Géneros y Sexualidades

ACTUALIDAD

La equidad de género y la farsa de las mujeres del W20

Mauricio Macri cerró esta semana la cumbre del Women 20 (W20). Ellas integran corporaciones empresarias. Las trabajadoras tendrán su propio encuentro este fin de semana para debatir cómo parar el ajuste que preparan.

Rosa D'Alesio

@rosaquiara

Sol Bajar

@Sol_Bajar

Viernes 5 de octubre | Edición del día

En medio de la crisis económica que golpea a la Argentina, de los acuerdos con el FMI y del ajuste que sacude las condiciones de vida de millones de familias, las integrantes del W20 se reunieron para debatir sobre “el empoderamiento económico” de las mujeres. La mitad de las panelistas representaron a trasnacionales y corporaciones empresarias.

Por decisión de Mauricio Macri, presidió el evento la empresaria bodeguera Susana Balbo, ex diputada de Cambiemos y férrea opositora al derecho al aborto. La acompañó Andrea Grobocopatel, del millonario holding agropecuario Los Grobo. La esposa del presidente, la empresaria textil Juliana Awada, abrió el evento de las mujeres del poder y los negocios capitalistas. Hablaron de "inclusión" laboral, financiera, digital y rural con un sólo objetivo: promover la "inversión" de los grupos económicos ligados al G20. Entre las voceras de estas “demandas” estuvieron nada menos que la Reina Máxima de Holanda, la CEO de Coca-Cola y la directora ejecutiva de la Escuela de Negocios de la Universidad Austral (del Opus Dei).

Tras recibir una serie de “recomendaciones” para promover “la equidad”, Macri habló en el cierre de la cumbre de las medidas que tomó "para fomentar la inclusión de las mujeres en el mercado de trabajo", además de hacer demagogia con el debate sobre aborto y el derecho a "que cada joven pueda elegir y planificar cuándo ser madre, si desea hacerlo". Lo que no dijo es que su gobierno recorta la entrega de métodos anticonceptivos, y por supuesto evitó mencionar que su bloque en el Senado aportó la mayoría de los votos para impedir, con la colaboración del PJ y el lobby de las Iglesias, la legalización de este derecho.

Para sostener su discurso de ficción, también evitó mencionar que según datos oficiales la desocupación creció en el último trimestre, llegando para las mujeres al 10,8 por ciento: dos puntos más que en los varones. Como si no fuera suficiente, dijo que buscará erradicar ¡para 2025! la “brecha salarial” que distancia a varones y mujeres en más de un 27 %, en detrimento de ellas. Así lo denunció la exdelegada de Kraft Foods Argentina, Lorena Gentile, en una reunión que se realizó en el Congreso, justamente para debatir sobre el proyecto del macrismo de “equidad de género” en el ámbito laboral. Como dijo Gentile, las mujeres realizan los trabajos más precarios, tienen las peores categorías y cobran un salario menor al de los varones por la misma tarea.

Ellas y nosotras

Más allá del discurso que expusieron en el CCK, las empresarias, directoras de diversas corporaciones y funcionarias políticas de los países que integran el G20, se reunieron para aplicar la agenda que preparan para imponer una mayor precarización laboral y un mayor endeudamiento. Cualquier otro discurso debe interpretarse como una farsa. Esas mujeres, repletas de joyas y autos de alta gama, viven de explotar el trabajo asalariado, aunque hablen de equidad para maquillar a los grupos económicos responsables del trabajo precario, de las jornadas extenuantes, de los despidos que afectan particularmente a las obreras.

Eso fue lo que también denunció el sindicalismo de izquierda en la reunión de este martes en el Congreso Nacional, donde Gentile y su compañera Lucrecia Borge, de la Comisión de Mujeres de MadyGraf (ex Donneley), hablaron de la realidad que las distancia de manera insalvable de las mujeres del W20: “la mamá que hoy no puede alzar a su hijo por las tendinitis que causan los ritmos de trabajo, las mujeres que sufren abortos espontáneos en las líneas de producción, las que llegan después de largas jornadas y tienen que seguir trabajando, van a seguir viviendo esta realidad, porque el mayor disciplinador que lograron las patronales es dejarnos en la calle”, afirmó Gentile.

Lo sabe el presidente Macri, y por supuesto, lo saben también las autoridades y mandatarios del G20, que se reúnen justamente para coordinar esos planes de ajuste a escala global, junto con el mundo de las finanzas, las multinacionales y organismos internacionales como el FMI, que conduce Christine Lagarde. Quieren descargar su crisis sobre las espaldas de les trabajadores y pobres.

La agenda de las mujeres no es la del W20

Entre la realidad de las mujeres del W20 y la de las mujeres que desde 2015 protagonizaron las movilizaciones por Ni Una Menos, o más recientemente en la marea verde, hay una enorme brecha. Más aún para las que hoy enfrentan el ajuste de Cambiemos, los gobernadores y el FMI.

Lejos de la comodidad en la que viven esas mujeres, la vida de las mayorías trabajadoras y pobres transcurre haciendo malabares para llegar a fin de mes, para acceder al empleo, para garantizar el trabajo doméstico no remunerado, que también recae mayoritariamente sobre ellas, igual que las tareas de cuidado y de crianza de los hijos. Estas mujeres cargan en sus espalda la doble o triple jornada laboral.

Ante los despidos, ellas se vuelven a poner al frente. En el Astillero Río Santiago, decidieron estar en la primera fila junto a sus compañeros, en defensa de la fábrica. “Nos organizamos para pelear contra los planes del gobierno de Macri, Vidal y el FMI”, cuenta Nora Buich, integrante de la agrupación Marrón Clasista. Como señala, las astilleras sabían que movilizarse en defensa de su trabajo implicaba enfrentar la represión de la gobernadora María Eugenia Vidal. Pero no retrocedieron. "Ningún trabajador dice que hay que esperar al 2019", agrega.

Lorena Gentile, Nora Buich, Lucrecia Borge, que luchan por los puestos de trabajo como en Kraft, Agroindustria, Astillero, Hospital Posadas, Madygraf, integran el Movimiento de Agrupaciones Clasistas. Junto a sus compañeros, a la agrupación de mujeres Pan y Rosas y a las diputadas del PTS en el Frente de Izquierda, como Myrian Bregman, Nathalia Gonzáles Seligra, Natalia Morales, Laura Vilches y Noelia Barbeito, van a participar este sábado de los encuentros/actos anticapitalistas que se realizarán en las principales ciudades del país. Tienen un gran desafío: sumar a decenas de miles para derrotar el plan de ajuste de Macri, los gobernadores y el FMI. Desde La Izquierda Diario te invitamos a acompañarlas. La lucha es ahora.







Temas relacionados

Movimiento de mujeres   /    G20   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO