Política

SCIOLI CONTRA LOS PIQUETES

La frutilla de un postre que ya estaba en mal estado

Recientemente escuchamos decir a Scioli que garantizará el orden en las calles si llega a ser presidente. Orden y “tolerancia cero con el narcotráfico”, todo en el mismo combo como parte de las promesas de campaña.

Myriam Bregman

Diputada nacional FIT | CeProDH | @myriambregman

Jueves 12 de noviembre de 2015 | Edición del día

El candidato preferido de los que llaman “a enfrentar a la derecha” adelantó que no permitirá los cortes de calle ni las protestas, garantizará el derecho a la circulación prohibiendo así el derecho legítimo a la protesta. También adelantó cómo lo llevará a la práctica. Si llega a ganar, él mismo se pondrá al frente de las fuerzas represivas y, sin esperar la orden de un fiscal o de un juez, dará vía libre para el desalojo.

El kirchnerismo ya viene en un importante giro con relación al derecho a la protesta, siendo la lucha de LEAR un punto de inflexión importante. Si bien nunca dudaron en usar la fuerza, el giro a la derecha más general del gobierno se fue plasmando también en este aspecto. La elección de Scioli como candidato es la frutilla de un postre que ya estaba ácido. Recientemente, lo vimos en el Chaco de Capitanich, donde las secuelas de la represión terminaron con la vida de Ángel Verón, uno de los referente de la lucha por vivienda en esa provincia, y esta semana lo volvimos a ver en el Conurbano bonaerense. Frente al reclamo de numerosas familias por la falta de viviendas, el gobierno respondió con la militarización y amenazó con repetir el brutal desalojo de 2010 en el Indoamericano. En aquella oportunidad, la intervención conjunta de la Federal y la Metropolitana, que tanto le gusta elogiar a Berni, acabó con la vida de tres ocupantes.

Como contracara, después de mucha lucha logramos demostrar ante la justicia que las protestas de LEAR fueron legítimas y que Berni, con su gendarme carancho, con su milico infiltrado, actuó en la más absoluta ilegalidad. Pero nada de eso importa a Scioli, consecuente con su línea, lo ha anunciado como una de las estrellas de su gabinete.

Macri es Macri. Por eso cuando asumió como jefe de gobierno, una de sus primeras medidas fue crear y preparar a la UCEP y la Metropolitana del Fino Palacios. A esta fuerza la vimos actuar en el Indoamericano, en el Borda, en el Barrio Papa Francisco y ahora, al mejor estilo de la Bonaerense, disparando contra Lucas Cabello. Ritondo del PRO, encargado de la seguridad de la Pcia. de Bs. As., elogió la gestión de Granados, que continuará su tarea en una provincia de Buenos Aires que cuando asumió Scioli tenía 27.800 presos, y ahora tiene más de 35.000, 2.200 en comisarías. Declaraciones como las de Scioli no fueron pensadas únicamente para ganar la elección.

Como venimos denunciando desde el Frente de Izquierda, Scioli y Macri se preparan para aplicar un plan de ajuste. Cuando ambos candidatos prometen ganancias millonarias para los empresarios, lo dicen claramente. Están dispuestos a tocar el bolsillo de los trabajadores, aplicar tarifazos, ajustar el salario. La agenda represiva forma parte instrumental de estos planes. Saben que los trabajadores opondrán resistencia y se preparan para doblegarlos. Los trabajadores y la Izquierda tenemos que prepararnos. Como primera medida debemos darle la espalda a los ajustadores con el voto en blanco, denunciar estos discursos de “mano dura”. Los piquetes y la huelga son métodos legítimos de lucha y, por ello, es una necesidad vital defenderlos.




Temas relacionados

Balotaje   /    Piquetes   /    Lear   /    Policia Metropolitana   /    Mauricio Macri   /    Criminalización de la protesta social   /    Daniel Scioli   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO