Deportes

FÚTBOL

La fiesta del fútbol sojero

El club Agropecuario Argentino,propiedad del magnate y empresario sojero Bernardo Grobocopatel, ascendió al Nacional B en una vertiginosa escalada en la gran pirámide del fútbol argentino.

Alejandro Ibarra

@aletuertoibarra

Martes 6 de junio | Edición del día

Foto: sitio de La Voz del interior.

El club está situado en la localidad de Carlos Casares, en el interior profundo de la pampa bonaerense. Logró su ascenso a la segunda categoría del fútbol regido por AFA en un éxito sin precedentes.

Fundada el 23 de agosto de 2011,esta entidad deportiva surgida en las entrañas del imaginario del empresario agropecuario Bernardo Grobocopatel (uno de los zares de la soja y propietario de una extensión de tierra de 50.000 hectáreas aproximadamente) participó del torneo del interior 2012 como vencedor de la liga regional de su localidad, logrando la antipatía de equipos de arraigo local como Boca y Argentina 78.

En 2013 participó del torneo Federal B tras una reestructuración del mismo, consolidándose en dicho torneo (donde participaron entre otros equipos los históricos Mandiyú, Huracán de Corrientes y San Martin de Mendoza).

Luego de dos intentos frustrados en 2016, consigue el ascenso al Torneo Federal A. Con un presupuesto de los mas elevados de la categoría (de 700.000 pesos mensuales) no tiene un plantel elevado en cantidad pero cuenta con jugadores de basta trayectoria en el fútbol del ascenso que le dan jerarquía al equipo: Maximiliano Zbrun, Cristian Barinaga, el uruguayo Juan Andrés Tejera y el favorito del presidente del club, Gonzalo Urquijo (“es el único jugador por el que discutí con un técnico”, declaró Grobocopatel). Es el capitán, oriundo de Casares y quien se encarga de hacer goles.

Dirigidos técnicamente por quien fuera futbolista de Independiente, Juan Manuel “Chaucha” Bianco, lograron el ansiado ascenso el pasado 28 de mayo a falta de una fecha, tras la victoria de Gimnasia de Salta sobre su homónimo mendocino, su escolta en el pentagonal final.

Esta fugaz escalada se explica gracias a la billetera de Bernardo Grobocopatel, quien en lugar de gerenciar e invertir en un club local crea uno propio, ideando camiseta y escudo, construyendo un estadio propio que contará con instalaciones de primer nivel (el estadio Ofelia Ozenburg, llamado así en homenaje a su abuela), que será ampliado a una capacidad para 15.000 espectadores para cumplir el requisito mínimo para jugar el Nacional B.

En tiempos del fútbol moderno, los empresarios multimillonarios asiáticos invierten en clubes históricos como Chelsea, Manchester City y París Saint Germain;mientras tanto en Argentina, los fundan.






Temas relacionados

Bernardo Grobocopatel   /    Torneo Federal A   /    Primera B Nacional   /    Agropecuario   /    Soja   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO