcados, y la dificultad que enfrentaron las bailarinas para interpretarlos. Sus posibles sensaciones en ese momento de satisfacerse sexualmente en escena, con el posterior escándalo. Su marcada necesidad de liberarse de las tradiciones. Su paso a la enfermedad, que fue aprovechado por el público de la época para sepultarlo como "loco", definiendo y descalificando así su obra.

Los intérpretes hacen a la vez de narradores, en un cómodo desenvolvimiento. La música seleccionada de John Cage no introduce en la obra, y el original de la obra compuesta por Debussy nos propone el marco histórico. Una puesta de luces sobria que acompañan el relato, la soledad en la que pudo encontrarse Nijinsky en su creación y el ensoñamiento al momento de bailar estos bocetos para la siesta de aquel fauno que no dejarán de hipnotizarnos nunca.

La obra denota un gran trabajo de investigación, para llegar a contarnos de manera sencilla, y accesible a cualquier tipo de público, la importancia de la obra de esta gran bailarín, precursor indiscutido de la danza moderna. Rescatando su legado a través una propuesta coreográfica muy cuidada, busca recuperar aquellos movimientos iniciales que iban a marcar un hito en la historia de la danza.

***

La obra se presenta en 4 únicas funciones durante Septiembre.
Última Función: miércoles 27 a las 21hs
Lugar: Centro Cultural de la Cooperación
Dirección: Av Corrientes 1543
Sala: Solidaridad.
Valor de las entradas: General $180 / Jub y estudiantes $120.


Ficha artístico técnica:

Intérpretes: Alba Virgilio / Lucas Díaz
Música: Claude Debussy / John Cage
Luces: Horacio Novelle
Fotografías: Máximo Parpagnoli
Vestuario: Marcelo Morato
Prensa & Difusión: Paula Simkin & Daniel Franco
Asistente de Dirección: Daniela Mena Salgado
Dirección: Mariela Ruggeri








Temas relacionados

Nijinsky   /    Teatro   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO