Internacional

TRATADO DE LIBRE COMERCIO

La firma del CETA, hermano menor del TTIP, se aplaza por bloqueo belga

La Unión Europea retrasa hasta el viernes el acuerdo como bloque del tratado de libre comercio con Canadá por la oposición de Valonia.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Miércoles 19 de octubre | Edición del día

Los veintiocho países socios de la Unión Europea han decidido este martes aplazar la firma del acuerdo de libre comercio entre Canadá y la propia UE (CETA por sus siglas en inglés). La oposición de Valonia, región francófona de Bélgica, ha impedido que el acuerdo sobre el que se considera el hermano menor del TTIP, llegara a concretarse hoy mismo en la reunión extraordinaria.

Por su parte, los responsables de comercio de los países comunitarios reunidos en el centro de conferencias de Luxemburgo, han trasladado a los jefes de Gobierno la responsabilidad de llegar a un acuerdo definitivo para el próximo viernes y poder autorizar la rúbrica de la UE como bloque, así como su aplicación provisional.

En ese sentido, Cecilia Malmström, comisaria de comercio de la UE, ha insitido en que los máximos mandatarios deben llegar a un acuerdo antes del viernes y sentenciaba que “Canadá tiene que saber si pueden reservar billetes o no”, en referencia a la cumbre bilateral del 27 de octubre en la que se tendría que plasmar la rúbrica final que de validez al tratado. Malström ha recordado también que antes de empezar la reunión ya advirtió de la complejidad de que todos los socios aceptaran la firma del CETA sin previa negociación.

En la misma línea, la mandataria ha señalado que las objeciones que pone Bélgica, ya fueron en su momento advertidas por otros paises miembros como podrían ser Austria y Eslovenia. No obstante, según fuentes europeas, estos ya habrían visto satisfechas sus preocupaciones.

Por otra parte, el eslovaco Peter Ziga, presidente de turno de la UE durante este mes y ministro de economía, ha querido rebajar la tensión, confirmando que las conversaciones con Bélgica siguen en marcha para llegar a una pronta solución, “la presidencia y la Comisión están comprometidas para lograr un resultado exitoso. Es un esfuerzo conjunto. Creo que llegaremos a un resultado positivo a tiempo, pero no podemos perder tiempo y desperdiciar esfuerzos", ha zanjado el actual presidente de la UE.

La comisaria sueca también ha querido mandar un último mensaje de calma explicando que “el Ejecutivo comunitario sigue trabajando con el Gobierno belga y con los ejecutivos de las regiones para escuchar sus preocupaciones y solucionarlas”.

Los acuerdos de libre comercio como el CETA o TTIP (negociado entre la Unión Europea y Estados Unidos), buscan establecer verdaderos tratados de “libre explotación” y responden a las aspiraciones del capital imperialista con el objetivo de unificar los mercados. Lejos, todo ello, de las preocupaciones de los millones de trabajadores y las clases populares que se verán afectadas con la firma.

De aprobarse estos tratados, que constituyen la punta de lanza de una nueva ofensiva capitalista transnacional en el marco de la crisis que arrastra la economía mundial y especialmente los países de Europa, supondrán un nuevo retroceso inminente a las conquistas ganadas durante décadas por la clase trabajadora mundial.

El sábado pasado, miles de personas se movilizaron en las calles españolas para decir NO al CETA y el TTIP. Veinte ciudades del Estado acogieron este #15O manifestaciones contra los acuerdos comerciales de la UE con EEUU y Canadá como parte de la campaña “Otoño en resistencia”.

La clase trabajadora europea tiene por delante el desafío de emplazar una dura lucha contra esta nueva ofensiva imperialista.




Temas relacionados

CETA   /    TTIP   /    Unión Europea   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO