Cultura

HISTORIA Y MITO

La fundación de México-Tenochtitlán

Según fuentes históricas, se sitúa el 13 de marzo de 1325 la fundación de lo que hoy es la Ciudad de México. Sin embargo, el período está lleno de lagunas e inconsistencias debido a los pocos registros que han sobrevivido.

Óscar Fernández

@OscarFdz94

Miércoles 14 de marzo | 03:44

La historia usual que se cuenta es que los mexicas venían peregrinando desde el mítico Aztlán y escapando de otras tribus hostiles y llegaron a asentarse en Chicomostoc para después migrar nuevamente y fundar en el centro del lago de Texcoco la capital de Tenochtitlan en 1325 (o 1345) en el año 2 calli, pero esta información, que es crucial, se contradice con las investigaciones con datos empíricos (como el surgimiento de la familia uto-nahua y su llegada Mesoamérica) debido a la falta de datos disponibles.

Solamente existen unos pocos códices que explican la peregrinación (como el Códice Boturini) y mientras más investiga uno sobre los gobernantes de la tribu, más difícil se vuelve corroborar su existencia, ya que se mezclan historia y leyenda.
Uno de los elementos más destacables es el nombre mismo de la tribu: mexicas; hay que empezar aclarando que el término “azteca” es incorrecto. Si bien se usa para describir a la tribu que se asentó en el valle de México, en realidad hace referencia a todas las tribus que partieron de Aztlán, de los cuales los futuros mexicas solamente eran uno de tantos miembros (entre Tepanecas, Xochimilcas, Chalcas, Acolhuas, Tlahuicas y Tlaxcaltecas: las siete tribus nahuatlacas).

Por otra parte, no queda claro cuál es la relación entre Aztlán y Chicomostoc: hay quienes afirman (como el códice Boturini) que el último es un lugar de paso en la peregrinación de las tribus, mientras que otros como el códice Durán (elaborado en la época virreinal) sostienen que es el lugar de origen de las tribus. Los futuros mexicas, además, tienen el gentilicio de “mexitlin” en otras fuentes.

Además, según la tradición se dice que Acamapixtli fue el primer tlatoani de Tenochtitlán y quien fundó la ciudad, pero esto entra en conflicto si se investiga la figura de su antecesor Tenoch, a quien se supone fue nombrada la ciudad en su honor post mortem. La ciudad presuntamente se funda en 1325, pero Tenoch reina desde 1347 como gobernante y Acamapixtli le sucede en 1366. ¿Cómo explicar esta contradicción?

Si analizamos la serie de datos como la aparición del náhuatl y su llegada a Mesoamérica, así como la evidencia arqueológica de otros pueblos que tenían costumbres como la elaboración de tzompantlis, veremos que en realidad la tribu de los mexitlin se tenían como máxima autoridad a un Cuautlatoani, término que significa “el que habla como águila” y que a veces se traduce como “caudillo”. Los mexitlin parece que se dedicaban a la construcción, pero debido a sus costumbres (como la adoración de un dios de la guerra, que les valió el calificativo de herejes) y su constante búsqueda de independencia, les trajo la enemistad de las tribus cercanas.

Es así que los mexitlin se ubican en el lago de Texcoco. Memes y chistes abundan debido tanto a las inundaciones como a los constantes sismos a los que está sujeta la ciudad de México: ¿a quién se le ocurre construir una ciudad en medio de un lago? Resulta que el islote de México en el lago de Texcoco era un lugar estratégico para poder extraer roca de canteras cercanas. Los mexitlin se ubican allí y comienzan una serie de alianzas para hacer frente a distintas tribus: tepanecas, colhuas, etc. La pequeña ciudad que fundan allí se da en 1274 bajo el nombre de Cuauhmixtitlán: el lugar del águila entre las nubes.

Tras la muerte de Tenoch, Acamapixtli probablemente sólo renombró la ciudad, pero con este cambio también vino que los mexitlin se denominaran mexicas, así como la alianza entre los tlatoanis de Texcoco y Tlacopan (hoy Tacuba) para enfrentar a Azcapotzalco. La Triple Alianza trajo consigo la creación del Imperio Mexica y el título del Huey Tlatoani: el tlatoani más importante de entre los tres.
Esto que escribimos podrá ser debatido con gente especializada en Historia y no será sorprendente. Lo cierto es que las fuentes son pocas y responden a distintos intereses, así como a las visiones que cada Tlatoani probablemente quería esbozar sobre la historia de su pueblo.

Algo similar al fenómeno contemporáneo que se conoce en México como “la historia oficial”, sólo que en este caso las fuentes van mezclándose con leyendas, mitos y hechos reales que hacen difícil saber a ciencia cierta cuándo realmente se fundó la ciudad de México y bajo el reinado de quién. Lo único que pretendemos es darles a nuestros lectores una visión más amplia y los debates que rodean a este suceso con la esperanza de poder en el futuro encontrar una respuesta.







Temas relacionados

México   /    Ciudad de México   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO