Política México

CORRUPCIÓN

La entrega de Padrés y la descomposición de los partidos tradicionales

Guillermo Padrés, exgobernador panista de Sonora, se entregó hoy. Está acusado de enriquecimiento ilícito, desvíos de fondos públicos y lavado de dinero, entre otros cargos. También su hijo fue detenido. Una muestra más de la decadencia de los políticos al servicio de los empresarios.

Flora Ramírez

México D.F.

Jueves 10 de noviembre | 21:36

Tras brindar una entrevista en Radio Fórmula en la mañana de este jueves 10 de noviembre, Guillermo Padrés se entregó en el Reclusorio Oriente, luego de dos años de andar ocultándose.

Entre las acusaciones que enfrenta está la evasión de impuestos y el desfalco al erario público por más de 30 mil millones de pesos. También de tortura, privación ilegal de la libertad, tráfico de influencias, asociación delictuosa y ejercicio abusivo de funciones, entre otros.

Como Javier Duarte, el exgobernador de Veracruz y militante del PRI, prófugo. Como Ángel Aguirre, exgobernador de Guerrero, del PRD, impune aun cuando es uno de los responsables de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa y está vinculado con el crimen organizado. Como Andrés Granier, César Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo, Rodrigo Medina de Nuevo León y tantos más.

Sí, el gobierno puede sacrificar algún que otro alfil, para tratar de recomponer su imagen. Pero la esencia no cambia. Aunque no está descartado que salga impune defendido por los abogados del PAN.

El PRI, el PAN y el PRD gobiernan al servicio de los empresarios y el imperialismo estadounidense. Tienen vínculos con el narcotráfico. Los altos funcionarios de esos partidos reciben millones –y todo tipo de dádivas generosas, como mansiones y joyas- para administrar y legislar el país de modo tal de que siempre se beneficien los negocios de los empresarios. Así están desmantelando Pemex, así permiten ecocidios como el de Tajamar en Quintana Roo.

Ya Andrés Manuel López Obrador, principal referente del Morena había anunciado que les perdonaría sus fechorías. Ahora, más explícito, habla de la unidad nacional para proteger los negocios capitalistas ahora del proteccionismo impulsado por Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos.

¿Unidad de la clase trabajadora, las mujeres y la juventud con los empresarios que les arrebatan sus vidas, que les roban el futuro?

La única unidad viable es la de los de abajo, en forma independiente de todos los partidos hoy con registro, para enfrentar la crisis abierta con el efecto Trump y la aplicación de las reformas estructurales.

Al mismo tiempo, la única forma de terminar con la corrupción congénita del capitalismo, y cerrar el camino a todos los Padrés y Duarte, es terminar con los privilegios de la “clase política”. Que todo funcionario gane como una maestra.




Temas relacionados

Política México   /   Guillermo Padrés   /   Sonora   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO