Deportes

FÚTBOL

La exagerada sanción a Messi, la vendetta de la FIFA y el difícil momento de la Selección de Bauza

¿Por qué la FIFA fue tan dura con Lío? El desafío de armar un equipo sin el jugador determinante para evitar la eliminación. ¿Bauza con las horas contadas?

Augusto Dorado

@AugustoDorado

Miércoles 29 de marzo | Edición del día

Foto: agencia AFP.

Si lo medimos con el foco puesto únicamente en los partidos cumplidos por la Selección Argentina (escribir “jugados” sería demasiada concesión para el rendimiento anodino del equipo de Bauza en estos dos compromisos ante Chile y Bolivia), el panorama es preocupante. Poco más de180 minutos de competencia (descartamos los sustantivos “fútbol” y “juego” por las mismas razones), apenas un gol de penal, sólo tres puntos que se alcanzaron por la generosidad de un árbitro que vio falta en un piletazo de Di María en el Monumental. Y lo peor, sólo 22 puntos de 42 posibles en 14 partidos (un 52,38 % de efectividad), lo que deposita al seleccionado argentino en zona de repechaje.

Si Argentina se mantiene en ese incómodo lugar, el candidato a rival es en principio Nueva Zelanda (extrañamente la FIFA determinó que Australia que era número puesto por Oceanía pase a jugar eliminatorias en la Federación asiática). Pero también pueden ser las competitivas Nueva Caledonia, Fiji, Tahití, Islas Salomón o Papúa Guinea. Como para ir mirando de reojo a las remotas islas del Pacífico.

¿Vendetta de la FIFA?

La sanción a Lionel Messi profundiza el panorama desolador. Los números hablan por sí mismos: con “La Pulga” conduciendo al equipo, Argentina ganó 5 partidos y empató 1; sin el rosarino, la performance es bajísima, con apenas 1 triunfo, 3 empates y 4 derrotas. Categórico.

Sin Lio en La Paz, y con el golpe que relativamente significó la noticia de su supensión pocas horas antes del partido, las chances de cosechar 3 puntos parecían escasas. El trámite del partido lo confirmó.

La sanción de FIFA a Messi es exagerada y desmedida: además de que no fue producto del informe de ningún árbitro ni asistente del partido ante Chile, en el que fue pescado insultando al línea, se le aplicaron la misma cantidad de fechas que a autores de codazos sanguinarios que provocaron heridas a sus rivales, o que la “mordidita” de Suárez a Materazzi en Brasil 2014. El cabezazo de Zidane en la final del Mundial 2006 mereció para FIFA 3 fechas de suspensión al ex futbolista, una menos que el exabrupto de Lío. Una muy buena compilación de ESPN demuestra que FIFA no mide con la misma vara las distintas faltas.

¿Porqué FIFA sancionó tan duramente? Escudado en su reglamento arbitrario, el organismo “demuestra” la justeza de la decisión. Pero aquel desplante de la dirigencia argentina en el estatuto de AFA por el cual dejaba afuera a CONMEBOL (organismo afín a FIFA) de la evaluación de los candidatos a presidente de AFA (punto del que finalmente los dirigentes nacionales tuvieron que retractarse) tal vez molestó a Gianni Infantino y su séquito, y jugó una carta para profundizar un poco la crisis de la Selección justo el día antes de que asuma Claudio “Chiqui” Tapia como presidente en Viamonte 1366. Tal vez FIFA no quiera tensar la cuerda sabiendo que no es lo mismo un mundial sin Messi, pero le envió el vuelto a la dirigencia argentina de aquel intento de desafío.

Plantel desanimado y crisis de Bauza ¿Hay futuro?

Sin embargo, analizando desde el punto de vista global de esta fecha de eliminatorias, el panorama no es tan malo, sobre todo por la caída de Uruguay ante Perú. Salvo Brasil que se cortó solo en la punta, hay solamente dos puntos de diferencia con el segundo (Colombia con 24), el tercero y el cuarto (Uruguay y Chile con 23). Uruguay es el próximo rival y un triunfo cambia el panorama. Pero desde lo futbolístico ¿es posible?

Bauza se mantiene en su puesto, al menos hasta hoy cuando sea ungido “Chiqui” Tapia y en los días subsiguientes. Tal vez, para comenzar con mejor imagen el flamante presidente de AFA evalúe despachar al “Patón”, que a esta altura no goza de mucha popularidad entre los simpatizantes y que además se ganó algo de antipatía en medios periodísticos deportivos por sus declaraciones desafiantes: “La Selección jugó 10 puntos”, “A mí no me tuerce nada ni nadie” (hablando sobre si pensó en renunciar), “Con los jugadores estamos firmes” (hablando del plantel que se niega a hacer declaraciones, con lo que eso significa para el “show bussiness” de los multimedios deportivos), etc.

Hasta fines de Agosto no hay revancha y se mantendrá la incertidumbre. Si no hay cambios en lo anímico difícilmente haya cambios en el rendimiento. ¿Tal vez para eso sea necesaria una renovación del plantel? Posiblemente. Pero mientras tanto seguirá pesando la presión, que le juega en contra a Bauza y a todo el plantel, lo integre quien lo integre. Sin el ancho de espadas de Messi.

¿Quisiera conocer un poco más sobre Nueva Zelanda o Tahití? Esperemos que sea en otro contexto.






Temas relacionados

Claudio “Chiqui” Tapia   /    Eliminatorias (nivel seleccionados)   /    Edgardo Bauza   /    Lionel Messi   /    FIFA   /    Selección Argentina   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO