Internacional

MERCOSUR Y OEA

La derecha regional prepara una mayor injerencia sobre Venezuela

Tras el giro bonapartista del gobierno de Maduro, el Mercosur y el Secretario General de la OEA llaman a reuniones para definir sanciones y una mayor injerencia sobre la política venezolana.

Sábado 1ro de abril | Edición del día

A la sentencia del Tribunal Supremo venezolano, que acentúa el bonapartismo del Gobierno de Maduro, le siguió una serie de declaraciones de los gobiernos de la derecha regional, y el llamado a una reunión urgente de los cancilleres del Mercosur y la OEA.

Uno de los primeros en salir ayer a hablar de una "ruptura del orden constitucional" en Venezuela fue Mauricio Macri. Una declaración que formalizó junto a Lilian Tintori, esposa del encarcelado Leopondo Lopez, referente de la oposición de derecha golpista en ese país.

Te puede interesar: Macri golpista en Brasil, republicano en Venezuela

Las declaraciones de "defensa a la democracia" de Macri no dejan de sorprender, viniendo del presidente que primero reconoció al gobierno de Temer en Brasil tras el golpe institucional que terminó con la destitución de Dilma Rousseff.
Pero Macri no estuvo solo, los gobiernos de Estados Unidos, Brasil y Perú, al mando de claros referentes de la derecha continental, anunciaron que sus representantes en Venezuela serán retirados de aquel país después del anuncio de la medida sobre la Asamblea Nacional.

El Mercosur que expulsó a Venezuela llama a reunión para discutir la situación del país

El Mercosur convocó para este sábado a los cancilleres de los países miembros para mantener una reunión "urgente" sobre la "grave situación institucional" de Venezuela, además de reiterar el apoyo del bloque a los principios del Estado de Derecho, informaron hoy fuentes oficiales.

El Mercosur expulsó a Venezuela del bloque en diciembre pasado tras varios meses de provocaciones. El objetivo de esa sanción, perseguida centralmente por el gobierno de Argentina, Brasil y Paraguay, era el de enviar un claro mensaje sobre el giro a derecha que vive la región, aislando al gobierno de Venezuela y envalentonando a la oposición de derecha en ese país. De hecho la expulsión de Venezuela del Mercosur tuvo el visto bueno de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que aglutina a la oposición de derecha.

Te puede interesar: El Mercosur le cierra las puertas a Venezuela

La escena de represión sobre la canciller Venezolana en diciembre pasado. que quería entrar a la reunión del bloque a la que ya no la habían invitada, vino a coronar la expulsión de Venezuela de un Mercosur que meses antes venía de festejar el ascenso de Temer al gobierno de brasil tras el golpe institucional.

Almagro vuelve a la carga con la aplicación de la carta democrática

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, principal promotor de que se aplique la Carta Democrática a Venezuela y se lo suspenda del organismo, volvió a la carga con un pedido de reunión urgente de la OEA.

No llama la atención que Henrique Capriles, uno de los principales referentes de la oposición de derecha venezolana haya viajado de emergencia a Washington para reunirse con Almagro. Capriles ya había pedido la semana pasada la suspensión de Venezuela del organismo.

Almagro no actúa solo como vocero de la derecha en Venezuela, sino de la derecha regional. Ya el pasado 10 de febrero, sostuvo que actualizaría el informe de 132 páginas presentado el año pasado en el que concluye que en Venezuela existe una "alteración del orden constitucional que afecta gravemente al orden democrático" para poder activar la Carta Democrática Interamericana de la OEA. La propuesta la volvió a hacer en la última reunión, hace pocos días, que terminó sin acuerdo.

No hay dudas de que la resolución del Tribunal Supremo venezolano responde a un salto en el giro bonapartista del gobierno de Maduro y que nada en absoluto tiene que ver con los intereses del pueblo trabajador. Sin embargo, los trabajadores y el pueblo de Venezuela tampoco pueden esperar nada positivo de organizaciones como el Mercosur y la OEA, o de la derecha regional que solo busca fortalecer a la oposición en el país por medio de una mayor injerencia y persiguiendo sus propios intereses.

Te puede interesar: La sentencia del Tribunal Supremo acentúa el bonapartismo del Gobierno de Maduro




Temas relacionados

Luis Almagro   /    Michel Temer   /    Venezuela   /    OEA   /    Henrique Capriles   /    Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /    Mercosur   /    Mauricio Macri   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO