Géneros y Sexualidades

SALUD PUBLICA

“La falta de profesionales especializados en atención a la niñez es muy grave”

La Licenciada Mónica Gatti, coordinadora del equipo de la Línea 102 de Atención al Maltrato y Abuso Sexual Infantil, expuso en la comisión de Desarrollo Humano y Social de la Legislatura neuquina.

Julieta Katcoff

Secretaría de las Mujeres Hospital Castro Rendón

Domingo 26 de julio | 12:51

Fotos: Flor Salto, diario Río Negro

Los diputados y diputadas de Neuquén comenzaron a debatir el proyecto de ley presentado por el Poder Ejecutivo provincial para la creación de un Observatorio sobre abuso sexual infanto juvenil.

En el marco de ese debate, fue invitada y participó de la reunión de Comisión, la Lic. Monica Gatti, coordinadora del Servicio de Atención al Maltrato y Abuso Sexual infantil, único equipo especializado en la temática que funciona en el hospital de mayor complejidad de la provincia.

El Poder Ejecutivo anunció la presentación de este proyecto junto con un paquete de proyectos, el día que Omar Gutiérrez asumió su segundo mandato en diciembre del año pasado.

Según el gobierno provincial, el objetivo del observatorio es lograr un sistema unificado de información y análisis de datos que contribuya a la definición e implementación de las políticas públicas en la materia, ya que el Estado necesita contar con datos reales y actualizados. Sin embargo, lo que el proyecto omite es que para dar respuesta a la situación actual de la infancia son necesarias políticas públicas que destinen recursos humanos y presupuestarios para ello y no simplemente visibilizarlo.

Te puede interesar: Las infancias y el doble discurso del Gobierno de Neuquén

La Licenciada Gatti comenzó su exposición dando a conocer el servicio, las demandas que recibe y la modalidad de intervención.

En la década del 80 en el servicio de pediatría del hospital Castro Rendón se reconoce la necesidad de crear un equipo interdisciplinario para dar atención especializada en una de las noxas que epidemiológicamente más afectan a la niñez como son el maltrato, el abuso y las violencias institucionales y sociales. A través del tiempo se construyó una importantísima matriz de experiencia interdisciplinaria con la atención de cientos de niños por año, se atiende anualmente un promedio de 800 niños y adolescentes.

En el año 1999 se instala, en concordancia con políticas nacionales que se hacían eco de los lineamientos de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, el teléfono 102 de ayuda a los niños. El mismo es un dispositivo pensado para que los niños y adolescentes puedan ejerciendo el derecho a ser oídos por sí mismos, pedir ayuda.

Actualmente, el Equipo de atención se encuentra conformado por una médica pediatra, una psicóloga, tres trabajadoras sociales, una técnica en relaciones comunitarias y una operadora de la Línea 102.

Gatti sostuvo que desde la experiencia en la atención, el contacto directo con la niñez sufriente y con las enormes dificultades que nos encontramos a diario para dar una respuesta integral por la falta de profesionales en todas las áreas y de recursos, es que nos sorprende este proyecto de Observatorio que implica una puesta de recursos para una tarea que bajo otros objetivos y parámetros podría realizarla el Consejo Provincial de la niñez que es el organismo que debe proponer políticas transversales que den respuesta a las múltiples necesidades y problemáticas de la niñez y adolescencia .

Las violencias que sufren los niños son diversas, dentro de la violencia intrafamiliar, el tipo de maltrato que afecta a la mayor cantidad de niños y niñas, es el maltrato físico y emocional seguido por las negligencias y abandonos, el abuso sexual aparece como tercera modalidad de violencia.

En ese sentido, afirmó que en el caso de realizarse una investigación diagnóstica orientadora de acciones y políticas debería incluir todas las violencias y no solamente al abuso sexual: las familiares, las institucionales, la violencia policial contra niños y jóvenes, las violencias sociales producto de la falta de acceso a la educación, salud, vivienda, alimentación deficiente por pobreza, etc.

Sobre el proyecto de creación de un observatorio provincial de datos, expresó su rechazo al uso de datos que puedan identificar a cada niño. Dijo que todos los años se elaboran estadísticas sobre la atención que permite conocer la evolución de las violencias, sus consecuencias, los factores de riesgo y protección y las nuevas problemáticas que se presentan. En ningún caso se necesita para esto la identificación de cada niño.

Y agregó que en el diseño y ejecución de políticas y programas de prevención de violencias, de promoción de tratos respetuosos, de conocimiento de los derechos de los niños, son muy necesarias y no es imprescindible para esto conocer datos específicos de pacientes que hacen a otro quehacer como la atención terapéutica y médica.

En la atención directa de la niñez se requiere extremar las precauciones para no dañar e intervenir solo cuando es necesario para su protección

Gatti reflexiona que en la atención directa de la niñez se requiere extremar las precauciones para no dañar, intervenir en la vida de los niños solo cuando es necesario para su protección. En cada intervención se pone en práctica el derecho del niño a ser escuchado y con los años aprendimos también a respetar sus silencios y esperarlos.

Sobre las dificultades que se presentan en la cotidianeidad de su tarea, expresó que a diario nos encontramos con la imposibilidad de los centros de salud y hospitales para recibir derivaciones de niños y sus familias para tratamientos psicológicos y seguimientos sociales por falta de profesionales con especialidad en niñez. Por lo cual terminamos haciendo una selección de los niños que peor están para derivarlos.

La falta de profesionales especializados en atención de niños y adolescentes en centros de salud y hospitales de la provincia es una problemática muy grave. Así como la inexistencia de una política de salud mental dirigida a la niñez que dé respuesta específica a los padecimientos que atraviesan tanto en la atención como en la prevención.

Nos encontramos con la imposibilidad de los centros de salud y hospitales para recibir derivaciones por falta de profesionales con especialidad en niñez.

Otra de las problemáticas que señaló que afectan a una enorme cantidad de niños, son los problemas de inserción en la escuela y de aprendizaje que suele ser el resultado de múltiples problemas como la violencia que padecen en sus hogares, las dificultades en las habilidades para la crianza de los padres, la pobreza estructural por falta de empleo de los cuidadores y de viviendas dignas. Las escuelas no cuentan con gabinetes multidisciplinarios que evalúen y traten los problemas de cada niño y la falta de psicopedagogos que hagan evaluaciones y tratamientos específicos.

Sostuvo que en esta realidad lo que hace falta desde el Estado es compromiso en fortalecer y crear donde no hay, equipos de atención para niños en salud pública, abordar los problemas que tienen los niños y adolescentes para permanecer en el sistema escolar dotando a cada escuela de los profesionales que se necesiten, aquellas escuelas que se encuentran en sectores sociales más vulnerables debieran ser las más equipadas y atendidas.

Para finalizar, Mónica Gatti afirmó que un modo de prevenir las violencias y el abuso sexual, es mantener a los niños y adolescentes en las escuelas fortaleciendo los programas de Educación sexual integral de manera de dar oportunidad a las víctimas de contar y pedir ayuda y por otro lado promover tratos respetuosos y no violentos.

Para prevenir las violencias y el abuso sexual es necesario fortalecer los programas de Educación Sexual Integral

En el próximo encuentro de debate de este proyecto, se invitará a referentes del Foro de defensa de la Niñez y Adolescencia.







Temas relacionados

ESI (Educación Sexual Integral)   /    Abusos sexuales   /    Hospital Castro Rendón   /    Neuquén   /    Salud   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO