Mundo Obrero Chile

PROFESORES

¿Bajo qué estrategia se encuentra la fuerza del gremio docente?

Por décadas los docentes han sido ignorados en sus demandas, no sólo con la escandalosa deuda histórica sino también con la demanda de la titularidad, situación que hoy tienen a miles de docentes con contratos a plazo fijo. La gran fuerza del gremio ¿bajo qué estrategia se encuentra?

Galia Aguilera

Profesora, y dirigenta del Partido de Trabajadores Revolucionarios

Jueves 25 de enero | 10:39

La crisis de régimen que experimenta Chile tiene su punta en la crisis educativa, que se hizo escuchar con cientos de miles en las calles y tomas de universidades y establecimientos, e hizo responder a los partidos del régimen. Una movilización que hizo crujir la educación de mercado, uno de los pilares de la dictadura. No quedo ahí, abrió paso a otros cuestionamientos como la corrupción, el sistema de pensiones de las AFPs y el surgimiento de fenómenos huelguísticos como la rebelión de las bases docentes. El desarrollo de esta situación pueden transformarse en una lucha más directa por la reconquista de derechos sociales y surgimiento de estrategias más combativas, muy distintas a las hasta hoy hegemónicas. Los trabajadores de la educación podrían ser un actor en esta situación.

El sector docente ha sido involucrado en el debate de estos últimos 7 años con las reformas educativas, y ha respondido a través de movilizaciones que hicieron tensionar al régimen con la huelga, pero también hicieron tambalear a las mediaciones encarnadas en la dirección del gremio docente, con Jaime Gajardo (PC) cuestionado por no llevar adelante la decisión y el ánimo de lucha entre los docentes, lo que le costó la presidencia del gremio a la Nueva Mayoría, que hoy encabeza Mario Aguilar, militante del Partido Humanista, parte de la coalición de Frente Amplio.

¿Hubo cambio de estrategia con la nueva dirección docente?

Para saber si esto es así es necesario recordar que situación desencadena que el Partido Comunista pierda la dirección de gremio. Miles de profesores el 2014 levantaron las demandas de una agenda corta (titularidad, aumento salarial, fin al agobio y deuda histórica), y manifiestan una disponibilidad a luchar a nivel nacional, sin embargo Jaime Gajardo, presidente en ese momento y militante del Partido Comunista, se alinea con el gobierno de la Nueva Mayoría, lo que desata la indignación de cientos de miles de docentes, que se sublevan de la decisión de sus dirigentes de bajar la movilización y, organizan la huelga a nivel nacional que dura más de un mes, desplegando la organización desde las bases para conseguir los 5 puntos en cuestión.

Es en estas circunstancia que resalta la figura del prosecretario, si bien no fue el impulsor de la sublevación a la dirección, si supo cómo capitalizar denunciando a Gajardo y proclamándose como alternativa electoral a la cuestionada dirección.

La estrategia histórica de las direcciones del Colegio de Profesores -dirigidas por coaliciones como la Concertación o la Nueva Mayoría- ha sido la confianza en el parlamento y la tibia crítica a las autoridades, devaluando la movilización para conquistar las demandas docentes. Este mes inició su segundo año como dirección en el gremio Mario Aguilar, y lo acontecido en su primer año indica que su estrategia no es para nada lejana a la dirección que le precedió.

El 2017 el profesorado no destacó como actor en el conflicto educativo, a pesar de que muchas de las reformas repercuten en sus condiciones laborales, por ejemplo la carrera profesional docente (aprobada el 2015) y la desmunicipalización, ambas medidas fueron rechazadas ampliamente por los docentes en consulta nacional.

2017 se aprobó la desmunicipalización con casi nula resistencia del profesorado, a pesar de que el 80% de los docentes rechazó el proyecto de ley de desmunicipalización ¿a qué se debe? Su dirección se destacó por su oposición diplomática que buscaba conmover al parlamento. Caminata de dirigentes de Santiago al Congreso Nacional en Valparaíso y llamados a paros de un día. Finalmente, la ley fue aprobada. Estrategia que impidió resistencia y lucha real de los profesores.

El 2018 comienza con la elección de Sebastián Piñera -quien ya sabe que su principal opositor es la calle- con la crisis de la Nueva Mayoría y el surgimiento de un nuevo sector político en el Parlamento, el Frente Amplio quienes obtuvieron 21 parlamentarios electos, su alta votación expresa el descontento a los partidos tradicionales y el surgimiento de una alternativa electoral la NM, sin embargo en segunda vuelta varios de sus principales dirigentes, como Beatriz Sanchez y Giorgio Jackson, llamaron a votar por el candidato de la NM, Alejandro Guiller, pero este no cedió una centésima en su programa respecto a las AFPs o la gratuidad.

Te puede interesar: El futuro gobierno de Piñera y las discusiones en Nueva Mayoría y el Frente Amplio

Te puede interesar:Los dilemas del Frente Amplio y los dilemas populares

El surgimiento del FA fortalecerá en la dirección del gremio la ilusión de que la estrategia parlamentaria es la vía, mostrando ya los primeros síntomas. Luego de la Asamblea Nacional del CdeP, que no destacó por resolver un plan de lucha contra las desvinculaciones e inestabilidad docentecomo parte del amedrentamiento y disciplinamiento del profesorado, parte del directorio nacional, se reunió con la bancada del Frente Amplio y confiarles al juego parlamentario la obtención de derechos, así golpear las puertas de las oficinas parlamentarias para solucionar los problemas de los docentes se transforma en la principal estrategia de la dirección del CdeP, devaluando completamente el actuar de las bases a través de la movilización, limitándose a meras consultas que no se traducen en acción. El problema no pasa por la exigencia a parlamentarios, sino en la devaluación de la movilización y fuerza en las calles, que vaya más allá de acciones testimoniales y la disposición permanente al diálogo.

De conjunto, la presidencia del CdeP mantiene una estrategia de confianza y armonía, sin romper ni diferenciase con la Nueva Mayoría, mientras tanto el sector hegemónico del Frente Amplio, Revolución Democrática, ya tiene su historia confluyendo con el gobierno de Bachelet, como asesores en el primer año del gobierno, o la votación a favor de la Carrera Docente Giorgio Jackson, rechazada por el 90% del profesorado, incluso realizó charlas junto a Camila Vallejos en ciudades del norte, centro y sur del país para convencer a los docentes de la carrera.

En este escenario, es posible y necesario que surja una corriente política de independencia de clase, que luche por la unidad con el conjunto de los trabajadores de la educación que enfrente, a través de la paralización y movilización, al Estado, los empresarios y el gobierno derecha que estará preparando el momento para atacar a los trabajadores para favorecer a los grandes empresarios, sus inversiones y ganancias, en desmedro, como lo han hecho en décadas, de la vida de los trabajadores.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Profesores   /   Colegio de Profesores de Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO