GALICIA

La fiscalía archiva la denuncia a Baltar por ofrecer trabajo a cambio de sexo

Queda archivada por parte de la fiscalía la denuncia presentada contra el presidente de la Diputación de Ourense, Baltar, por haber ofrecido presuntamente trabajo a cambio de sexo. Una muestra mas de la impunidad de la que goza la casta política.

Jacobo A. García

Vigo | @Jacobscarface

Jueves 3 de diciembre de 2015

El fiscal del caso Baltar ha decidido archivar la primera denuncia presentada contra el presidente de la Diputación de Ourense el pasado 13 de octubre por ofrecer presuntamente trabajo a cambio de sexo. Este órgano considera que tomando como base la declaración de la denunciante, las grabaciones aportadas y los mensajes de texto, concluye que no existe en las pruebas expresión clara sobre la vinculación entre una supuesta relación sexual con la promesa de trabajo.

La mujer afirmaba en aquel escrito que "el señor Baltar Blanco me prometió una plaza fija si mantenía relaciones sexuales con él" y que ella, "ante la necesidad del puesto, reconozco que accedí a mantener relaciones sexuales". Ayer la mujer decidió presentar una nueva denuncia ante el juzgado de guardia de Ourense. Asegura que hay miembros del personal de la Diputación de Ourense que conocen el asunto desde el año 2012. Y acusa a Baltar de supuestos delitos de acoso sexual, prevaricación y violencia de género.

Estos son los últimos hechos en relación al caso de abuso por parte del Presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, que venimos cubriendo en anteriores notas. Un caso de abuso con un profundo contenido machista. En aquellas, manifestábamos nuestra repulsa hacia estos hechos, la pasividad del gobierno y en especial la defensa de Baltar por parte de Feijóo y hacíamos referencia a la lentitud e ineficacia de la justicia ante estos casos. Todas estas expresiones son muestra de que aún existe una estructura clientelar y caciquil en Galicia, así como en otras partes del Estado Español.

En nuestra opinión, las pruebas aportadas por la denunciante son bastante claras. En las grabaciones se escucha claramente como Baltar ofrece trabajo, y asume con naturalidad una conversación donde la denunciante afirma que tuvo relaciones sexuales con él.

Conociendo el modo de actuar de la casta política en Ourense y en Galicia, para lo cual se podrían citar muchos casos, no nos sorprendería nada que los hechos fueran ciertos. Al mismo tiempo, la victima de este abuso sigue presentando nuevas denuncias y aportando en este caso testimonios de lo ocurrido por parte de miembros de la Diputación. Esto nos hace pensar que este caso dará mucho que hablar en las próximas semanas, a medida que van surgiendo cada vez más pruebas y testimonios a favor de la denunciante.

A nuestro juicio, es evidente que existe un trato de favor a Baltar, así como a los representantes políticos de la clase dominante gallega, por parte de la justicia. Ellos pueden jugar sus cartas para intentar escabullirse de los asuntos turbios de los que no quieren asumir las consecuencias. Ya nos tienen acostumbrados con los casos de corrupción, como con Bárcenas, la trama Gürtel o el escándalo de los Pujol en Cataluña, entre otros. Es claro que las excusas y las huidas hacia delante no son suficientes para engañar a los sectores populares. Para aquellos que sufren los recortes a la vez que ven toda serie de prebendas, privilegios y enriquecimientos ilegítimos en los políticos, archivar una denuncia por falta de claridad en las pruebas no goza de ninguna credibilidad.

En conclusión, Baltar hijo en lo esencial se comporta como un calco de su padre. Este último fue capaz de crear una red de tratos de favor y corruptelas sin preocuparse lo más mínimos por las consecuencias que podía acarrear para él, a sabiendas de la impunidad de la que goza la clase política.







Temas relacionados

Galicia   /    Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO