Mundo Obrero

FAMILIAS EN LA CALLE NUNCA MÁS

La experiencia francesa de los "chemiots" y la lucha por los despidos en el Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia

Lunes 9 de julio | 10:06

Los chemiots

Hace más de tres meses los ferroviarios del SNCF (Sistema Nacional de Chemiots -ferrocarriles- Franceses) comenzaron una lucha contra la reforma a la empresa pública de dicho transporte en Francia. La reforma impulsada por Macron representa la persistente política de degradación laboral y social que este ha llevado a cabo en el país.

Los ferroviarios franceses se enfrentan a la destrucción del sistema público de trenes y la privatización y funesta competencia con una reforma que busca transformar la SNCF en una sociedad anónima y eliminar el estatuto ferroviario para los futuros trabajadores contratados por las privadas de la empresa. Las condiciones laborales de muchos/as trabajadores/as del sistema de ferrocarriles de Francia se verán precarizados directamente y también podrían enfrentar despidos masivos por cierres de secciones completas del ferrocarril.

Los ataques a los trabajadores de ferrocarriles en Francia no son hechos aislados, aeronáuticos, trabajadores de la energía, jubilados y estudiantes que pelean contra la selección en el ingreso a la universidad se han movilizado contra el gobierno de Macron y sus reformas que abiertamente atacan las condiciones laborales y de vida de miles en el país. Los ferroviarios han demostrado un ejemplo de lucha y organización contra las políticas empresariales del ex asesor económico del ex presidente Hollande, han guiado a los demás sectores a levantar una aguerrida lucha contra sus burocracias sindicales que se auto boicotean y contra las reformas del gobierno.

Las políticas reformistas de Macron a sectores públicos como el SNCF en la segunda economía de la Unión Europea son amenazantes en medio de un escenario internacional convulso con las políticas imperialistas de Trump y las distintas amenazas de alzas arancelarias que afectan directamente la economía de los países. Frente a este escenario, las políticas de Macri en Argentina, de Macron en Francia y, para no ir más lejos, de Piñera y los grandes grupos empresariales en Chile muestran cómo los distintos gobiernos buscarán mantener sus ganancias a expensas de la precarización laboral de las y los trabajadores de todo el mundo.

Los ferroviarios del FCAB en Antofagasta

Así como los “chemiots” de Francia, los ferroviarios del FCAB (Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia) se han enfrentado desde hace varios meses a ataques antisindicales como el Multirut, despidos injustificados de 19 trabajadores y profundización de la precariedad laboral en distintas áreas de la empresa, desde amputaciones de miembros por utilización de herramientas no profesionales, jornadas que superan las 24 horas y despidos antisindicales, como el de Nicolás Bustamante.

El imperio de Luksic

El grupo multimillonario Luksic, cuyo imperio sostiene en los holding Quiñenco y Antofagasta Minerals S.A., dueño del FCAB, Canal13 el Banco de Chile, Enex, Terpel, CCU y Madeco, entre otros, parece sentarse sobre Chile sin que nadie se lo impida, los miles de millones que aportó la familia a la campaña de Sebastián Piñera y sus conexiones políticas con aportes al emblemático y polémico caso Caval que involucró a la familia de Michelle Bachelet, aportan al envalentonamiento de sus ataques.

El neoliberalismo y el Multirut

El Multirut es uno de los sucios recursos que ha ocupado Luksic para atacar la organización de los trabajadores, dividirlos y precarizar aún más la vida de los mismos. La posibilidad de que la empresa tenga 4 razones sociales distintas que operan en el mismo lugar obliga a negociaciones sectoriales y coarta la capacidad que tiene la unidad de todos los trabajadores contra los ataques y por exigir derechos como el trabajo estable, no más despidos o condiciones laborales óptimas. El pasado 4 de julio el área Shipper, parte de las 4 empresas que componen el FCAB, junto Train, Ingeniería e Inversiones, informó del despido arbitrario de 19 trabajadores excusándose en la disminución de la producción de la Minera Escondida del grupo HP Billintong y una modificación contractual que obligaría la reducción de puestos de trabajo.

Los ejemplos de lucha y organización

Sin embargo, los ferroviarios demuestran ejemplos de lucha y organización a lo largo del mundo y los chilenos no son una excepción. Frente a la barrera que impone el Multirut a la organización sindical, se levantó el Sindicato Interempresa con dirigentes como Pablo Muñoz, que han dado la batalla por unificar a todos los trabajadores del ferrocarril y superar la división que Luksic pretende imponer entre sus trabajadores.

La reforma de Macrón y el Multirut utilizado por Luksic tienen en común la profunda precariedad y la manifiesta búsqueda por quitar derechos laborales a los trabajadores y abaratar costos en la mano de obra para mantener los bolsillos de las grandes empresas privadas a costa de privatizar servicios públicos como amenazan en Francia.

El Sindicato Interempresa, además ha levantado un fondo de lucha en solidaridad con las familias que Luksic ha dejado en la calle al despedir a 19 trabajadores amparado en el Artículo 161. Las y los trabajadores del ferrocarril de Antofagasta no han quedado indiferentes a los ataques que vienen sufriendo y a la precariedad abrumante que viven a diario mientras enriquecen a uno de los grupos más poderosos del país a costa de sus propias vidas.

Todas/os las/os trabajadoras/es en unidad contra la precarización del trabajo

Así como en Francia los trabajadores del SNCF han organizado huelgas inter sectoriales contra los ataques de Macrón, promoviendo la unidad contra las políticas de degradación y contra la reforma al sistema ferroviario con un plan de lucha que ha paralizado al país y que ha demostrado su negación al proyecto a pesar de la insistencia del presidente en su infeliz reforma, los trabajadores del ferrocarril de Antofagasta pueden ser un ejemplo de organización y unidad contra los despidos y ataques sindicales como en Maersk Container Industry, La Polar, Unimarc, Minera Escondida, Mantos Blancos, Komatsu, Planta de explosivos Orica, docentes y trabajadores del sector público, entre otros.

La precarización laboral y los ataques concretados en despidos, subcontratación, división de los trabajadores, por nombrar algunos, permitidos por la mezquina reforma de Michelle Bachelet, no pararán y por esto, los ejemplos de lucha y solidaridad son esenciales para defender los derechos que este gobierno de la mano de los grandes grupos económicos buscarán arrebatarnos desde los trabajadores hasta estudiantes y mujeres.

La lucha de las y los trabajadores es internacional

Los ejemplos de las luchas internacionales que dan los trabajadores deben alentarnos a alzar la voz contra los grandes grupos económicos que intentan que las consecuencias de las disputas económicas mundiales las carguen los hombros de las y los trabajadores y sus familias. Así como en Francia, la solidaridad debe seguir extendiéndose en apoyo a los 19 trabajadores despedidos y por la lucha contra la ofensiva empresarial, no solo en el ferrocarril, sino contra todos los ataques sufridos en distintos sectores, así como los ataques a la educación, a la salud y al sistema de pensiones en el país.

Finalmente, será la unidad y organización de las y los trabajadores la que hará retroceder al gobierno. Las organizaciones políticas que argumentan estar a favor de las luchas de los trabajadores y trabajadoras que se alzan en Chile, como Movimiento Autonomista del Frente Amplio, deberían ser los primeros en ocupar su influencia y apoyar a estos 19 trabajadores y sus familias que hoy lo necesitan con más urgencia que nunca.

El llamado a que todas las organizaciones sindicales, organizaciones políticas y organismos estudiantiles como la CONFECH, federaciones, se reafirma para que los ferroviarios y sus familias luchen aquí y en el resto del mundo contra la precariedad laboral, los despidos y los ataques de los grandes grupos económicos y los gobiernos empresariales.

Deposita tu aporte en la siguiente cuenta:
Cta. de Ahorro Banco Estado
N ° de Cuenta: 84660022502
Nicolás Bustamante Álamos
Rut:17.689.810-0






Temas relacionados

Campaña contra los despidos antofagasta   /   Familias en la calle nunca más   /   Ferroviarios   /   Opinión   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO