Sociedad

OPINION

La farsa de la Mesa de Diálogo sobre minería sustentable

A pesar de que el pueblo de Mendoza ya dijo NO a la megaminería contaminante en nuestras tierras, el Gobierno insiste en avanzar con proyectos mineros

Daniela Álvarez

Docente | Mendoza

Martes 2 de agosto de 2016 | Edición del día

Foto: Tim Roberts Photography

Hace alrededor de un mes se llevó adelante la Mesa de Dialogo sobre minería sustentable, impulsada por el Gobierno de Cornejo, para poner a la minería en debate y “dialogar” de cara a la sociedad. La misma contó con la presencia de una especialista en ”optimismo”, Marita Abraham, el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, y el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú. Además estaban los gerentes y representantes del sector minero que buscan instalarse en nuestra provincia. También estuvo el australiano Mitch Hooke que es uno de los que lideró la campaña anti-impuesto a la renta extraordinaria de la minería, hace unos 8 años en Australia. Parecida a la resolución 125 de retenciones a la soja, pero en minería.

En general, predominó un discurso prominero. A las asambleas se les dio la oportunidad de pasar un documental llamado “La Tierra del Agua”. Al respecto, hubo risas y chicanas de parte de los empresarios y sus aliados. No fue un verdadero intercambio, sólo exposiciones con discursos en un mismo sentido: el de desarrollar la minería en nuestra provincia.

Marita Abraham, la especialista en charlas motivacionales invitada por los dirigentes de Cambia Mendoza, intervino diciendo que no era conveniente usar expresiones que comiencen con “no”, condicionando toda posibilidad de expresar el rechazo a modelos productivos basados en millonarias ganancias y depradación de la naturaleza.

Por su parte, La Izquierda Diario dialogó con integrantes de las asambleas, que se oponen a cualquier tipo de Megaproyecto minero. Las asambleas argumentan que estos mega emprendimientos se llevan casi todo lo que extraen, imposibilitando el desarrollo de otros tipos de actividades económicas ya que compiten por la utilización del agua, de la tierra y otros recursos. En una provincia, que está en su séptimo año de emegencia hídrica, no puede permitirse un proyecto minero como San Jorge, que consume por día la misma cantidad de agua que una familia en 20 años. Y en el marco de los tarifazos y la crisis energética tampoco se puede permitir una empresa como la brasilera Vale, que gastaría casi lo mismo de gas y energía que utiliza todo el Gran Mendoza en un día (alrededor de un millón de metros cúbicos).

El proyecto san Jorge extraería principalmente cobre y secundariamente oro. América latina representa el 45% de extracción de cobre mundial y sólo consume un 12%. Con respecto al oro, se conoce que se han extraído a lo largo de la historia, unas 175 mil toneladas en todo el mundo. En el Banco Mundial y en el FMI se encuentran unas 30 mil toneladas que se usan como reserva capitalista. Con esa cantidad, se podría abastecer la demanda industrial mundial de oro durante 100 años. Es decir, no es necesario extraer más. No es necesario seguir explotando montañas y contaminando ríos.

Desde las asambleas se plantea la posibilidad de que los pueblos puedan elegir democráticamente qué hacer con la extracción de minerales, qué tipo de actividad socioeconómica se quiere, qué se necesitamos consumir, y de qué forma. No se oponen a la minería de bajo impacto, como la cal, la arena, el ripio o la roca calisa para fabricar cemento.

El pueblo no eligió gastar los más de 2 millones de pesos que se invirtieron en la realización de esta mesa de no-diálogo. El Estado se hizo cargo de los viajes, estadía y confort de los empresarios que viajaron desde varios puntos del planeta para exponer sus proyectos de saqueo y contaminación.







Temas relacionados

Asambleas Mendocinas por el Agua Pura   /    Megaminería   /    Ecología y medioambiente   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO