Mundo Obrero Chile

CORREOS DE CHILE

La estrategia del "diálogo social" en Correos de Chile

El diálogo social como política impulsada por las directivas sindicales de Correos de Chile. ¿De qué se trata?

Lunes 8 de mayo | 08:23

La política del “diálogo social” nace en Correos de Chile después de la experiencia de huelga llevada a cabo el año 2013. Una huelga de 23 días que contó con la participación trabajadores y trabajadoras postales a lo largo de todo el país, en medio de una negociación colectiva sentida por las bases, contando con la participación de todos los sindicatos.

Esta experiencia fue especialmente importante, pues se activó el cuerpo de delegados de correos, que tomaron en sus manos desde un primer momento la organización y coordinación de la lucha, imponiendo un paro ilegal primero, y motorizando la continuidad de la huelga. Se pusieron en pie métodos combativos de parte de los correanos como, los cortes de ruta, o la toma de la ribera del Río Mapocho.

Esta combativa huelga demostró la fuerza que los trabajadores pueden adquirir a partir de la organización desde las bases del sindicato, como fue la acción de los delegados en la huelga, cuestión que expuso frente a los ojos de millones la política del Estado sobre correos, de mantener los sueldos estancados, desentendiéndose del financiamiento de este servicio, poniendo blanco sobre negro que para que los trabajadores le arranquemos nuestras demandas a la empresa, bajo la administración que sea, será en lucha abierta contra la lógica de mercado que ve a los trabajadores solo como números.

El año 2014 con la actual administración elegida por la Nueva Mayoría, los dirigentes de la Fetracortel, mayoritariamente militantes de los partidos del gobierno (PS, PC y DC), definieron una estrategia opuesta a fortalecer a los sindicatos desde las bases, planteando la política del diálogo social como salida pacífica a los conflictos dentro y fuera de las negociaciones colectivas.

Esta política consta básicamente en un

“intercambio de información y opiniones” de parte del sindicato para con la administración de la empresa. Pretendiendo ser representativa, es que se busca un ida y vuelta de las demandas de los trabajadores antes de las negociaciones colectivas para así poder dar salidas "pacíficas" y llegar a acuerdos intermedios que puedan favorecer a ambas partes” (Comunicado Nacional N°12 Fetracortel 29/12/15).

¿Es posible que ambas partes salgan favorecidas?

Durante estos años los trabajadores de base poco y nada sienten las consecuencias de esta nueva lógica. Si hoy tenemos el articulo 50 estamos convencidos que fue por la lucha histórica que dimos el 2013, a los trabajadores no nos regalaron nunca nada. Empero no así sus dirigentes sindicales, mayoritariamente militantes de partidos del régimen que aún siguen en la directiva llevan años con fuero y liberados de funciones. Es decir, son dirigentes que pierden el hábito del trabajo y que se alejan cada vez más de la realidad de los trabajadores postales de Correos, impulsando estas políticas de sindicalismo "positivo" que al final no tienen ninguna incidencia en cómo cambian las condiciones laborales de los y las trabajadores postales.

En el último proceso de negociación colectiva legal el año 2016, los dirigentes evitaron la huelga, y la posibilidad de poner en movimiento nuevamente la fuerza los correanos. Amarraron la mayor parte del petitorio a mesas de trabajo las cuales hasta este momento todas se encuentran estancadas, dialogando que la nueva implementación de equipo de trabajo en algunos CDP son el crédito de sus gestiones sindicales. Pero la verdad es que el sueldo base, rentas variables, vestimenta y la jornada siguen postergados y no ha habido ninguna pronunciación al respecto. Recordemos que los trabajadores postales no solo de implementos de trabajo viven, es necesario un real aumento de sueldo y el reconocimiento de la antigüedad de los compañeros, es un robo ganar 300 mil pesos con 30 años de servicio.
El dialogo social entonces, ¿a quién termina favoreciendo?

A recuperar nuestros sindicatos: ¡Por un sindicato único e independiente del gobierno!

La actual lógica del dialogo social, termina siendo una reproducción de un sindicalismo de los acuerdos por arriba, como impulsan los dirigentes de la CUT, que han transformado a la central adaptada al gobierno, subordinando a los trabajadores, dejando pasar los despidos, y una reforma laboral que le niega el derecho a negociar a los contratistas.

La estrategia del dialogo social demostró su funcionalidad a la empresa. Los sindicatos bajo esta perspectiva son funcionales a la administración de turno y dejar de ser una herramienta de lucha para los correanos, en la defensa de nuestros derechos, y como espacios de organización para arrancarles nuestras demandas a los gerentes de sueldos millonarios que desfilan cada 4 años marcando el paso con la plata de una empresa que le pertenece a todos los chilenos.

Necesitamos sindicatos que sean independientes de la administración y el gobierno de turno. Solo la unidad de los trabajadores hace su fuerza, hay que avanzar a un sindicato único, luchar por fuero a los delegados para fortalecer el sindicato desde las bases.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Correos de Chile   /   Trabajadores   /   Sindicatos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO