Economía

PRIVILEGIOS

“La gallina de los huevos de oro se secó”, pero no para la casta política

La afirmación la hizo Peña Nieto refiriéndose a Pemex, para justificar el gasolinazo, cuando en realidad la crisis es producto de la entrega. Mientra el gobierno pretende imponer más austeridad para el pueblo, la casta política mantiene sueldos millonarios.

Viernes 13 de enero | 16:56

Pablo Escudero Morales, presidente de la cámara de senadores, dio a conocer este jueves 12 en la inauguración del foro “Prioridades de México en la Agenda Multilateral 2017” que el plan de austeridad del Senado de la República no contemplará una reducción a los salarios de los legisladores.

Declaró “Yo como Presidente del Senado no podría reducirle el salario a nadie, pero sin duda hay muchos legisladores que de manera personal empezarán a ver cómo hacen alguna donación o cómo tienen una reducción de ese sueldo”.

Según el funcionario, el programa de austeridad y disciplina presupuestaria incluiría un aumento cero en plazas y en adquisición de nuevos vehículos, así como la contracción de más de 10% en comunicación social, combustible, servicios profesionales, digitalización, telefonía, gastos de viajes y viáticos, entre otros. Los recursos no ejecutados se reintegrarían a la Tesorería.

Abundó “El Senado de la República asume un compromiso también con los mexicanos, de reducir su gasto, es momento que todos estemos unidos, que todos hagamos este esfuerzo, y así lo empezaremos a ver no solo en el Senado, en otros organismos”.

Imposible mayor cinismo. Los legisladores federales se asignaron en el Presupuesto de Egresos de la Federación para este año un ingreso anual de $1,942,911. Mientras que los senadores, no sólo percibirán este año, cada uno $1,884,312. Y, peor aun, aumentaron el pago de la nómina de asesores de 595 millones de pesos en septiembre de 2015 a 746.65 millones en el mismo periodo de 2016.

Son los que votaron el gasolinazo, el recorte presupuestario –incluyendo recortes a salud y educación-, el vaciamiento y la entrega de Pemex, que acostumbran faltar y que muchas veces se duermen en plenas sesiones de las cámaras.

Los salarios de los altos funcionarios que gobiernan al servicio de los empresarios contrastan de forma brutal con los salarios de los trabajadores: con el salario mínimo actual, la percepción anual apenas llegará a $28,814.4. En el caso del sector de trabajadores que cobran tres a cuatro salarios mínimos –la mayoría de la clase trabajadora- $86,443.2 a $115,257.6, en el marco de la depreciación de la moneda nacional y el alza de precios de los productos de la canasta básica como resultado del gasolinazo.

Por eso es necesario extender y profundizar la lucha contra el gasolinazo, la reforma energética y la entrega de recursos del país, y sumar a las demandas el aumento de salarios de acuerdo con los precios de la canasta básica, ajustable por inflación. Que la crisis la paguen quienes la provocaron: el gobierno y los partidos al servicio de los empresarios. Que ellos se ajusten el cinturón. Basta de privilegios: ¡que todos los funcionarios ganen como una maestra!






Temas relacionados

#No al Gasolinazo   /   Cámara de Diputados   /   Senadores   /   Enrique Peña Nieto   /   Salario mínimo   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO