Géneros y Sexualidades

La escuela y el micromachismo: campaña del Lengüitas con frases de docentes se vuelve viral

Finalizando el mes de junio, la Comisión de Género del colegio porteño ENS en Lenguas Vivas "Sofía E. B. de Spangenberg", conocido popularmente como el “Lengüitas”, lanzó una campaña en las redes sociales de placas, con dichos poco afortunados de los docentes de esa institución.

Martes 12 de julio de 2016 | 08:50

La intención de los alumnos y las alumnas fue “repudiar los micromachismos que tienen lugar en ese colegio…(ya que) es necesario que se visibilicen y se desnaturalicen las distintas formas de agresión machista, xenófoba, racista, misógina, anti semita, lesbofobia, transfobia, homofobia etc. que sufren día a día como alumnxs en el aula”

La campaña no tardó mucho en viralizarse, con comentarios que despertaron la indignación de los usuarios de las redes.

La escuela, en tanto institución social encargada de socializar a las nuevas generaciones, siempre contribuye a formar concepciones, formas de entender y vivir la sexualidad en un contexto social más amplio que sostiene pautas de comportamiento sexual hegemónicas.

En las interacciones entre los y las docentes, y los alumnos y las alumnas se ponen en juego supuestos sobre cómo debe ser una mujer y un hombre. (1) .Así, las instituciones escolares son un escenario donde aparecen representaciones socialmente construidas, pero también se legitiman relaciones de poder. De esta manera, se imparten representaciones acerca de lo femenino y masculino ligado a la mujer y el hombre respectivamente. “La masculinidad tiende a definirse en oposición y superioridad frente a lo femenino” ( 2) .Sin embargo el estereotipo de masculinidad no solo es opresivo hacia las mujeres, sino también hacia las masculinidades subalternas. Creemos que las frases que señalamos aluden a estas cuestiones y son buenos ejemplos de cómo estos supuestos se introducen en el discurso institucional y se reproducen a nivel social.

Según el marco de la Educación Sexual Integral, las enseñanzas relativas a la sexualidad deben desarrollarse a partir del respeto hacia las vivencias personales del cuerpo y la construcción de la identidad de los niños y las niñas y adolescentes en pos de contribuir a mejorar las relaciones interpersonales a través del fortalecimiento de la autoestima. (3) Este enfoque intenta comprender las relaciones interpersonales desde un marco cultural e histórico a partir del cual se construyen las expectativas respecto al cuerpo sexuado (4)

En una nota anterior, abrimos la discusión de la necesidad de la implementación de la ley de Educación sexual Integral, incorporando las identidades trans, pero también la importancia de que romper con los estereotipos que se imponen socialmente. Los ejemplos sobre los dichos del Lengüitas, seguramente se multiplican por millones en todo el país, tanto en escuelas públicas como privadas.

Creemos que la formación docente en cuanto a la ESI, no garantiza que dejen de haber docentes y autoridades con aspectos machistas, xenófobos, homofóbicos, etc. Pero si puede ser el puntapié para reflexionar desde un punto de vista critico estos estereotipos y enseñar contenidos de sexualidad desde una perspectiva de género.

También creemos que puede permitir que los estudiantes, cuenten con una herramienta para desnaturalizar cuestiones como estas, ya que no es lo mismo que lo digo un compañero de clase a que lo diga el maestro o el profesor.

La batalla cultural sobre la diversidad o disidencia sexual aún no está saldada, la discriminación en las aulas es evidente en casos como estos. La imposición de formas únicas y estereotipadas de ser un varón y una mujer, cual es el rol que se espera que cada uno/a cumpla en la sociedad, siguen siendo moneda corriente en las aulas y las filas en las escuelas. En los jardines siguen habiendo “pintorcito rosa y azul” al igual que en las escuela primarias y secundarias, sigue habiendo filas de varones y mujeres.

Resulta fundamental promover la diversidad y el respeto hacia las diferencias, evitando las conductas de discriminación por parte de los docentes y las docentes hacia las familias. En este camino, los y las docentes cumplen un rol fundamental como sujetos de cambio y transformación social, capaces de romper el paradigma hegemónico sobre la sexualidad y construir otro que pueda incorporar la diversidad como valor positivo. En ese sentido, creemos que la Ley de Educación Sexual aparece como una herramienta adecuada para repensar las prácticas docentes e institucionales.


1. Morgade, G (2001) “Relaciones de género y saberes sociales: las fuentes del currículo formal”, “Miradas, gestos y omisiones. formas y sentidos de currículo real” en Aprender a ser mujer, aprender a ser varón. Novedades Educativas. Buenos Aires.

2. Idem.

3. Programa Nacional de Educación Sexual Integral, Ministerio de Educación de la Nación (2010) Serie de Cuadernillos ESI

4.Morgade, G (2006) “Educación en la sexualidad desde el enfoque de género. Una antigua deuda de la escuela” Novedades Educativas. N 184.







Temas relacionados

Terciarios   /    Machismo   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Géneros y Sexualidades   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO