Economía

NEUQUÉN

La deuda pública en Neuquén supera los 26 mil millones de pesos

En sintonía con el gobierno nacional y una política sistemática de endeudamiento y ajuste, el gobierno del MPN viene tomando deuda amparándose en un supuesto déficit fiscal elevado.

Lunes 12 de junio | 22:56

Según datos del Ministerio de Economía e Infraestructura de Neuquén, la deuda pública provincial alcanza los 26.318 millones de pesos en el primer trimestre del año. Esta cifra comprende además el stock de pasivos y la deuda del tesoro.

La semana pasada el ministro de economía e infraestructura de Neuquén, Norberto Bruno declaraba que no había intenciones de tomar más deuda, que estábamos ante una situación económica "equilibrada" y que “el endeudamiento que tomamos este año fue para hacer frente a los vencimientos de deuda”.

Ahora ¿Qué tiene que ver esta deuda con los intereses de los trabajadores?
Pues todo. En una provincia donde hay más de 80 mil trabajadores estatales, sus aportes al ISSN por ejemplo significan una gran entrada de dinero a las arcas del Estado.

Marx dice en El Capital “Que la única parte de la llamada riqueza nacional que realmente se encuentra en posesión colectiva de los pueblos es (…) su deuda pública” y sigue: "los préstamos le permiten al gobierno cubrir gastos extraordinarios sin que el contribuyente lo perciba de inmediato; pero al fin y al cabo, exigen impuestos más elevados para enfrentar las consecuencias. De otra parte, el aumento de los impuestos, provocado por la acumulación de deudas contraídas sucesivamente, obliga al gobierno –al efectuar nuevos gastos extraordinarios- a recurrir a nuevos créditos. El sistema fiscal moderno, cuyo eje lo constituyen los impuestos sobre los medios de subsistencia más imprescindibles (o sea, su encarecimiento), lleva en sí, por tanto, el germen de su progresión automática. Los impuestos excesivos no son un hecho pasajero, sino más bien un principio".

Cuando hablamos de endeudamiento público, nos referimos a que el Estado permite a un sector de empresarios de entidades financieras, inversores y acreedores utilizar estos títulos de deuda como una oportunidad para amasar ganancias. Las letras del tesoro por ejemplo son activos a corto plazo emitidos por el Tesoro Público, y según el gobierno sirven para financiar el déficit público. Los acreedores del Estado, en realidad, nada entregan y nada invierten porque la suma prestada se transforma en títulos de deuda pública, fácilmente transferibles, que en sus manos siguen funcionando como si fuesen la misma cantidad de dinero en efectivo. Entonces el Estado provincial se endeuda en dólares usando los sueldos de los trabajadores estatales como garantía, para que bancos y empresas privadas hagan sus negocios hipotecando nuestro futuro.






Temas relacionados

MPN   /    Deuda pública   /    Opinión   /    Neuquén   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO