Deportes

HISTORIA DEL FÚTBOL

La huelga de futbolistas de 1948

El 10 de noviembre de 1948 se produjo la primera huelga que se le hizo a un gobierno peronista. No fue de metalúrgicos, textiles, gráficos, etc. sino de futbolistas; sí, estos fueron los primeros en reclamar mejores condiciones de trabajo. Pero veamos que pasó en realidad...

Martes 24 de febrero de 2015 | Edición del día

1 / 2

Foto: primer equipo de Independiente en 1948

Como dice en el copete, en Noviembre de 1948, Fernando Bello -arquero de Independiente-, Oscar Basso -capitán de San Lorenzo-, y Adolfo Pedernera -cerebro de "La Máquina" de River entre 1941 y 1946- (para esa época ya en Huracán), reclamaban mejores condiciones en las relaciones profesionales con cada club. Los futbolistas reaccionaron ante la desproporción existente entre los ingresos de los clubes y los salarios que ellos percibían.

El General Perón se sintió profundamente dolido y traicionado por la actitud de los jugadores de fútbol.

Huracán de 1948

La AFA no reconocía a una agremiación de jugadores; los clubes incurrían en injusticias. Los jugadores reclamaban un sueldo mínimo y la libertad de contratación una vez cumplido el compromiso laboral. y reconocimiento para Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA).

Mientras tanto el torneo continuaba: el 28 de noviembre, Independiente aventajaba a River y a Estudiantes por 4 puntos; el anterior puntero (antes de la huelga), Racing, que tenía una tremenda delantera (Salvini, Méndez, Bravo, Simes y Sued), había resuelto retirar al equipo del torneo. Terminó a 9 puntos del "Rojo". Los de "La Academia", aparte, fueron sancionados con la quita de 4 puntos por no presentarse a jugar los últimos dos partidos.

Los huelguistas hicieron caso omiso al mensaje de la AFA de continuar el certamen en "homenaje a los espectadores".

Tras la huelga, se suprimieron los descensos, salvándose así, Gimnasia y Esgrima de La Plata.

La huelga triunfó, pero no se pudo evitar que casi un centenar de los mejores jugadores argentinos emigraran, la mayoría a Colombia (no estaba afiliada a la FIFA), ganando grandes sueldos y primas, México y hasta a Cuba, Alberto Soto y Raúl Torrens habían emigrado a la isla con el afan de ganar dinero jugando al fútbol.

En 1949 en Colombia, jugaban aproximadamente 109 extranjeros, de los cuales, 57 eran argentinos; Adolfo Pedernera (cuando llegó a Bogotá lo esperaban 6.000 hinchas), Alfredo Di Stéfano, Pipo Rossi, Antonio Sastre, René Pontoni, Julio Cozzi, Báez entre los más grandes. La lista es más o menos esta: 12 en Independiente Santa Fé de Bogotá, 10 en Universidad de Bogotá, 8 en Deportes Caldas de Manizales, 7 en Millonarios de Bogotá ("El Ballet Azul"), 5 en América de Cali, 2 en Boca Juniors de Cali, 3 en Once Deportivo de Manizales, 5 en Bucaramanga de Santander, 1 en Deportivo Medellín, 1 en Deportivo Pereyra; en 1951, esta cifra se duplicaría.

El conflicto duró cuarenta días. Oscar Nicolini, ministro de comunicaciones y hombre de extrema confianza de Juan Perón y de Eva Duarte, promovió el levantamiento de la medida.

En mayo de 1949, el Ministerio de Trabajo impuso un salario tope de mil quinientos pesos, cosa que provocó el éxodo sin precedentes comentado más arriba.







Temas relacionados

Historia del Fútbol   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO