Cultura

LIBROS

La educación de la clase alta argentina Entre la herencia y el mérito, de Victoria Gessaghi

Domingo 16 de octubre | Edición del día

“La elección de los elegidos”. Con esta frase aludía el gran sociólogo Pierre Bourdieu a la particular forma que tiene la clase alta de legitimarse como tal en el sistema educativo. Era su forma de desnudar los andamiajes de un sistema que reconoce a los ya previamente reconocidos, volviéndolos aún más aptos para ocupar posiciones de poder. Esa “mejor posición” en el mundo del trabajo, capital social y simbólico acumulado, es, siguiendo a Bourdieu, valiosa para el análisis social dado que demuestra que las cosas no han sido así siempre (y que por lo tanto el hombre las puede modificar con su práctica).

¿Cómo se las arregló la clase alta para convertirse de aristocracias ganaderas caídas en desgracia a profesionales, políticos, y dirigentes de nuestro país? Bueno, La educación de la clase alta argentina, contribuye a esclarecer este punto de una forma pintoresca y entretenida por distintos motivos.

En primer lugar, la investigación de la antropóloga Victoria Gessaghi mantiene un tono confesional (conseguido mediante las entrevistas con familiares pertenecientes a la clase alta, por compartir ámbitos de actividades, algunos más o menos casualmente) con datos curiosos e incluso algo insólitos, pero no por eso, superficiales. Muy por el contrario: Family days, deportes grupales, tés solidarios de exalumnos, los universos en juego a los fines del análisis son variados y si bien pueden parecer ámbitos banales, estas reuniones son esenciales para entender el proceso educativo que se fue gestando durante todo el siglo veinte. En segundo lugar, tiene el mérito de poder responder, mediante la utilización metódica de estos discursos, a la pregunta de cómo ha sido posible que una educación planteada como pública, por niveladora e integradora, haya terminado sucumbiendo a los intereses de la clase que detentaba el poder económico. Lo anterior es posible, ya que La clase alta en la argentina logra describir la forma en que esta clase ejerció la manipulación para no verse desplazada de la única esfera que detenta por derecho, la del amo, la del ejercicio del poder. En este sentido es que desnaturaliza una relación saber/poder que muchas veces aparece reificada como “don” en el estudio de las clases pudientes. El interrogante más preciado que nos deja este libro: ¿Podría ser verdaderamente pública la educación? Sin dudas este es un recurso de interés para los que persiguen, al menos, esa utopía.




Temas relacionados

Educación   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO